bones factory 2
korriban
crisix lomo promo
Anunnaki
the rasmus
aienruta
leo carnicella
clean agent fire
ambroxx
jj fuentes
yacar
sober oliskull
zafra rock

CRÓNICA DE ROGER HODGSON: LA ESENCIA DE SUPERTRAMP

14 julio, 2015 11:51 am Publicado por  8 Comentarios

Plaza de Toros de Murcia

Impresionante concierto el que vivimos en Murcia en esta breve mini gira de Roger Hodgson (que también tuvo un gran éxito en Valencia y tendrá su continuidad en Agosto con su vuelta a Mallorca, Marbella y Peralada, éste último ya con sold out). Y es que, quizás que esta gira se llame “Breakfast in America World Tour”, o que en los conciertos se haya vendido bien clarito que quien actúa es el “Legendary Singer-Songwriter formely of Supertramp”, haya hecho que, por fin, el ex-líder de la mítica banda esté teniendo en estos últimos años todo el reconocimiento robado por Rick Davies y su marca. Porque si algo quedó demostrado en este espectacular concierto, que fue igual de exitoso en cuanto a crítica y público el día de antes en Valencia, es que Roger Hodgson es Supertramp. Cuenta con una banda solvente que incluye a Aaron Mac Donald al saxofon, harmónica y teclados, Bryan Head a la batería, Kevin Adamson a los teclados y David J Carpenter al bajo (y todos haciendo además segundas voces). Y, por supuesto, al propio Hodgson con su inconfundible voz a los teclados y guitarras acústicas según el tema, cambiando la tendencia de anteriores visitas de shows intimistas.

introger

Roger abrió fuego, una vez presentado por una voz en off como el músico cuyas canciones habían conquistado a cuatro generaciones de fans, con el conocido “Take the Long Way Home” del mencionado disco, recibido con una gran ovación. Le siguió “School”, composición a medias con su ex-compañero Rick Davies que abría el ya lejano ‘Crime of the Century’ de 1974. Aun así, estos dos primeros temas alcanzaron su máxima popularidad al ser incluidos en el mítico álbum en vivo “Paris”, uno de los más importantes de la historia. La primera incursión en su obra en solitario fue para su primer disco de 1984, ‘In the Eye of the Storm’, el conocido “álbum perdido de Supertramp”. El corte corresponde al segundo single “In Jeopardy”, que si bien no fue un hit masivo, creo que el tiempo la ha convertido en una pequeña joya y en uno de los temas más redondos del señor Hodgson. Roger se mostró alegre, comunicativo y agradecido por la respuesta recibida, haciendo hincapié en que era un placer conocer lugares nuevos para él y dedicando temas a fans que estaban entre el público (incluso recibió un “retrato” pintado por uno de ellos que sacó al final del concierto para mostrárnoslo).

Siguiendo con el repertorio, la gran balada “Lovers in the Wind” fue otro recuerdo a su primer álbum solista. Este tema dio paso al primer “pata negra” de la noche, “Breakfast in America”, un tema que hizo que el respetable se levantara para escuchar esta interpretación fidedigna a la grabación original.

Y es que ese es uno de los alicientes de este gran show. Todos los temas eran interpretados con una gran exquisitez y fidelidad con el falsete del cantante marca de la casa. El triplete final de la primera, antes de un descanso para que la gente consumiera y la banda se relajara unos minutos, comenzó con la joya “Along Came Mary” de su tercer disco como solista ‘Open the Door’, así como  ‘Lady’ del cuarto disco del combo ‘Crisis?What Crisis?’ (título relacionado con la crisis económica que atravesó Gran Bretaña a principios de los 70 y que, cosas de la vida, sigue de plena vigencia por los bucles de la historia). La también mitiquísima “The Logical Song” fue la encargada de cerrar este primer repaso.

No menos intensa fue la segunda parte del concierto, que se abrió con “Had a Dream” de su representado disco debut. Este tema dio paso a otra serie de himnos de su ex banda, como “Babaji”, “Lord Is It Mine” o la gran “Child of Vision”. “Love Is a Thousand Times” fue el último recuerdo a su carrera solista, obviando por completo el segundo disco “Hail Hail” (si bien en el descanso si sonaron temas como “London” a través de los altavoces, otra joya que hubiese estado bien que interpretaran).

El final fue apoteósico, con “Don’t Leave Me Now”, la radiadísima y comercial “Dreamer” y la sinfónica “Fool’s Overture”, celebradísimas. Los bises no tardaron en llegar y fueron para la lenta “Two of Us”, la hímnica y clásica “Give a Little Bit”, acústica de Roger en mano, y la optimista “It’s Raining Again”.

Durante esta última, pude observar como en la zona de minusválidos bailaba una chica con su pareja en silla de ruedas, lo que es el mejor resumen a una actuación que alegró corazones, que hizo sentir de nuevo joven a una gran parte de una audiencia y, sobre todo, que demostró que esas canciones no han perdido ni un ápice de calidad del alma que las concibió: Mr. Roger Hodgson, la verdadera esencia de Supertramp.

Texto: Andrés Brotons
Fotos: David “Corso” Navarro

Etiquetas: , , ,

Categorizado en: ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

8 comentarios

  • Juandie dice:

    La verdad que éste gran músico es santo y seña de la historia del rock tanto en con SUPERTRAMP como en solitario ofrenciendo grandes temas de su carrera en solitario como de su banda madre.Si hace varios años disfruté en directo con BOB DYLAN con ROGER HODGSON tiene que ser emocionante verle en directo igualmente!!!

  • Ana López dice:

    Una gran crónica para un gran show que vivimos en Murcia. Todos los conciertos de Roger son así, llenos de luz y de color. Una auténtica fiesta de los sentidos. Siempre una gozada poder oir en directo todas esas canciones que nos han acompañado toda la vida a muchos de nosotros, en la voz de su auténtico creador. Todos los que aman la buena música deben acudir al menos una vez a ver a Roger. Seguro que repiten, porque una vez no es suficiente. Roger es un Artista muy especial, muy agradecido a sus fans, en cada actuación crea una atmósfera tal, que tu sientes que está tocando sólo para ti. Tal es su conexiòn con la audiencia. No he visto nunca tal comunicación entre un Artista y su público, como la que tiene Roger, En sus shows esán presentes todos los sentimientos que puedas experimentar: Es una emoción, una explosión, escalofríos y la piel de gallina, todo al mismo tiempo ...

  • Candy dice:

    Excelente crónica !! Ha sido un placer leerla y observar que cuentas las verdades tal y como son.
    Muchas gracias.
    Un espectáculo que sorprende a quien lo ve por primera vez !!
    www.RogerHodgson.com

  • x x x dice:

    OTRA VEZ CON BOB DYLAN , KE YA LO HAS DICHO , KANSINOOOOO!!!!!!!

  • Carmen dice:

    ¡Fantástica crónica! Francamente fue un conciertazo, y la plaza prácticamente llena, que para ser un miércoles y a 30 euros la entrada (60 en Valencia, pocos pueden presumir de ello. Grandisimos Roger y su banda, conciertazo y crónica de 10

  • Juandie dice:

    Por si se te había olvidao AMARGAO (xxlll)!!!

  • Fan dice:

    ¡Por fin! Roger ha vuelto a tocar en Mallorca. Desde que hace unos años se lo pedí en Sos del Rey Católico, ya ha cumplido dos veces. Igual será por casualidad, pero el caso es que hasta ese momento ni Roger ni Supertramp habían dado ningún concierto en esta mi isla (Supertramp siguen sin haber dado ninguno en la actualidad). Sea por lo que sea, me gusta pensar que en algo le pudo influir a Roger mi petición y, en todo caso, le agradezco que haya tocado aquí por segunda vez. ¡Y espero que sean algún día tres! Porque, aquí siempre será bienvenido.

    Si la vez pasada tocó en el extremo oriental de la isla (en Pollença) ahora lo hecho en el occidental (en Port Adriano de Calvià). Los mallorquines no nos podemos quejar. Nada más llegar al sitio ya se percibían buenas vibraciones en el ambiente. Creo que él mismo las notó durante el concierto, porque dijo: “me gustaría volver a tocar otro día en este mismo escenario”.

    De voz estaba estupendo y pasó fantásticamente bien los tests que suponen interpretar temazos vocalmente tan difíciles como Hide in Your Shell o The Logical Song. Para mí, los momentos más emocionantes a nivel musical fueron cuando tocó Had a Dream, tema que nunca le había escuchado en directo y que tiene un sonido de guitarra eléctrica que en vivo suena infinitamente mejor que en los vídeos de internet, así como Death and a Zoo. Cada vez que escucho esta canción en sus conciertos me entran ganas de llorar de la emoción. Si no lo hago, es porque me reprimo por eso de que “los hombres no lloran” y todas esas chorradas por el estilo que nos enseñaron en nuestra infancia… Esto enlaza, por cierto, con la educación y, cómo no, el tema School, que también tocó y que es mi favorito de Supertramp. En esta canción se agradece la presencia de batería, como en todas las del LP Crime of the Century. No así en las de Famous last Words, en las que el gran Bob (batería de Supertramp) se exhibía poco y se limitaba poco más que a marcar el ritmo. Afortunadamente, cuando el grupo de Roger tocó en este concierto Don’t Leave Me Now, el batería nos obsequió, a lo largo de la canción, con algunos toques más elaborados que en la canción originalmente grabada por Roger con Supertramp. Otro momento cumbre fue, naturalmente, la sinfonía-pop Fool’s Overture.

    Pero, como yo también tengo mi corazoncito, debo decir que a nivel personal el mejor momento para mí fue cuando Roger dijo “veo por aquí a personas a las que he visto en otros conciertos anteriores” y mirándome me saludó. Yo al principio no estaba seguro de que me saludaba a mí, pero él insistió hasta que por fin yo le respondí con mi mano. Lo dicho: para mí eso fue realmente lo mejor del concierto.
    La simpatía de Roger también se hizo patente a lo largo del concierto cuando explicaba el origen de muchas de sus canciones, compartiéndonos los sentimientos y vivencias que tenía en el momento de componerlas etc. Es increíble la intimidad que llega a conseguir en sus actuaciones. A los que lo habéis visto en directo qué os voy a contar al respecto.

    Igualmente, tuvo un detalle simpático cuando dijo “también quiero saludar a las personas que están viendo el concierto fuera de este local”. Se refería a un grupo de personas que se habían puesto encima de un muro para ver gratis el recital de Roger. Aunque no pagaron entrada, tuvieron como obsequio el saludo de Roger y sus generosas buenas vibraciones. Me encanta.

    La puesta en escena también me gustó mucho. Ver a Roger en un grupo sentado a los teclados en medio de los efectos de luces y humo y luciendo su larga melena, crea un ambiente a lo años 70 que los admiradores del progresivo y del hippysmo no podemos dejar de agradecer.

    En fin: todo en este concierto ha sido magnífico, y me ha servido también para quitarme el dolor de estómago que me inoculó el del sombrerito ese cuando interpretó Dreamer en la última actuación de Supertramp a la que asistí en Barcelona. Viendo y escuchando a Roger se confirma que no hay posible punto de comparación. Dónde vamos. ¡No hay color!

    ¡Hasta la próxima querido Roger!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.