Madness 2
ironmaiden
dobleesfera
azrael
elhombredelvalle
rulo
strangers
effe
javiersolo
graspop
saratoga

Crónica de la Krea Christmas Party: Mägo de Oz, Leo Jiménez…

5 enero, 2016 6:02 pm Publicado por  Deja tus comentarios

Sala But, Madrid.

Nuestros amigos de Krea celebraban su décimo aniversario y qué mejor forma de hacerlo que con un festival navideño en el que participarían un gran número de las bandas que ellos están gestionando. Mario Ruiz ha conseguido consolidar un proyecto audiovisual como el de Krea Films Producciones, junto a José Herrera; un gran equipo profesional con el que están desarrollando una gran trabajo, con un producto de absoluta calidad.

Khy

KHY con Tanke Ruíz de Fiebre

Una gran noticia para los que iban a asistir a esta fiesta era que, por primera vez, podían venir acompañados de menores de edad, ya que el día anterior se publicaba la ley por la que los menores de 18 años podían entrar en las salas de Madrid.

Todas las bandas participaron en las mismas condiciones: cuatro temas y una rápida transición entre grupos. Comenzaron los jóvenes Ekram, una formación que practica un metal alternativo con toques grunge. Alex Roddom, vocalista inglés, supo conectar con su público con temas como «Enemy», «Breakaway», «Dead Chicken» y un medley con temas de Metallica. Un gran pistoletazo de salida a la noche.

Después llegaba el turno de Nightfear, gran realidad que, para mí, ha facturado el mejor disco de metal nacional de 2015: ‘Drums of war’. Una banda tremendamente consistente, que cuenta con un gran vocalista como Lorenzo Mutiozabal; dos hachas a las guitarras como Ismael Retana y Victor Blanco; y una poderosa base rítmica con el eficaz Manuel Moreno al bajo y el poderoso Oskar Bravo a la batería, se presentó a la altura de las circunstancias. Su actuación se basó en este reciente trabajo, con temazos como «The Duel», «The Profecy», el que le da título «Drums Of Wars» y una única concesión al anterior con «Pride». Power metal de gran calidad y precisa ejecución, con canciones muy elaboradas. Como anécdota, homenajearon al recién fallecido Lemmy. Esperemos que tengan el reconocimiento que se merecen.

Burdel-King

Zeta y Manuel Seoane en el concierto de Bürdel King

Easy Rider presentaban algunas novedades al no poder contar ni con el americano vocalista Ron Finn, ni con el bajista Jose Antonio Villanueva, presente en la sala aunque de baja laboral; este último fue sustituido por el bajista de Against The Wave, Guille. Lorenzo Mutiozabal fue el invitado especial para cantar un gran clásico como «Strangers», dando la talla en un tema tan exigente. Por su parte, Tony Menguiano demostró su versatilidad y registros enfrentándose a «Defiance», con un estilo personal que nos encantó. Posteriormente se lanzó con «Jugando a perder» y un pedazo de canción que nos encanta: «Perdido en el adiós». Ambas fueron escritas por los añorados Neomenia, de los que posiblemente tengamos noticias nuevas en breve.

Era el turno de una banda muy querida por un servidor: 7 Almas. La formación, de la cual esperamos ansiosos su próximo LP, cuenta con grandes músicos y un omnipresente aroma a hard rock.  Deudores de Whitesnake o Bad Company, tienen mucha clase y un exquisito gusto por las melodías, apoyándose en una increíble voz como la de Israel Hernansáiz, las guitarras de Oscar J.López; y una base rítmica muy competente, con Oscar Salas al bajo, Oscar Pérez a la batería y Carlos Mora a los teclados. Un trallazo como «Nueva tierra» dio comienzo a su show. «Te siento lejos», el baladón «Esperándote» y «Donde está tu amor», del que realizaron su primer videoclip oficial, nos volvieron a deleitar de su gran puesta en escena.

Danny Vaughn y Manuel Seoane, que mostraron gran complicidad, estrenaron una versión nueva de sus Burning Kingdom, completada con la sección rítmica y los teclados de 7 Almas. Sonaron dos temas de su último trabajo ‘Simplified’, como «From On High» y «Watching As It Burns», dejando cabida también para dos perlas de Tyketto como «Strength In Numbres», y «Wings», que contó con la participación de Zeta de Mägo dando réplica a todo un pedazo de vocalista como Danny Vaughn.

Leo-Jimenez

Leo Jiménez con Txus Di Fellatio de invitado a la voz.

Tiempo después para el rock and roll gamberro y macarra de Burdel King, con Txus Di Fellatio a la cabeza, ataviado con sus mallas y plumas habituales en este combo. Le acompañaron Manu Seoane y Frank a las guitarras, Sergio Martínez al bajo, Javier Díez a los teclados y guitarra, Anono a la batería y Patricia Tapia a los coros. «Esta noche huele a Rock and Roll» abrió la veda para el cachondeo y el entretenimiento. Siguieron «Al vecino del diablo», con Francis Sarabia y Carlitos; «Si no follas no entretengas» con Javier Vargas; y «Mi nombre es Rock and Roll», con Juanky Alvarez, baterista de La Orden del Kaos y vocalista de Arkgabriel, a la batería.

Patricia Tapia y su KHY llegó después, con dos Easy Riders a las guitarras como son Dani Castellanos y Javier Villanueva (van a México también), Juanjo Alcaráz al bajo, Juan Guadaño a los teclados y el omnipresente Oscar Pérez, que se sentó hasta con cuatro formaciones diferentes. Temas como «En mi locura», Miedo» junto a Tanke Ruíz de Fiebre; la versión de Chris Isaak que popularizó el director David Lynch «Wicked Game» y «Revolución», dejaron constancia de la fuerza y la garra de Patricia en directo.

Leo Jiménez, que contaba con muchos seguidores en la sala, fue el siguiente en salir, acompañado de sus habituales Edu Fernández, Carlos Expósito, Antonio Pino y Rufo Cantero. Después de pedir aplausos para Lemmy, se enfundó la guitarra y arrancó con el «Enter Sandman» de Metallica; invitó a Txus para compartir «Misantropía» y se lanzó con dos poderosos temas como «Niño» y «Volar», de su época en 037. La Bestia hizo las delicias de todos sus seguidores.

Mago-de-Oz

Mägo de Oz

Y llegó el turno final para Mägo de Oz, aunque habían ido apareciendo sus músicos en temas de otros grupos por separado. Cantaron el cumpleaños feliz a Josema y abrieron con «Abracadabra». Siguió la versión de la Tampa «Acércate y bésame», contando con la magnífica voz de su compositor  Pablo Perea, junto a Zeta. Danny Vaughn subió para cantar «Loves Never Die», la versión de «Hechizos, pócimas, y Brujería» que, como la anterior, incluyeron es su álbum ‘Celtic Land’. La ecologista y reivindicativa «La costa del silencio» puso, momentáneamente, final a la actuación.

El himno que Txus compuso para el fallecimiento de Big Simon «Y serás canción», dio paso a la participación de muchos de los músicos haciendo coros o con su instrumento. El broche final vino con con las recurrentes «It’s My Life» de Bon Jovi y «Highway To Hell», de AC/DC. Resultó un tanto embarullado, pero quedaba compensado con la gran camaradería y buen rollo que veíamos encima del escenario.

Una gran fiesta para cerrar el año de la mejor manera posible, con bandas de gran calidad y con magníficos trabajos en la calle. Felicidades a todos los que lo hicieron posible.

Texto: José Luis Martín
Fotos: F.R. García

Redacción
¡Síguenos!

Redacción

El equipo de redactores de MariskalRock te trae toda la información del mundo del rock y del metal, en todas sus vertientes.
Redacción
¡Síguenos!
Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

Categorizado en: ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.