64 nudos
icaro
motores
psychic equalizer
kutxi romero
gallos
jax diaries

JOHNNY WINTER: JOY ESLAVA, MADRID

26 julio, 2010 12:29 pm Publicado por  – Deja tus comentarios

19 julio 2010

Sabor a bourbon, a antros donde hombres y mujeres se afanan en vivir la vida, a coches americanos de los 50 atravesando desiertos mientras suena hard blues, sabor a pactos con el diablo al que cedes todo el color de tu pelo a cambio de tocar como un poseso, en definitiva sabor a rock and roll, pero rock and roll de verdad, el que se criaba al margen de la ley y mofándose de ella, no el que llena palcos con la familia real. Todo eso se me pasaba por la cabeza cuando  Vito Luizzi a la batería, Paul Nelson a la guitarra y Scott Spray al bajo rompían el silencio de la Joy con “Instrumental Intro”. Una Joy que presentaba un gran aspecto a pesar de ser lunes, una Joy que se llenaba para recibir el “invierno” en pleno y caluroso verano madrileño, una Joy que disfrutó de la hora y 20 más o menos de volver a paladear el origen de todo lo que nos gusta en su estado más puro. Damas y caballeros, sólo él puede seguir con el sombrero puesto, los demás hemos de descubrirnos, John Dawson, el gran Johnny Winter, está en la ciudad.

Una hora antes se abrían puertas y ya había cola, una “fauna” (en el sentido más cariñoso) de lo más variopinta se agolpaba en la puerta, dos harleys haciendo sonar sus martillos de lucifer han llegado a la puerta con dos moteros de la vieja escuela encima, una pandilla de chavales jovencitos que luego estuvieron a mi lado viendo el concierto y que disfrutaban cada nota que el maestro lanzaba desde su silla, alguna melena de algún heavy (como este que os escribe) que habían venido a mamar de la fuente del origen y mucha peña que sólo tenía cierta edad en el carnet pero que disfrutaban como quinceañeros ante este triunfador del Woodstock que produjo los tres últimos discos del gran Muddy Waters.

Por cierto, unas líneas para agradecer el trato de la Joy desde que entramos, todo amabilidad. El aire acondicionado puesto (ya sabéis el viejo truco de otras salas de no ponerlo para vender cerveza a saco) que hicieron más agradable aun el concierto, así da gusto.

Escribo de memoria, no quise perder una sola nota, una sola imagen de lo que estaba viendo. Se le veía muy bien y con ganas, postrado en su silla por su enfermedad (síndrome túnel carpiano) pero sonriendo, apenas un hilo de voz para decir el título del tema y su clásico “one two, three, four” y entonces el blues lo poseía, le salía la voz plena para cada tema y sus dedos acariciaban el mástil de su guitarra para interpretar cada canción y llevarnos al éxtasis, creo que fue “Hideaway” con la que empezó para ya no parar, salvo a la hora justa del show y dejar que pidiésemos otra y entonces dejarnos aquello de “you want it, you get it, definitely” y matarnos con “Mojo Boogie” y “Highway 61 revisited”. Eso y el tema que deja cantar a Vito Luizzi (el batera)  que creo recordar es “Don’t take advantage of me” pero que ya os digo, me toca escribir de memoria porque no quité ojo del escenario en todo el show.

Uno tras otro fueron cayendo los grandes temas del “hombre de las llamas blancas en la cabellera y la guitarra indómita” sin apenas descanso, sorprende tanta vitalidad, temazo, traguito de su botella de agua y su carismático “one, two, three, four” y al lío, sin dejarnos asimilar bien la lección del maestro, algo que cada uno debe hacer después, con calma, en su casa. Es en casa donde uno debe ser consciente de lo que ha visto y ha vivido y dar gracias al diablo, porque de una cosa si se sale seguro tras un concierto de Johnny Winter, el blues es la música que ha legado el diablo para recordarnos cual es el verdadero camino del rock and roll que no es otro que tocar en sitios donde no haya palcos y si los hay que sean para la peña, que el blues nos enseñó que nuestra música debe ser tan callejera que la sangre real no se atreva a estar en nuestros palcos. ¡Larga vida a Johnny Winter!

Es posible que me falle la memoria pero creo que este fue el set list:

Instrumental intro
Hideaway
She Likes to Boogie Real Low
Sugar Coated Love
Good Morning Little Schoolgirl
Miss Ann
Don’t Take Advantage of Me
I’m Tore Down
Bony Moronie
It’s All Over Now
Red House
Blackjack
—————————–
Mojo Boogie
Highway 61 Revisited

Texto: OSCAR SANCHO
Fotos: THAIS ROJANO

Etiquetas: , , , ,

Categorizado en:

Esta entrada fue escrita por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.