proyecto hatta

CRÓNICA DE ARKANIA: FORTALECIÉNDOSE

13 julio, 2015 2:26 pm Publicado por  2 Comentarios

Sala We Rock, Madrid

Javi González, Ángel Santamaría "Ícaro" y Rober Gutiérrez en el concierto de Arkania en We Rock (Madrid)

Javi González, Ángel Santamaría "Ícaro" y Rober Gutiérrez en el concierto de Arkania en Madrid

Por mucho que el concierto fuera gratis previa invitación –no bastaba con plantarse sin más en la puerta de la sala, sino que tenías que granjearte los favores del grupo rellenando un formulario- no le restaremos valor al hecho de que los madrileños fueran capaces de convocar a cerca de 350 personas en pleno mes de julio. A nadie ha de extrañar el fervor recibido en la presentación de ‘Serena fortaleza’, retransmitida en directo vía streaming, pues cada vez han ido haciendo las cosas mejor hasta llegar a este cuarto trabajo que les reafirma como una realidad bien palpable del metal español.

Su música sigue recorriendo en paralelo dos sendas principales: la del heavy/power de canciones como la que da título al álbum y la del hard rock de inspiración ochentera que, en mi opinión, es donde más lucen.

El concierto empezó a las 22:30, que fue cuando comenzó a sonar por los altavoces “Conquest of Paradise”, operística y épica pieza de Vangelis fundida con “Revelación”, la intro de su disco. El telón cae con la irrupción de “Serena fortaleza” y desde el minuto uno vemos que su público ha hecho los deberes con respecto a las nuevas canciones. Volveré a constatarlo cuando toquen “Mi nombre es rock ‘n’ roll”, donde el guitarrista Rober Gutiérrez da buena muestra de su importante labor en los coros más agudos; antes habían sonado “Qué será de ti” y “La bestia dormida”, de su anterior referencia discográfica.

Dentro de sus posibilidades, el grupo trajo consigo aderezos para hacer su show más vistoso, siendo tan potente la máquina de humo propia como tímidos los disparos de confeti. También se agradece como espectador que los dos guitarras, tanto Rober como el nuevo Albert Toledano  (AlterEvo), sean solistas, y buenos solistas además.

A petición de Ángel Santamaría, el público comienza por sí mismo “Eterna”, y tras ella, llega el primer gag de la noche, con el teclista Barny jugando con el inicio de “Black Diamond” de Stratovarius; pero enseguida arremeten con los aires celtas de “Estrella del Norte”.

Muchos aún se preguntan cuál es el secreto de que haya siempre tantas chicas en sus conciertos y, no dudando de su sex-appeal, seguro que tienen que ver en ello baladas como la eternamente dedicada a Madrid “No sé vivir sin ti”, comandada por el piano de Barneto y la voz de Ícaro, aunque no puedo dejar de destacar el sentido punteo de Rober. Hemos entrado en un tramo del concierto más relajado, que prosigue con el teclista interpretando su bonita composición “Tú y yo”, enlazada, como en el disco, con el exquisito y muy melódico “No te puedo olvidar”, otro de los temas nuevos que pugnarán por formar parte para siempre de sus repertorios.

Vuelve el power con “Musa hasta el alba” y el público responde de inmediato a la petición de Ángel de entonar la melodía inicial. “Armageddon” nos mantiene en guardia guerrera, y qué decir del fragmento que tocan de “Black Wind, Fire and Steel” de Manowar.

Una delicada introducción de Barny y Rober nos mete de lleno en “Gabrielle”, donde nos guardan un parón con espacio para que demostremos que nosotros también sabemos cantarla. Ángel nos confiesa que si han rescatado “Cuentacuentos” y sus curradas armonías de guitarra ha sido a petición de su público latino, que como señalé antes, tuvo la oportunidad de ver el concierto vía streaming. A él le dedican el cambiante “Hijos de América”, precedido de un portentoso redoblar de los tambores de Rafa Delgado, iniciado con un riff muy contundente, sustentado en estructura powermetalera y culminado con una reiterativa y muy identificativa melodía. Ícaro nos pregunta si recordamos a qué banda perteneció Rafa, haciendo ahora el grupo un fragmento de “Maldito sea tu nombre” de Ángeles del Infierno.

Parecía que “Siempre conmigo” podía ser el final del concierto, pero en realidad se despidieron de nosotros, entre humo y confeti, con un alargado “Hey tú!” en el que Rober y Javi acabaron haciendo chocar sus guitarras, el primero bromeó incluso amagando con estrellarla contra el suelo.

Eran las 00:15 y, como bien adelantó Ángel, nos habían hecho salir de allí con una sonrisa en la boca.

Texto y foto: Juan Destroyer

Redacción
Etiquetas: , , , , , ,

Categorizado en: ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

2 comentarios

  • fredo dice:

    Los guitarristas eran Roberto Gutiérrez y Albert Toledano de AlterEvo. Gran concierto de Arkania

  • Juandie dice:

    No me extraña que la peña que se acercó a verles salieran satisfechos ya que es una gran banda y esa noche arrasaron como mejor saben hacerlo con esos temas tan heavys que también ejecutan.El futuro del heavy metal de nuestro país esta en ARKANIA,GUADAÑA,ZENOBIA,DUNEDAIN,SAUROM,etc...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.