ivanallue2
blanco y en botella
cath gairard
hermana furia
kutxi romero
jei pir

Crónica de Amon Amarth + Testament: Una noche en Valhalla

7 noviembre, 2016 12:22 pm Publicado por  1 Comentario

Roundhouse, Londres.

Tras la resaca dejada por Halloween y sin apenas tiempo para recuperarse de cara a las celebraciones del 5 de noviembre,  Londres recibió el pasado viernes a dos bandas con décadas de experiencia sobre sus espaldas que gozan de un gran  reconocimiento en nuestro continente. La Roundhouse de Camden se puso sus mejores galas vikingas (en algunos casos literalmente, ya que se podían ver grupos de gente disfrazados de vikingos) con el aforo al completo para recibir a Amon Amarth y a Testament.

Los primeros en aparecer en el escenario fueron Testament, progenitores reconocidos del género thrash. Venían a presentar su nuevo trabajo ‘Brotherhood of the Snake’, que ni siquiera llevaba en el mercado una semana completa en el momento del concierto. Fue precisamente el tema que nombra al nuevo álbum el elegido para abrir el bolo.

No es de extrañar esta elección, ya que es un corte que anuncia cuál va a ser la dinámica de la actuación y prepara a la audiencia para lo que va a venir después, dándole la oportunidad de calentar el cuello. Sin embargo, una canción más conocida hubiera sido más útil a la hora de meterse al público en el bolsillo. Un público que en su gran mayoría y sin duda alguna había venido a ver en directo a Amon Amarth, lo que se podía deducir del contraste en el recibimiento a ambas bandas. Como segunda descarga eligieron “Rise Up”, que también abre el esfuerzo discográfico ‘Dark Roots’. Este tuvo mejor recibimiento y provocó los primeros coros por parte del público. Para continuar volvieron a introducir “The Pale King”, otro gran corte del último LP.

testament-roundhouse-londres-live-directo

Testament

De aquí, un salto a lo más clásico de su trayectoria como músicos, volviendo a sus primeros discos con “Disciples of the Watch” y “The New Order”. El público celebraba las interpretaciones al acabar, pero no reaccionaba como se esperaría uno al asistir a un evento de este tipo. Permanecía estático, lejos de mosh pits, probablemente guardando energía para la siguiente descarga. El concierto avanzaba con temas nuevos como “Dark Roots” y “Stronghold”, mientras Chuck Billy reproducía los solos de la banda en su “pie de micro”, que parecía un cetro con iluminación propia. Para terminar su actuación, la banda tiró de los clásicos que todos estábamos esperando: “Into the pit”, “Over the Wall” y “The Formation of Damnation”.

Y así, llegó el momento del desembarco de los vikingos sobre el escenario. Antes de que apareciera la banda sobre el mismo, pudimos ver un enorme casco con cuernos iluminado por dentro, lugar donde se iba a asentar la batería. Como telón de fondo, la mirada desafiante del mercenario de la portada de ‘Jomsviking’.

Tras una breve intro, comenzó la descarga de Amon Amarth. Johan Hegg apareció liderando a los suyos con su imponente apariencia y un cuerno a la cintura, con el que brindaría con el público en repetidas ocasiones. Los suecos también han lanzado un nuevo álbum este mismo año, pero está mucho más rodado y es bien conocido por el público. Sin embargo, para comenzar el concierto eligieron el ya clásico “The Pursuit of Vikings”: directo y al grano. El público lo recibió con gran aceptación y, desde el primer momento, se podían escuchar los coros de la multitud acompañando a Johan. Sin apenas tiempo para respirar, continuaba la épica con la caída de Loke: “As Loke falls”. Es interesante ver cómo esta banda hace uso del folklore de su país de origen haciéndolo interesante para audiencias de culturas muy diferentes a través de la música, aunque tengo que decir que se me ocurren pocas cosas más heavies que la mitología vikinga. Aun así, hay que saber explotarlo y ellos llevan haciéndolo mucho tiempo.

amon-amarth-roundhouse-londres

Amon Amarth

Reflexiones a parte,  el concierto sirvió de escaparate para su último disco, ya que la mayoría de las pistas pertenecían al mismo; siguieron consecutivas “First Kill”, “The Way of the Vikings” y “At Dawn’s First Light”. El público permanecía excitado ante la actuación de la banda a pesar de que la interacción de la misma con el respetable era escasa, por no decir inexistente. Los temas se sucedían intercalando algunos antiguos con los más modernos y el telón de fondo variaba según a qué disco pertenecía el corte que tocaba la banda en el momento. Justo antes de que comenzaran a tocar “Father of the Wolf”, dos vikingos subieron al escenario con armaduras, hachas y escudos, permaneciendo a ambos lados del escenarios a modo de guardia y moviendo sus hachas al ritmo de la música. ¡Rematando la estética nórdica!

Tras este momentazo, el concierto llegó a su recta final, en la que los suecos tocaron sus temas más celebrados.  “War of the Gods” inició la tanda, seguido de “Raise Your Horns”, canción del último larga duración que, seguramente, se convertirá en un clásico de la banda con el paso del tiempo. Antes de comenzar, trajeron a Johan un cuerno todavía más grande que el que llevaba a la cintura, presumiblemente lleno de cerveza para brindar con el público londinense. La velada continuó con “Guardians of Asgaard”, durante la cual el cantante se enfrentó a un dragón hinchable armado con un martillo gigante para, tras vencer, cerrar el concierto con la conocida “Twilight of the Thunder God”.

Y así, casi sin despedirse, la banda se retiró del escenario dando por concluida una velada en la que un servidor esperaba ver más acción por parte de los londinenses, que probablemente no se involucraron más por la negligencia de las bandas en ese sentido.

Texto: Miguel Ángel Galindo Abradelo
Fotos: Jesús Figueirido


Amon Amarth, Testament y Grand Magus comienzan su gira peninsular el próximo miércoles:

9 de noviembre – Santana 27 (Bilbao)
11 de noviembre – La Riviera (Madrid)
12 de noviembre – Razzmatazz (Barcelona)

Etiquetas: , , ,

Categorizado en: ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

1 comentario

  • Mario dice:

    Pues ayer en Barcelona hubo mosh, circle pit y un wall of death con Testament. Muy corto Testament y la voz de Chuch sono baja. Entiendo que lo de Londres es porque el publico de Amon y Testament son diferentes. Amon pegan mas con una banda de Power metal como Gamma Ray o Stratovarius que con una banda de Thrash como Testament. Muchos de los fans de Amon miraban atónitos y con miedo el circle pit que hicimos los fans de Testament

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.