el dromedario
sormoky
clang
artabans redemption
dino rockys
haches
spin offs
3n
poire
javier solo
VAIRE
Playa 4
tres de copas

CRUCIFIED BARBARA: POR ALGO MÁS

11 febrero, 2013 1:31 pm Publicado por  9 Comentarios

Sala Sonora, Erandio (Bizkaia)

Decía el gran gurú espiritual Charles Bukowski que la belleza no es nada y que los feos deberían estar agradecidos porque cuando gustan a la gente saben que es por otro motivo al margen de la apariencia. ¡Cuánta razón tenía aquel portavoz de las almas perdidas! Porque en realidad nadie con las suficientes neuronas se enamora de un buen trasero, unas tetas descomunales, ni siquiera incluso de una cara bonita, sino de ciertos gestos o detalles que hacen a esa persona única, tejedora de una particular partitura que solamente resuena en el corazón del susodicho.

Todas estas reflexiones vienen a cuento acerca de la percepción que suelen causar por norma general entre el común de los mortales las suecas Crucified Barbara, cuatro tías despampanantes a las que parece que su espectacular físico les inhabilita para todo lo demás. Por ello, no extraña que al salir su nombre a palestra entre conocidos el primer comentario que surja sea “están muy buenas”, sin apenas entrar en cuestiones artísticas o si tal o cual disco merece la pena.

Lo cual no deja de ser una tremenda injusticia si tenemos en cuenta que nunca defraudan en las distancias cortas y que en cada visita a tierras vascas han dejado huella, para lo bueno y para lo malo. Por ejemplo, aquella vez que su participación en el festival Kobetasonik trajo consigo el rumor de que dos de sus componentes habían corrido desnudas por el hotel en el que se alojaban con el resto de las bandas, algo tampoco tan grave si no estamos hablando de películas Disney.

Con un tercer disco que recupera la energía de su debut, muchos respondieron a la llamada de estas valkirias y agotaron las entradas anticipadas, por lo que se alcanzó sin dificultad una afluencia considerable a pesar del día de perros que hacía en el exterior. No había problema, ya se encargarían ellas en breve de calentar el ambiente a base de actitud y riffs taladrantes.

Anteriormente, los locales El Paso Killers con un descaro similar trataron de encandilar a la muchedumbre, que por las opiniones que nos llegaron no pareció entender lo anárquico de su propuesta. Conscientes de la complicada papeleta, el vocalista Mikel Oteiza ironizó acerca de las diferencias físicas palpables con las suecas y no dudó en tirarse al suelo, subirse a una caja de cervezas vacía y cualquier otra cosa para atraer la atención mientras abrasaban trallazos punkarras tipo “Woman”, “Superstar” o “Love Is All Around”. Crudos.

Ante el cutrerío imperante uno siempre agradece la labor de aquellos combos que cuidan la puesta en escena y no salen a tocar con las pantuflas de casa. Y en ese aspecto las chicas de Crucified Barbara se lo curran de veras, son de esas de las que te podrían sorprender con un detalle nuevo en cada ocasión si tuvieras la oportunidad de quedar con ellas varios días. Sin ser en absoluto superficial, es de justicia valorar cuando alguien se toma el debido tiempo para arreglarse y evita así sucumbir a la zafiedad que inunda todo.

Como hemos dicho, perfectamente maqueadas y de punta en blanco para un evento de semejantes características, sacaron de primeras el armamento pesado con “The Crucifier”, que abre también su último disco, y “Play Me Hard”, uno de sus clásicos, ideal para elevar la temperatura del recinto desde el comienzo. Y sin medias tintas, “Rock Me Like The Devil” certificó que el nuevo material encaja como un guante en el repertorio de la banda.

Siguiendo el repaso al reciente ‘The Midnight Chase’ se mostraron aguerridas con “Shut Your Mouth”, una pieza aconsejable para momentos de cabreo máximo, según explicaron, y constataron su vocación para el directo con el single “Into The Fire”. Probablemente en su género no inventen la rueda, pero ni falta que les hace, ya existen por ahí miles de bandas para los amantes de lo enrevesado y la sofisticación. A ellas únicamente les exigimos temas certeros y con entrañas, y en ese terreno cumplen sobradas.

Dejaron de lado la pose de malotas para encandilar con “Jennyfer” y la vocalista Mia aparcó la guitarra para acercarse a las primeras filas. Desde luego si tuviera que elegir entre las cuatro seguramente me quedaría con el buen hacer de esta frontwoman que lo mismo puntea con solvencia que se desenvuelve con soltura en la voz, sin descuidar el factor carisma, algo tan importante para cualquier cantante que se precie.

Pero tampoco es cuestión de hacer de menos a las demás, al igual que Kiss, Led Zeppelin y tantos otros grandes, cada una de las componentes tiene un encanto especial: la bajista Ida, que cuando la miras casi tienes que contener la respiración, aporta consistencia a esa puesta en escena tan cuidada y que sin su presencia andaría algo coja, mientras que en un papel más discreto la otra guitarra Klara y la batera Nicki completan un andamiaje sólido desde cualquier ángulo, por ejemplo, el de los coros, que sonaban impresionantes, se nota que han trabajado mucho ese aspecto.

Rememorando el debut atronaron “Losing The Game” y “Rock N’ Roll Bachelor”, para no dejar flecos sueltos, y por supuesto no se olvidaron de la demoledora versión del “Killed By Death” de Motörhead, cantada con vozarrón resacoso por Klara, muy peculiar, sí. Lamentablemente, al de una hora ya andaban con los bises, de hecho, esa sería la única pega del concierto, si incrementasen la duración ya no se les podría reprochar nada. Con todo, el pabellón se mantuvo bien alto hasta el final con el macarrismo de “Everything We Need” y “Sex Action”, donde aludieron al famoso episodio del hotel bilbaíno. Qué cachondas.

Y a pesar de directos más que notables todavía quedará alguno que no pasará de lo superficial y seguirá calentándose pensando únicamente en las cuatro suecas buenorras. Sin negar lo evidente, nosotros las queremos por algo más.

Texto y foto: Alfredo Villaescusa

Etiquetas: , , , , ,

Categorizado en: ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

9 comentarios

  • juandie dice:

    Algo más que unas “caras bonitas”.Está banda de suecas son cañeras al cien por cien y quién dude de esto le invito a que se pinchen en “you tube” el tema “Rock me like the devil”!!!

  • Rotceh dice:

    yo las vi en madrid y acojonantes…solo faltó el kill by death!

  • Mad dice:

    Si no es mucho pedir la próxima vez que vengan por España que no pongan el concierto de Madrid un miércoles y empezando la actuación de las Crucified Barbara a eso de las 11 de la noche. Se agradecería.

  • allmanzor dice:

    Sí. Y que pongan el telón con su logo, y que toquen Killed by death. Cositas que no disfrutamos en Madrid. No voy a negar que las chicas tienen un aspecto imponente, pero sus discos también lo son y los estoy escuchando sin parar 😀

  • Pablo Go dice:

    Eso Mad, los miéroles para los conciertos en provincias

  • Mad dice:

    Pablo Go me conformo con que ya que lo ponen un miércoles al menos el concierto empieze antes, de manera que al acabar los trenes aun estén abiertos y puedas volver a tu casa, que hubo colegas que se perdieron el concierto por este motivo. Un viernes o sábado pasa lo mismo pero te quedas de fiesta y no pasa nada pues al dia siguiente no tienes nada que hacer.. es simple.

  • Alguien más dice:

    Cuando estás de gira, las fechas son así y los horarios la gran mayoría de veces dependen más de la sala que de otra cosa…

    Y lo de que por ser tías el primer comentario es “están buenas” incluso antes de escucharlas, también se puede ver lo contrario con los grupos de tíos… Es algo que no me parece malo (dentro del respeto, claro está) y natural, sinceramente jaja
    Un saludo

  • Mad dice:

    Bueno yo no le echaba la culpa al grupo, si la sala es la culpable pues a la sala se la echo, la cual podía haber albergado a más gente con un horario más acorde con un miércoles.

  • NWOBHM dice:

    Las vi en Barcelona, al igual que en el 2009, y me parecieron sublimes. Van directas, a rockear como pocas, sin tonterías ni poses falsas. Al finalizar estuvimos con ellas y fueron super atentas, nada de egos ni distanciamientos de (falsas)rock-stars.
    Totalmente de acuerdo con la crónica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.