whisky caravan
adventus

GUSTAZO…

1 octubre, 2012 5:13 pm Publicado por  4 Comentarios

El que se ha dado otra vez Walter Giardino en poder reclutar para su combo paralelo a Rata Blanca, Temple, a otra de las grandes voces de la saga Purple con la presencia en su ciudad, Buenos Aires, de Joe Lynn Turner como antes lo hicieron Glenn Hughes, Doogie White y Graham Bonnet. Un lujo al alcance de pocos de los guitarristas que crecieron tras la estela del grupo inglés, que siempre tuvo su referente principal en el genio Blackmore donde se mira Walter para desarrollar un virtuosismo que apabulla. Tres fechas que arrancaban el viernes en el barrio de Avellaneda y se cerraban este domingo en Rosario. La gran noche la vivimos los que colmábamos el llamado Teatro Vorterix con acústica de lujo en uno esos viejos teatros porteños remozado y acondicionado no solo para conciertos, sino para alojar el complejo de radio y TV por internet que la gran estrella local Mario Pergolini ha montado con el mismo nombre tras su marcha de la histórica FM Rock & Pop en la que coincidimos en la década de los noventa.
Más de dos horas que arrancan con un grupo de base Rata con batería y teclados y sobre todo la presencia del cantante de Magnos Javier Barrozo, que se sale defendiendo los temas del único disco de Temple. Grande y sobrado de facultades, Barrozo complementa el despliegue de notas y trucos cual alquimista de las seis cuerdas que Giardino va plasmando minuto a minuto. Dueño y señor del escenario ante el fervor de una parroquia incondicional, en esa condición disfruta más aún del privilegio de presentar él mismo una segunda parte con su entrañable invitado, venido expresamente después de varios fallidos intentos a estos conciertos que pueden tener continuidad tanto en España como en algunos países europeos. El espectáculo lo merece. Porque Turner está bien y con el repertorio engrasado para que terminemos roncos de cantar temas emblemáticos de las tres principales formaciones por las que pasó: Deep Purple, Rainbow y los Rising Force de Yngwie Malmsteen. Casi nada armar un repertorio así en este país donde se vive y se siente la culrura rokera como en ninguna otra parte del mundo. “I Surrender”, “Spotlight Kid”, “Man On The Silver Mountain”, “Deamons Eyes”, “Deja Vu”, “Long Live Rock ‘n Roll” con emocionado recuerdo para Dio y dos bises para que la noche termine con todos rendidos y enloquecidos: “Highway Star” y “Burn”.

Mucho que contar para un reportaje que incluirá declaraciones exclusivas de los  protagonistas y el palpitar de esta ciudad a la que vuelvo de nuevo para sentir en grado extremo esa simbiosis que me sigue apasionando entre el rock, el gol y la cultura que rezuma en todos sus rincones.
Mariskal (Enviado Especial)
Fotos: Walter Macchi

Etiquetas: , , , , , ,

Categorizado en: , , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

4 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.