bones factory 2
korriban
leaving mars
titeres ok
barrena
Anunnaki
the rasmus
aienruta
leo carnicella

JOE SATRIANI: EJECUCIÓN IMPECABLE

24 noviembre, 2010 6:21 pm Publicado por  – 4 Comentarios

Polideportivo Huerta Del Rey (Valladolid)
Joe Satriani + Ned Evett & Triple Double
(10/10)

El pasado viernes Joe Satriani demostró por qué es considerado por muchos el mejor guitarrista del mundo ofreciendo una lección magistral en Valladolid en una actuación en la que mezcló temas de su nuevo disco ‘Black swams and wormhole wizards’ con los clásicos más conocidos de su extensa carrera discográfica.

Muchos todavía no pueden creerse que el maestro de las seis cuerdas haya pasado por Valladolid, una ciudad que poco a poco empieza a entrar en las rutas de las grandes giras de los artistas internacionales como Depeche Mode, Placebo o Alice Cooper, e incluso algunos vaticinaban que el concierto acabaría suspendiéndose por falta de público, algo que no sucedió.
Es cierto que el Polideportivo Huerta Del Rey no llegó a llenarse por completo. La pista estaba prácticamente llena y en las gradas se apreciaban muchas calvas contabilizando un total de cerca de 2000 personas en todo el pabellón, todas ellas de entrada edad, nada de chavales, y la gran mayoría músicos aficionados que querían observar de cerca las complicadas técnicas de Satriani.

El hecho de que la gente se congregase en los aledaños del recinto y en el bar colindante a éste confirmaba que muy pocos sabían de la existencia de una banda telonera, Ned Evett & Triple Double, a quienes solo unos pocos pudieron ver en directo ya que la gran mayoría achacaba el sonido que salía del recinto a las pruebas de sonido. Incluso algunos se perdieron los primeros temas de la actuación principal, la de Joe Satriani, que comenzó quince minutos antes de lo anunciado en las entradas y los carteles.

Satriani salió a escena vestido de riguroso color negro con sus gafas de sol a juego y su inseparable guitarra Ibanez colgada flanqueada por dos enormes amplificadores Marshall y una reata de pedales de efectos para comenzar de una manera fría con ‘Ice 9’.

El escenario también tenía un aspecto sobrio, sin decorados ni atrezzo que le restasen protagonismo al maestro de ceremonias salvo unos luminosos colgados de manera vertical.
Sobre las tablas le acompañaba una banda prácticamente desconocida para los asistentes con Jeff Campitelli a la batería, Mike Keneally a los teclados, Allen Whitman al bajo y un guitarrista de acompañamiento que arropaban al instrumentista calvo en temas como ‘Flying in a blue dream’, canción con la que se encendieron las luces y las pantallas traseras del escenario en las que se mostraban diferentes imágenes y videoclips del guitarrista como el de la reciente ‘Light years away’, single promocional de su nuevo disco ‘Black swams and wormhole wizards’.

Lo que más sorprendió al público fue la acústica del recinto, famosa precisamente por no ser buena, pero la noche del viernes sonó perfecta, sin un fallo, seguramente propiciado porque el volumen no era excesivamente alto. Los músicos acompañantes sonaban a un nivel bajo, lo justo para que la guitarra de Satriani brillase por encima de ellos toda la noche y de ese modo se pudiese apreciar con facilidad la soltura con la que practicaba ejercicios imposibles como el ‘sweep picking’, ‘volume swells’ o el ‘tap harmonics’ e incluso el llegar a tocar la guitarra con los dientes.

Pese a tratarse del tour de presentación de su ultimo trabajo ‘Black swams and wormhole wizards’ y a aunque cayeron algunas canciones de éste trabajo sus seguidores demandaban clásicos como ‘Memories’, ‘Always with me, always with you’, ‘Hordes of locusts’, ‘Ceremony’ o ‘Satch boogie’, algo que Satriani regaló a sus fans entre cambio y cambio de guitarra, Ibanez rojas y blancas, y dejando algún momento de gloria a sus compañeros. Incluso se atrevió con los aires flamencos de ‘Andalusía’.

No se trataba de un concierto usual en el que se corean las canciones y donde la gente baila al son de la música, en éste todos apreciaban boquiabiertos los ejercicios musicales que despedían las guitarras de Satriani a lo largo de dos horas y cuarto de lecciones magistrales.

A sus espaldas tiene más de 25 años de carrera discográfica con quince discos de estudio editados y otros tantos en directo compaginados con su tarea como profesor de la prestigiosa escuela musical de Berklee en Estados Unidos.

Ha  tocado con los mejores (Vai, Johnson, Petrucci, Malmsteen…), para los mejores y a enseñado a los mejores.

El secreto de un músico instrumentista es no cansar al público con sus temas sin letras en donde la guitarra lleva la voz cantante y parece que Satriani lo hizo así por la manera en que se reclamaron los bises que comenzaron precisamente con el único tema cantando en toda la noche, la conocida ‘Big bad moon’ en la que Joe se atrevió con la voz y con la armónica que rápidamente pasó a servirle como slide para su guitarra.

Su canción más conocida, ‘Summer song’, puso el broche a una velada impecable donde todo sonó perfecto, sin un solo fallo o acople en el sonido de la banda.

Algunos afortunados pudieron pasar a conocer a la estrella al camerino mientras el resto del público abandonaba el recinto pensando en la siguiente visita rockera internacional a la ciudad, la del inmortal Alice Cooper.

Texto: ANTONIO VALSECA
Foto: RICARDO OTAZO



Etiquetas: , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por

4 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.