Madness 2
gusylosimpostores
dobleesfera
omniatransit
reinodehades
mrgoliath
emgrace
azrael
bronco
marionettes
puenterock
noctambul
kingaspo
rulo
strangers
graspop

Crónica del Gineta Rock 2016: Sacramento, Alquimia, Centinela…

23 junio, 2016 10:54 am Publicado por  Deja tus comentarios

Salón Municipal La Gineta, Albacete.

Impecable y exitosa. De esta forma tan breve se puede definir la novena edición de este festival que empezó su andadura de manera discreta, pero con paso firme, allá por el año 2007. Buena organización y seguridad, sonido aceptable aunque quizás con un volumen excesivo para el lugar y un polideportivo que nos protegió del calor en el día y del inesperado frío en la noche.

Asimismo, diferentes stands con merchandising variados, tanto dentro como fuera del recinto, de todas las bandas participantes y de rock y metal en general, además de precios populares en barra y comida, etc… En definitiva, un rotundo triunfo que se refrendó con una amplia respuesta de público que fue en aumento conforme pasaba la noche, sin agobios ni apelotonamientos, lo que nos hizo disfrutar de todos los conciertos de la mejor manera posible. Como anécdota, tuve la oportunidad de charlar con uno de los organizadores históricos del evento, Deme Ortiz, que me dio las reiteradas gracias recalcándome que MariskalRock / La Heavy siempre había estado al pie del cañón, siendo el medio que más había apoyado a la consolidación de este festival como uno de los más importantes en tierras manchegas.

En un Metal de la Mancha…

Infamia-gineta

Infamia

Antes de entrar en detalles, cabe reseñar que hubo una fiesta de bienvenida el viernes donde cuatro buenas bandas de la talla de los jóvenes albaceteños No Drop For Us, quienes dieron el pistoletazo de salida al festival arrasando con los temas que dan forma a su destacable segundo EP ‘My Land In Flames, My Broken Home’, con un metalcore abrasivo y enérgico de influencias claramente nu-metaleras y americanas. También los franceses de la localidad de Grenoble, Lonewolf, triunfaron con su heavy metal de corte clásico, con una voz que recuerda a la mejor etapa de Grave Digger. Cayeron himnos como “Horders Of The Night” o “Viktoria”, además del estreno de tres cortes de su recién estrenada nueva obra ‘The Heathen Dawn’ como fueron “Wolfsblut”, “Demon’s Fire” o “When The Angels Fall”; como cierre, acabaron con el clásico “Under Jolly Roger” de los alemanes Running Wild. Cerraron la jornada, por una parte, el tributo murciano a Iron Maiden, Scream For, liderados por el meritorio guitarrista Nacho Gonzalvez y el vocalista Mark Nayomi, que están girando por todo el país con un repertorio basado en el clásico disco en directo ‘Live After Death’. Por otra, echaron el cierre definitivo el también homenaje albaceteño a la banda de Angus Young y cia AB/CT. Ambos combos amenizaron y caldearon con sus covers la más extensa jornada del día siguiente.

Los sorprendentes ciudadrealeños Against Myself se encargaron de calentar todavía más la soleada jornada de sábado en lares albaceteños, grupo con rubia fémina al frente de espectacular voz y físico, que factura un metal poderoso y melódico muy al estilo del de Nightwish; ese que tanta aceptación tiene en estos tiempos. El tema que abre su último disco, “Origin” fue enlazado a modo de medley con “Beyond The Chains” y “Glory”, siendo esta primera tripleta inicial ampliamente vitoreada por aquellos que iban llenando poco a poco el polideportivo.

“Firebird’s Flight”, con cierto toque a lo Within Temptation, y la más sinfónica “Shadows In My Head” conformaron ese segundo popurrí que logró que la banda amortizara su tiempo asignado de la mejor manera posible. Momento sosegado para la bellísima “When Words Kill”, extensísimo corte con partes de power ballad de las que erizan la piel, para acabar brillante y redundantemente (por su título específico) con su exitoso “Through The End Of Time” del último disco editado el pasado año y avalado por Santo Grial, el apreciable ‘Odissey To Reflection”. Y digo exitoso porque es un tema cuyo videoclip cuenta con la friolera de más de 320.000 visitas en Youtube. Se dejaron en el baúl de los recuerdos su primer disco de 2011 ‘Sky Ashes’, pero seguro que en las próximas citas nacionales que ya tienen programadas a lo largo de este 2016, esta banda española con sabor foráneo seguirán captando fans con un repertorio mucho más extenso para la ocasión.

Rancor-gineta

Rancor

Los conquenses Tributo al Cielo, con su buen heavy metal de corte clásico, hicieron pasar un rato agradable a la audiencia con temas como “Ojo por ojo”, el fantástico y galopante “A la par de Dios” o “Bajo mi piel”. Con la más hard rockera “Juicio final”, su vocalista y guitarra Miguel Ángel “Gato” consiguió que el público la cantara con una gran acogida. Todavía mejor recibida y coreada fue la fiel adaptación al clásico de los Barón Rojo,  “Los rockeros van al infierno”. Con otras composiciones como la que da título a su único disco autofinanciado, ‘Hasta vencer’,  se ganaron sin duda el calor del público. Eso sí, necesitan con urgencia nuevo lanzamiento y buscar más una personalidad que los diferencie de la excesiva oferta que se prodiga en el estilo excesivamente manido que practican. Seguramente el “cielo” esté de su parte de cara a lograr esa meta…

Con un sonido cercano a los americanos Anthrax, varias demos, EPs y dos álbumes en el mercado, Rancor fueron sin lugar a duda la apuesta más “trallera” de la vespertina jornada. Así, asaltaron el escenario con el tema que inicia su hasta el momento último disco, el veloz y poderoso “The Last Drop Of Blood” con Jorge Saez a la batería dándolo todo. Tras este comienzo, su cantante Daniel López no dudó en provocar con humor a la audiencia soltando un concluyente “Hemos venido desde Madrid a patearos el culo”, tras el cual cumplió su palabra con la feroz “Zombie War”, primera canción durante la cual los aficionados de las primeras filas se abrieron para comenzar a divertirse haciendo el habitual mosh que piden estos conciertos. Continuaron con “Idolize Your Demons” y el tema que da nombre a la banda “Rancor”. Tras “There’s No Love”, era momento de su emblemático “Sea Of Lies” (el cual cuenta con un destacable videoclip), donde Ricky y Vasco se lucieron a las guitarras y con los que difícilmente podías decepcionarte con su atronadora propuesta. La trilogía final con el corte que da título a su único disco “Dark Future”, “Addited To Hate” y sobre todo “Wounded Wolf”, que abría su primer disco de 2010, certificaron que el thrash en España tiene tanta calidad como el de cualquier combo foráneo.

Vuelta a los sonidos más clásicos con los murcianos Hitten, que con la maidenesca “Demons” y esos clásicos punteos y cambios de ritmo que recuerdan a los tradicionales del combo de Steve Harris, se ganaron el corazón de metal (como la asociación organizadora del evento) de muchos de los congregados.  Con “Don’t Be Late”, “Victim Of The Night” o “Can’t Bring Me Down”, tema que roza el power de grupos como Gamma Ray y que está incluido en su último disco editado este mismo año ‘State of Shock’ (de los que también sonó el tema homónimo o “Liar”), siguieron conquistando a la entregada audiencia manchega. Después de “Running Over Fire” y con tantas influencias en su sonido, no podía faltar un tributo a su banda favorita por antonomasia con la mítica “Iron Maiden”, que levantó al público y durante la cual aprovecharon para presentar a los integrantes de la banda.

Sacramento-gineta

Sacramento

Muy esperada fue la actuación de los riojanos Infamia, de los que tuve la oportunidad de ver su actuación en el Leyendas del Rock hace un par de años. Ya me sorprendieron gratamente en aquel entonces y tras volver a verles puedo decir que han crecido cualitativamente y se han asentado como formación a tener en cuenta desde aquella ocasión. Abrieron con la satírica “Mi generación” perteneciente a su último disco ‘Sin respiro’ de 2014. Igualmente,  “Flor de hiel” de su primer disco  ‘Sueño o realidad’  y “La razón dormida” (nuevamente de su última entrega) continuaron con el buen hacer de la banda. Su vocalista Fredy agradeció ver caras conocidas entre el público de sus seguidores incondicionales, mencionando ciudades como Murcia o Valencia, y dedicándoles el siguiente tema “Fiel a mis sentimientos” del anterior trabajo ‘Neophobia’.  Vuelta a su ópera prima para presentar la canción que precisamente daba título a su primer álbum, la rainbowniana y melódica  “Sueño o realidad”. La impresionante “Mil lágrimas” de su penúltimo trabajo, que en la versión de estudio cuenta con la colaboración de Carlos Escobedo de Sôber,  fue otra de las mejor acogidas. Finalmente, se fueron sucediendo “El juego”, “Del paraíso al infierno”, o “La luz del sol”, ésta última originalmente cantada en el álbum junto a Víctor García de WarCry. Después de “Jugando a ser Dios”, se coronaron con “Sin respiro”, donde emplazaron a su público al Granito Rock 2016, que tendrá lugar el próximo sábado 23 de julio y donde, con entrada libre, compartirán cartel con grupos de la talla de Zenobia o los cada vez más exitosos suecos Amaranthe. Sin duda, otros de los grandes vencedores de la jornada.

Tenía ganas de reencontrarme con los cada vez más afianzados cordobeses Sacramento, a los cuales no había tenido oportunidad de ver en vivo desde su anterior trabajo. Comenzaron su exitoso periplo en el festival con la canción que abre su último disco, la fabulosa y speedica  “Destino marcado”. Continuaron con “Rencor” también del nuevo trabajo, para después recuperar “Jaulas de cristal” del primer álbum, con el cual Manuel Escudero comentó “que era un honor estar en el festival desde Córdoba”, y atacar, acto seguido, con el corte homónimo de su ópera prima, el ya clásico y potentísimo single “A sangre y fuego”.  La banda sonó compacta y muy profesional, especialmente en temas como “¿Quién parará este tren?” o la canción que da título a su segundo y por el momento último disco, “Horizonte de eventos” (que reseñamos en su día en MariskalRock con una destacable valoración).

Interpretaron “La estrella de David”, un tema que Manuel presentó comentando que tiene 43 años de historia, pues fue originalmente grabado por Juan Bau – con el que la banda lo regrabó en un dueto-–   y mencionando también Escudero al compositor del mismo, Jose Luis Armenteros. Casualmente comentó que éste había tristemente fallecido la semana anterior a los 72 años. Y es que a ese genio y maestro de melodías en la sombra se le atribuyen otras joyas como “Un beso y una flor” y “Libre” de Nino Bravo, o el también conocidísimo “Cuéntame” de Formula V, entre otros muchos clásicos contemporáneos de la cultura musical de nuestro país.

centinela-gineta

Centinela

En el tema de esencia folk “Wallace”, dedicada al héroe homónimo, se mencionó a Mägo de Oz, que colaboró en la versión del disco y de los que Manuel se declaró un ferviente seguidor. Cerraron con toda una declaración de intenciones con la categórica y reveladora “Black Deep Rainbow”, durante la cual se presentó a toda la banda, siendo especialmente emotiva la fuerte ovación que Manuel pidió para el batería Sergio González, pues era su último concierto y al cual todo el grupo deseo muchísima suerte en su futuro profesional.

Los albaceteños Centinela jugaban en casa y con ellos no se cumple eso de que “nadie es profeta en su tierra”, porque precisamente cuentan con una buena legión de seguidores que se hicieron notar a lo largo de su brillante actuación. Así, y tras la intro pregrabada que da título a su último disco editado el pasado año ‘El lamento del diablo’, arrancaban con fuerza y decisión con el primer tema paradójicamente titulado “La última canción”. Continuaron con el mismo CD y el corte “Tres diablos”, cuyo principio he decir que me recordó ligeramente al “Dr. Feelgood” de Mötley Crüe. El vocalista José Cano dio reiteradas gracias al público congregado esa noche por seguir apoyando la música, apostillando “que ya estaba bien de tanto futbol y de tanta política y que íbamos a disfrutar de la música esa noche”, para seguir acto seguido con la conocida “Escribiré” del disco ‘Claustrofobia’ de 2008. Con “Pánico”, tema que bautizaba su cuarto trabajo, hubo bastante interactividad y karaoke con la audiencia, que la coreó religiosamente. En “Se oculta el sol” del LP ‘Pura satisfacción’ de 2012, agradeció y animó al público a que escuchase su último disco en las plataformas digitales, acometiendo a continuación con la cañera y contundente  “Me verás”.

En el tema “Más fuertes” del disco ‘Teoría de la fidelidad’ invitaron a su fantástico ex-guitarrista Juan Parreño, que abandonó la banda en buenos términos en el 2011, y con el que se nota que todavía conservan una gran amistad y química musical. Asimismo, dedicaron con gran camaradería el tema “Huesos y piel” a todos los grupos de la provincia de Albacete.

El momento más emotivo de la noche llegó con la dedicatoria a un fan que les seguía y apoyaba a todos los lugares donde actuaban pese a estar enfermo, y que lamentablemente terminó falleciendo en febrero del pasado año. Para esa persona especial, Jasel, fue su balada más conocida y emblemática, la preciosa “Frio” de su tercer disco ‘La nueva ira’ y que también rescataron en versión acústica en el EP ‘Espinas del alma’. También sonó la hímnica “La herida” del mencionado disco ‘Pánico’, fielmente ovacionada, despidiéndose con el vocalista de Hitten y otros componentes de esa banda cantando a la par con ellos el ochentero emblema de la banda, “Como un huracán”. Y eso es lo que Centinela fue, un huracán que llegó, arrasó y triunfó.

Alquimia-gineta

Alquimia

Con unos veinte minutos de retraso sobre el horario inicial, el cansancio empezaba a hacer mella en el público, pero también permanecía el entusiasmo por ver a otro de los estandartes que llevan a lo más alto el power metal de corte clásico en este país. Y es que, tras la inevitable introducción que caldea su puesta en escena, los Alquimia liderados por el guitarrista Alberto Rionda arrancaron con el espectacular y pegadizo tema que da título a su última obra, la bella, rápida y melodiosa “Espiritual”. Siguieron con la virtuosa “Caballero blanco”, cuyo riff es digno de los mejores tiempos de Yngwie Malmsteen. Tras ésta, el vocalista de la banda, Isra Ramos, pidió un fuerte aplauso para todas las bandas participantes en el festival, así como para la organizadora del festival “Corazón de metal” e igualmente hubo una caballerosa mención para la peculiar Asociación de mujeres rockeras y metaleras de Albacete “Armma”, siempre al pie del cañón en el festival. Bonito detalle de acordarse de éstas, que redondearon interpretando a continuación el cada vez más conocido “Dama oscura” de su primer lanzamiento de 2013, y que poco a poco se ha convertido en imprescindible en esta banda continuista de ese otro clásico del rock asturiano que fue Avalanch.

Ismael pidió entonces que dejásemos de lado todos los problemas encomendándolos a la “Divina Providencia”, y rescatando a la par el medio tiempo de su celebrado álbum debut. El cantante, con su desbordante sonrisa y simpatía que no cesó en ningún momento (constantemente se refería a la audiencia como “amigos alquimistas”) animó a sus incondicionales a corear con fuerza el siguiente tema, “Sol negro”, donde tornó la velocidad de antaño con el ya himno que estrenaron casi un año antes como ya nos hicimos eco en la crónica del pasado Leyendas del Rock.

Poco después, el frontman apostilló que “aunque somos todos valientes, ¿alguna vez os habéis sentido “Vulnerable”?” para atacar todo el grupo con el citado corte, que dicho sea de paso me recuerda (para bien) en algunas partes al “Lost In Space” de Avantasia.  El también single de su actual y última entrega, el épico “La flor en el hielo”, siguió completando un repertorio que, pese a dejar más de lado en el show las composiciones de su antigua banda, en absoluto se nos hizo aburrido.

Tras preguntarnos Isra si nos gustaban las leyendas, y ante la afirmativa ovación de la audiencia, continúo cómplice comentando  “una leyenda que tuvo lugar en una fuente…”, para interpretar a capela y al unísono con el ensordecedor público una fiel y a su vez enérgica revisión de uno de los clásicos imprescindibles de Avalanch, la bellísima “Xana” de la era de Víctor García. Asimismo, se incitó a los “alquimistas” a gritar todavía más fuerte, hasta dejarse el último “Aliento”, otro tema de su primer disco.

Vamos llegando al final y el hacha y líder Alberto Rionda junto a Chez García, teclado en mano, se quedan solitarios en el escenario para interpretar un solo muy pinkfloydiano que incluyó retazos del clásico “Santa Barbara”, el cual acabó enlazado con “Sacrificio”. Segundo y último recuerdo a Avalanch con la esperadísima “Torquemada”, sonando categórica y radiante, tras la que Israel pidió contundentemente “queremos cantar la unión con vosotros”, antecedente de la buena energía del himno final “Almas unidas”. Con la clásica canción de los Monty Pithon “Always Look On The Bright Side” de la película “La vida de Bryan” sonando ya de fondo (tal y como hacen también desde hace años los Iron Maiden), Alquimia saludó y se despidió de su público, canturreando y bailando con diversión la canción. Y así se cerró otra edición de leyenda de un festival, que un año más, demostró estar a un altísimo nivel. ¡Hasta el año que viene, donde los “jinetes” y “jinetas” del metal volveremos a cabalgar!

Texto: Andrés Brotons
Fotos: Raúl Blanco

Redacción
¡Síguenos!

Redacción

El equipo de redactores de MariskalRock te trae toda la información del mundo del rock y del metal, en todas sus vertientes.
Redacción
¡Síguenos!
Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,

Categorizado en: ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.