sons of exodus
brunhilde
opera nera

AIRBOURNE: PULSIÓN ANIMAL

23 julio, 2014 3:08 pm Publicado por  2 Comentarios

Sala Santana 27, Bilbao

Es como ir a una sesión de solárium, al gimnasio u otro de esos entretenimientos de la gente guay. Entre tanto postureo y propuestas artificiales, a veces viene bien sentir la brisa de lo auténtico, las cosas sin artificios y que no requieren grandes divagaciones para poder apreciarlas. Una cerveza fría a media mañana, unas tapas a la vieja usanza o una conversación sin móviles ni artilugios electrónicos de por medio. Todo aquello que nos recuerde que somos algo más que meros autómatas.

Lo de los australianos Airbourne se asemeja a algo parecido, una oportunidad de volver a los instintos primarios del macho, un canto a la pura testosterona que no necesita demasiadas explicaciones. ¿Por qué uno suele beber cuando sale de fiesta? Pues lo mismo podría explicarse en este caso, es inútil hacer un estudio pormenorizado del tema o luchar contra la llamada de la naturaleza más básica.

Joel O'Keeffe (Airbourne)

Pero hay que admitirlo, lo cierto es que los hermanos O’ Keeffe y compañía son muy divertidos. Y así lo debió entender la multitud que abarrotó la sala un pleno martes veraniego, un evento de esos en los que se dan cita todos los personajes clásicos de la farra bilbaína y colindante, el equivalente rockero a las carreras de caballos de Ascot, andaban por ahí incluso músicos como Kutxi o Piñas de Marea. No hacía falta guardar etiqueta, pero ahí los galones se medían en base a otros criterios dispares. Por ejemplo, la cantidad de alcohol en el cuerpo. O el número de latas de cerveza estalladas en cabeza. En ese aspecto no había problema, estábamos comandados por un verdadero capitán general.

Antes hubo unos grumetillos que atendían al nombre de Highlights, a los que ya habíamos catado años ha. Y en honor a la justicia, hay que reconocer que observamos una evolución considerable desde un combo al que le faltaba un hervor a una formación totalmente consolidada, muy competentes en lo suyo, aunque todavía deban mejorar en el apartado compositivo. Pero en un bolo así no se puede ir de exquisito, ese aroma a Rainbow, AC/DC, Purple y demás piedras angulares vale de sobra para pasar el rato. Terminaron apelando a la ortodoxia añeja con “Shoot Shoot” de UFO.

Ir a un concierto de Airbourne es como quedar con un colega con el que te echas risas sin parar, tal vez no sea una noche memorable, pero sabes que te llevarás para casa por lo menos unos mínimos. Y eso lo dejaron clarísimo de entrada con el trallazo “Ready To Rock” y la no menos manca “Too Much, Too Young, Too Fast”, dos chutes de adrenalina infalibles para poner al personal a tono.

Desde la última vez que coincidimos con ellos en festivales, había curiosidad por comprobar si serían capaces de trasladar numeritos tales como la manía del voceras de subir a la torre de control y demás demostraciones aguerridas a un recinto cerrado. Y vaya si lo consiguieron, llevan pose de rock stars absoluta, con Joel desenfundando el dedo índice a diestro y siniestro en plan chulo playa, como si quisiera decir: “Tenemos un directo impresionante. ¡Y lo sabes!” Pese a que uno siempre preferirá a los tipos grandes de estética humilde o atormentada, un poco de chulería y de creerse el rey del mambo nunca viene mal, en especial, si estás en un escenario.

Lo comentábamos posteriormente en los garitos, pero es que era cierto, no había diferencia entre esos vídeos perfectos para un sábado a la noche y sus bolos, una misma actitud y ganas de comerse el mundo que llevan por bandera desde sus ya un tanto lejanos inicios.

Su último álbum ‘Black Dog Barking’ quizás baje el pistón en comparación con los otros dos anteriores, aunque cortes como “No One Fits Me (Better Than You)” no desmerecen en el tú a tú. La peña además andaba muy emocionada, algunos incluso con guitarras hinchables, y respondían cual resortes a los requerimientos del frontman, que no dudó en mostrar su agradecimiento explotándose latas de cerveza en la cabeza y bautizando a la multitud.

No tardó demasiado en recorrerse de punta a punta la sala y alabar a las hembras locales antes de “Cheap Wine and Cheaper Women”, con su letra no apta para feminazis susceptibles. Y entonces apareció la única pega que se les podría achacar a los marsupiales: esa tediosa costumbre de alargar los temas sin ton ni son, que cuando te lo hacen una vez, no pasa nada, pero a la tercera o cuarta, pues empieza a ser molesto. Quizás vengamos de otra escuela, la de esos recitales de tocar y punto, según la tradición ramoniana, aunque en este asunto, para gustos los colores, a muchos les encantará brincar y dar palmas, algo totalmente respetable.

Con canciones para levantar a un muerto tipo “No Way, but the Hard Way” los minutos casi ni se sentían y ellos no paraban de dar espectáculo a su manera, sacaron hasta un foco gigante para iluminar a los fieles e incluso tocaron el oé, oé con las guitarras. Las masas acabaron tan extasiadas que cuando se piraron antes de los bises alguno ya exclamó: “¿Pero a dónde vais?”

Volvieron agitando una especie de manivela que sonaba como sirenas antiaéreas y lanzaron estocadas del calibre “Live It Up” o la abrumadora “Runnin’ Wild”, alargada e intercalando el riff de “Paranoid” de Black Sabbath, recordaron a Malcom Young con un paso del pato y finalmente Joel expulsó cerveza cual dragón antes de ejercer de sumo sacerdote y derramar el néctar sobre la congregación. ¡Yeah!

Está claro que en cuanto a directos los de Warrnambool son un valor seguro sin margen de riesgo, representantes de esa pulsión animal que apela a las entrañas más que al intelecto y no necesita justificación alguna. No solo de exquisiteces debería alimentarse el hombre, ceder a los instintos primarios en ocasiones tiene recompensa. El poder de la cerveza frente al cubata.

Texto: Alfredo Villaescusa

Foto: Marina Ruano

Redacción
Etiquetas: , , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

2 comentarios

  • Juandie dice:

    Que grandisima banda son estos AIRBOURNE con cierto aire a AC/DC pero con su estilo propio donde arrasarón en bilbao con sus grandes temas por eso me disfrutao leyendo dicha crónica y por eso tengo sus tres únicos álbumnes que son la ostia y deseando que saquen volao el cuarto álbum para pillarmelo en un futuro más cercano que lejano!!!

  • palas dice:

    una banda relativamente nueva a la ke no le ha afectado las fusiones del ultimo metal ,rock n roll puro sin colorantes ,fieles al mas autentico heavy metal.segir asi de autenticos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.