Madness 2
Invisible
vaka
Burning
blackened
rokavieja
Cherokee

GOTTHARD + HARDCORE SUPERSTAR + RECKLESS LOVE: DISPARO CERTERO

2 noviembre, 2014 5:18 pm Publicado por  1 Comentario

Olli Herman (Reckless Love)Sala La Riviera, Madrid

Que las giras de Gotthard y Hardcore Superstar se cruzaran en España era una lástima, pero en Madrid salimos ganando. A Krea Producciones, promotora del concierto, se le ocurrió fundirlas dando lugar a un mini-festival hard rock, de inspiración ochentera aunque no inmovilista, en el que cada banda tenía su propia especialidad, atrayendo hasta Madrid a gente de todo el estado por obra y gracia de la elegancia de los suizos, el empuje de los suecos y la accesibilidad de Reckless Love.

Dado que no han contado con apoyo promocional en España y solo habían venido, de tapadillo, a un festival anteriormente, no tenía muy claro cuál es el calado de los finlandeses por aquí, pero la incógnita quedó resuelta cuando salieron a las 17:45 y ya estábamos allí la mayor parte de los presentes aun cuando su concierto coincidía con un Madrid-Barça. Me sorprendió cantidad ver que éramos muchos los que traíamos la lección aprendida y nos enganchábamos desde el primer tema, “I Love Heavy Metal”, que de metal poco, más bien, como decía, hard rock amable. Enseguida el musculado rubiales Olli Herman hacía suspirar al sector femenino, con más presencia del acostumbrado en un concierto de rock. Aunque más modosito, es en sus movimientos una especie de mezcla entre Michael Monroe y Sebastian Bach, y mostró una enorme agilidad pegando patadas al aire hasta casi tocarse la frente. En cuanto a su voz, pudo resultarme algo chillón en algunos compases del concierto, en el que, por cierto, el sonido fue muy nítido, pero desde luego que respondió a lo que está grabado en los discos, donde dejan claro que aman los estereotipos. Pillan de aquí y de allá, y por su parte el guitarrista Pepe Reckless (menuda coña hubo con su nombre) toma tanto de Oz Fox (Stryper) como de Eddie Ojeda (Twisted Sister).

Me contaron que en su país los hay quien no se los toma muy en serio, metiéndolos en el mismo saco que a Steel Panther, pero temazos como “So Happy I Could Die” hablan por sí solos aun cuando en su estribillo puedas señalarles con el dedo y decir que se parece al de “Kickstart My Heart” (Mötley Crüe). Luego tienen otra faceta deliberadamente comercial, pop si se quiere, que es la que hace que los más duros del lugar no puedan con ellos, pero como eso es precisamente lo que se le achacaba en la segunda mitad de los 80 a Def Leppard, Bon Jovi, Europe o Poison, es bastante probable que vayan por el buen camino. En esa categoría entran canciones como “On The Radio” o “Born To Break Your Heart”, en la que, a modo de introducción Olly nos pidió que no le rompiéramos el corazón a nadie, que eso era tarea suya. Qué decir del cuasi-discotequero “Night On Fire” o, como fin de su actuación tras haber interactuado con nuestros oes (¿por qué casi todos se creen que estamos cantando olé? Ese estereotipo sí que no mola…), un “Hot” que calentó la velada tanto como a las nenas el depiladito voceras (que Paul Stanley le pille confesado).

Posiblemente influyó el que era la primera vez que los veía, pero para mí, con la hora que duró su espectáculo, se erigieron en los grandes triunfadores de la noche. No me cabe duda de que están maduros ya como para venir por su cuenta la próxima vez.

SET-LIST: I Love Heavy Metal – So Happy I Could Die – On The Radio – Bad Lovin’ – Edge Of Our Dreams – Back To Paradise – Sex, Drugs & Reckless Love – Dance – Born To Break Your Heart – Beautiful Bomb – Animal Atracction – Night On Fire – Hot.

Jocke (Hardcore Superstar)Después del último ataque de la Comunidad de Madrid a La Riviera, con una segunda reducción de aforo desproporcionadísima, ahora son 1.600 las personas que pueden entrar en la sala, que son las que esperaban, expectantes, la salida de Hardcore Superstar.

Tiene pinta de que su tributo al spaghetti western “This Worm’s for Ennio” podría ser la intro de sus conciertos para siempre, como “The Ecstasy Of Gold” del propio Morricone lo es para Metallica. Comienzan fuerte, con “Moonshine”, uno de los temas más famosos del grupo en la presente década, y como es menester, desde el principio Jocke está muy activo: se mueve de lado a lado, baja en dos ocasiones durante el concierto a compartir sudor con las primeras filas y chocarle las manos, lanza besos, pide que saltemos o demos palmas y, en definitiva, aporta lo suyo para que nos metamos en el concierto más allá de la propia fuerza de la música. El sonido fue un poco barullo en algunos momentos de su show, pero muchos de los asistentes habían acudido principalmente para verlos a ellos, así que tenían mucho terreno ganado.

A mí me gustan mucho sus primeros discos, cuando estaban más próximos al punk, pero al menos me llevé para la buchaca “Liberation”, y además hay que reconocerles el mérito de haber sabido hacer confluir maravillosamente bien el sleazy con el metal desde su homónimo álbum de 2005. La máxima expresión de su particular estilo quizás sea“Dreamin’ In A Casket”, que figuró también entre las más coreadas del show. Pero no nos adelantemos, antes de esa, la rotundidad de “Kick On The Upperclass” y “Into Bebauchery” no admitieron réplica por mucho que yo les prefiera, y más en noche de sábado, cuando me sirven en bandeja himnos festivos de la categoría de “My Good Reputation” o un “Wild Boys” del que últimamente me había cansado pero con el que me reconcilié en directo; incluso un “Above The Law”, con intro de sirenas, luces azules y rojas, y tocado en la privilegiada posición de antes del bis, les funcionó estupendamente bien aun cuando hay a quien no le gusta su último disco. El cantante nos pidió que alzáramos nuestro dedo corazón cuando gritáramos “Fuck the law” y eso nos encendió más si cabe.

Su regreso sí fue un tanto extraño. Aparece Jocke solo sobre el escenario y, con las teclas grabadas, nos canta la balada “Run To Your Mama”, que nos apaga un poco y que yo hubiera sustituido por el añejo medio tiempo “Someone Special” sin dudarlo. Luego vino “Glue”, su nueva canción, motivo también del telón tras la batería de Magnus. En ella el grupo vira sus ojos hacia el rock de los 90, sonando las guitarras próximas a Soundgarden. En 2005 dieron en el clavo porque pusieron de acuerdo a rockeros y heavys, pero no sé yo cómo les va a salir la jugada esta vez, y es que por la tarde, en entrevista con el cantante, me confirmó que para su próximo disco probarán otras sonoridades.

Donde no fallaron fue cerrando con “We Don’t Celebrate Sundays”, el mayor de sus himnos y uno de los mejores temas del género en el milenio que vivimos. Lo terminan con una apoteosis sonora, todos metiendo ruido, con la que alcanzaron la hora y veinte minutos de set.

SET-LIST: This Worm’s For Ennio – Moonshine – Kick On The Upperclass – Into Debauchery – My Good Reputation – Dreamin’ In A Casket – Liberation – Guestlist – Wild Boys – Last Call For Alcohol – Above The Law —– Run To Your Mama – Glue – We Don’t Celebrate Sundays.

Pasó un rato largo hasta que irrumpió la intro del último disco de Gotthard -“Let Me In Katie”, con la frase tomada prestada a la actriz Mae West: “¡Ey! ¿Eso de tu bolsillo es una pistola o es que te alegras de verme?”. Curiosamente volvían las sirenas a La Riviera, acompañadas de focos giratorios de luz azul.

Leo Leoni (Gotthard)Los hay a quienes no les ha gustado demasiado ‘Bang!’, pero lo cierto es que el binomio que conforman el tema que le da título y “Get Up ‘n’ Move On” funciona perfectamente para comenzar el concierto. Al principio apenas se escuchan las teclas, aunque pronto el sonido vuelve a ser límpido, con lo que podemos apreciar lo bien que canta en directo Nic, que además ha ganado puntos como frontman, si bien no alcanza el carisma de Steve Lee. Por su parte, Leo Leoni no tarda en dar muestras de qué época le forjó como guitarrista, cuando realiza un punteo con su instrumento a la espalda, como Hendrix. Es extraño el caso de los suizos, saltaron a la fama en los 90 con un sonido deudor de los 80 que a su vez tenía muchas referencias del rock clásico; para colmo, en sus últimos discos lograron sonar contemporáneos sin perder identidad. Sea como fuere, es una de esas pocas bandas que han logrado tener una segunda juventud comercial, la que comenzó con ‘Lipservice’ en 2005, y por tanto tienen la suerte de no depender básicamente de los temas de sus inicios para elaborar un repertorio al gusto de su público; es más, ocurre más bien al contrario, y aunque dejaron de lado ‘Need To Believe’, el canto de cisne para Lee, la mayoría de las canciones interpretadas tienen menos de 10 años. No es el caso de la tercera en caer, esa “Sister Moon” con aires de cowboy, continuada por un fortísimo “Right On” en el que suena el talk-box de Leoni. Con “Master Of Illusion” mantienen la misma potencia al tiempo que regresa un sonido genuinamente americano a cargo de la banda de rock más exitosa que diera jamás Suiza. Este primer tramo de concierto en el que el grupo apuesta por su material más llameante termina con el saltarín riff de “Domino Effect”, casi calcado al de “Thunder Kiss ‘65” de White Zombie.

Con “The Call” –en formato semi-acústico y no tocada íntegramente- entramos en una dinámica completamente distinta. Aunque bien es sabida su habilidad para escribir baladas y medios tiempos, quizás debieron haber alternado mejor los momentos de calma, porque a la postre parte de los asistentes se quejaron de la falta de ritmo del concierto. A la inmortal “Heaven” le siguió “Remember It’s Me”, y justo cuando empezábamos a amuermarnos apareció al rescate “What You Get”. En “Starlight” el grupo dejó que subieran al escenario varias chicas (una de ellas, con traje rojo, ya había salido antes a hacer coros, así que le suponemos parte del equipo del grupo), y además en su inicio Nic dividió a la sala en dos para que unos cantaran los “tururús” y otros “ah”.

Leo se queda solo con la acústica y toca, desarrollándolo más, el comienzo de “The Train”. Nic regresa con acordeón, pero no para cantar la última canción que grabó Steve antes de morir, sino para hacer juntos “C’est La Vie” previo guiño al “Smoke On The Water” de Deep Purple. No dudo de la calidad de “One Life, One Soul”, pero el cuerpo volvía a pedirme la caña que retornó con su versión de “Hush” (Billy Joe Royal), donde hicieron la presentación de la banda y jugaron con “Hey Joe” al modo de Hendrix.

La inconfundible batería pregrabada anunciaba “Lift U Up”, el gran éxito del grupo y probablemente el mayor hit de cuantos sonaron durante toda la velada en manos de cualquiera de las tres bandas, aunque antes Leo y Freddy Scherer bromearon con los riff de “Whatever You Want” (Status Quo) y “Black Night” (por si no nos había quedado claro los inspiradora que es para Gotthard la saga Purple). Hubiera sido un fin de fiesta insuperable, pero Leoni ha decidido –con permiso de “Anytime Anywhere”, que descargaron a su regreso al escenario tras una breve jam de Leo haciendo partícipe al público- que en esta gira los conciertos del grupo han de terminar con la extensa balada dedicada a su madre “Thank You”. En otro momento del show hubiera sonado épica, pero aquí no transmite las vibraciones adecuadas, te dan ganas de irte a casa a tomar un vaso de leche caliente en vez de salir a celebrarlo, y el gentío pareció pensar lo mismo.

Gotthard parece estar descendiendo de nuevo el escalón que ascendió con la edición de ‘Lipservice’, pero en cualquier caso, aunque con intensidad intermitente, ofreció un concierto de dos horas digno de su categoría. Quizás hubiera lucido más de no haber tenido delante dos propuestas tan efectivas e inmediatas como las de Reckless Love y Hardcore Superstar.

SET-LIST: Let Me In Katie – Bang! – Get Up ‘n’ Move On – Sister Moon – Right On – Master Of Illusion – Domino Effect – Feel What I Feel – The Call – Heaven – Remember It’s Me – What You Get – Starlight – The Train – C’est La Vie – One Life, On Soul – Hush – Lift U Up ——- Anytime Anywhere – Thank You.

Juan Destroyer

www.facebook.com/juandestroyeroficial

Twitter: @juandestroyermr

 

Redacción
¡Síguenos!

Redacción

El equipo de redactores de MariskalRock te trae toda la información del mundo del rock y del metal, en todas sus vertientes.
Redacción
¡Síguenos!
Etiquetas: , , , , , ,

Categorizado en: ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

1 comentario

  • Juandie says:

    La verdad que estas tres bandas según he leído en esta extensa crónica dierón una muy dignas actuaciones quizás sobresaliendo una encima de la otra aunque quizás los más cañeros de la noche fuesen los suecos HARDCORE SUPERSTAR.Por parte de los suizos GOTTHARD quizás estuvieran un poco apagaos esa noche pero NIC MAEDER es el sustituto perfecto del gran STEVE LEE para seguir con el legado de la banda y su último plástico parece que ha calao bien en nuestro país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.