guadaña octubre
visita inesperada
lustrad
jmcp
evanora
medictum ok
el barbas

JORDI SKYWALKER: NEO HIPPY FUSION ZOO

15 noviembre, 2010 8:15 pm Publicado por  – Deja tus comentarios

Doce años llevábamos sin saber nada del que fuera líder y voz del grupo madrileño Buenas Noches Roses. Tras la espantada del voceras hacia una vida menos encorsetada y más sana y natural, paseó a sus burros por Almería, Francia y Zaragoza.

Su vuelta a la música le ha traído por otros derroteros más originales pero menos crudos.

Muchos nostálgicos de su anterior grupo se dieron cita en la céntrica Sala El Sol para comprobar si Jordi conservaba no sólo la voz sino el histrionismo de antaño, y por qué no, salivar ante la idea de disfrutar algún tema de su anterior etapa musical; nada más lejos de la realidad porque ni un solo miembro de los de Osuna se dejó caer por el debut de su amigo.

“Simple” es el primer corte elegido para calentar motores y suavizar gargantas. El frontman se nos presenta junto a un nutrido grupo de músicos que van desde un percusionista, hasta una corista pasando por un cajón flamenco.

La explosión de originalidad se desata con “Amor Cósmico” donde el bailaor Antonio el Pituti acompaña con su zapateado cada golpe de la batería.

“Esta es una canción muy especial para nosotros” nos adelanta el cantante, “esta noche estábamos cagaos pero ahora mejor” y nos descargan “Muerte súbita”.

Una de las más pegadizas del disco ‘Corazón de padre atómico’ es sin duda “Burriquita”, es imposible que la acabes de escuchar sin que se te haya esbozado una sonrisa en la cara y más cuando Jordi hace rebuznar a la sala.

Con mucho feeling les queda la jam medio improvisada de “Walkabout” y no es para menos, resulta sorprendente ver la guitarra española de Jordi enchufada a un wah-wah.

Cambian las tornas y ahora toca pasarse al idioma parisino en “La caravane”, interpretada sólo con guitarra, corista, algún toque de percusión y nuestras palmas.

En “Héroe de mi casa” parte de la percusión la realizan con una paellera y siguen las incursiones de flamenco bajo un tablao improvisado.

“Mule”, también en francés, tiene un regusto a charlestón y se la dedica a su mula, pues Jordi trabajó en Francia en terapias con burros, de ahí su obsesión por este animal.

“Con el paso del tiempo me he dado cuenta de que todo vuelve”, es la frase-entradilla para presentar “Círculos”, tema con un regusto funky muy marcado.

La sorpresa y decepción de la noche vino al anunciar el voceras que iban a hacer una versión del mejor grupo de Alameda de Osuna, ya estábamos todos dando palmas con las orejas pensando en Buenas Noches Rose, pero no, el grupo elegido fue unos tal Guernica y el tema rezaba en su estribillo “No es normal que la gente junta no sepa estar”.

Siguiendo con el despliegue de instrumentos peculiares, el arpa de boca engalanó la bonita “Dans a la luna” y la banda se despide momentáneamente.

Descamisado afronta “Aimez”, “Sé que está en francés pero os la voy a traducir un poco: las chicas coged la mano del chico que tengáis al lado y los chicos bailad con la chica más cercana, quién sabe si esta será la última noche”.

Como colofón rubricaron una noche de fusión y hippismo con la festiva “Babylon” y “Canción india”, alargada hasta la extenuación, no sin antes avisarnos de que algún día volverán pero no saben cuándo.

Una velada rara, donde al final no vino Rose ni nos dijeron Buenas Noches….

Texto: MARTAMETALLICA
Fotos: JUANDESTROYER

Etiquetas: , , , , , , ,

Categorizado en:

Esta entrada fue escrita por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.