64 nudos
hermana furia
motores
psychic equalizer
kutxi romero
icaro

Crónica de Mamá Ladilla + Monóxido: Monstruos

3 noviembre, 2015 3:41 pm Publicado por  1 Comentario

Sala Caracol, Madrid

El pasado sábado 31 vivimos en Madrid una noche de Halloween con gritos y risas a partes iguales. La sala Caracol albergó la cita dos de los grupos de rock más cómicos del panorama nacional: Monóxido y Mamá Ladilla. Dos monstruos de la lírica humorística que provocaron carcajadas e hicieron que sus seguidores corearan bien alto sus desternillantes letras. Además, fueron acompañados por los artistas Samu Rantifuso y Paco Alcázar, que realizaron dibujos durante la actuación.

Monóxido-madrid

Monóxido

La noche empezó con Monóxido, que vinieron a la capital a presentar su nuevo disco ‘Creo en Ros’. ¡Y fueron bienvenidos! De los edificios colgaban carteles con el lema “Güelcome Ros” y la multitud les ovacionaba a su paso (o al menos así es como se habían imaginado su llegada según el cartel que anunciaba el concierto). El grupo de “rock soviético-rural” procedente de Valladolid vino con ganas de jarana. Ataviados como si de la selección soviética de fútbol se tratara, los Monóxido aparecieron en el escenario con el cantante y líder de la banda Ramón Arratia espetando: “¿Qué pasa? ¿Nunca habéis visto a un gordo en chándal?”

Lo que no habíamos visto antes es a un líder espiritual como él, predicando tan fielmente los mandamientos del venerado Ros. Y es que en su nuevo disco, el cual regalamos en el anterior número de La Heavy, nos encomiendan a adorar a Ros y a seguir su palabra. Los bares, el ROSado y el jatobuey son los sacramentos de esta religión que cada día atrae a más y más gente; y el sábado, la parroquia estaba muy entregada al rock de estos misioneros. Este nuevo disco viene con un Monóxido mucho más cañero que de costumbre. Tal y como nos dice Ramón Arratia en la entrevista realizada por Juan Destroyer para La Heavy, el disco viene cargado de “riffs retro-soviéticos y un poco de doble bombo pa’ darle flow”.

Sobre el escenario interpretaron canciones como “La solución está en el corral”, “Creo en Ros”, “Hoy estoy Soberano” (haciendo referencia al conflicto soberanista catalán) o “El gran problema de España es el arbitraje”. A continuación, pudimos escuchar las nuevas versiones de los clásicos “Jatobuey”, “Necrofilia” y “Olegario”, que según Ramón Arratia “se ha convertido en un himno para poner en el tractor mientras aras”.

Después de este grandísimo conjunto llegó Mamá Ladilla. Mítica banda madrileña con el gran Juan Abarca a la cabeza, que lleva desde 1994 dándole a su público grandes dosis de humor absurdo, escatología y surrealismo. Tras las nuevas incorporaciones del grupo, Sergio González al bajo y Abel del Fresno a la batería, la banda nos ofreció una buena parte de su extenso repertorio. ¡Y es que diez discos dan para mucho! Nos ofrecieron varios temas de su último trabajo, ‘Coprofonía’, entre los cuales “Padezco rock” destaca por su paródica caricatura del mundo del rock & roll. Seguidamente, temas como “Locas” y el mix “Bici sin sillín” arrancaron bastantes carcajadas entre el público.

Mama-Ladilla-Mad

Mama Ladilla

El dibujante Paco Alcázar propició en gran medida a que el espectáculo fuera más gracioso si cabe. El artista nos ofrecía su versión de cada una de las canciones que tocaba la banda con dibujos proyectados, los cuales realizaba en directo. Más de una vez pudimos ver al cantante Juan Abarca sorprenderse y reírse con las obras mientras tocaba.

Por supuesto, hubo tiempo para los temas clásicos del grupo. Y es que canciones como “Mi nave Mix”, “Tu fiesta”, “Chanquete ha muerto” o “Cunnilingus Postmortem”, son verdaderos himnos para los fieles que acuden a los conciertos de Mamá Ladilla. No faltaron tampoco las más movidas y que generan grandes pogos como “Flípalo”, “Ataca” o “Aparta, papá”. Para terminar tocaron “Sucedió en Beckelar”, en la que colaboró para sorpresa de los allí presentes, Llors Merino, bajista de la formación inicial del grupo.

Los dos grupos estuvieron geniales y nos hicieron disfrutar de muy buena música en una fiesta previa a la noche de Halloween que, seguro, muchos celebraron después.

Texto y fotos: Marcos Campo

Etiquetas: ,

Categorizado en: ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

1 comentario

  • Juandie dice:

    Para realizar grandes conciertos tampoco hace falte ser una banda cañera al cien por cien y estas dos bandas en la mitica CARACOL madrileña a su manera dieron dos recitales muy dignos según he podido leer por aquí presentando ambas bandas sus últimos albumnes.Esta claro que el cachondeo y la buena música son los fieles escuderos para que estas dos bandas realicen conciertos de este tipo!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.