Madness 2
gusylosimpostores
Ars Amandi
omniatransit

AIRBOURNE: AUSTRALIANOS VIBRANTES Y MUY BIEN ACOMPAÑADOS

20 noviembre, 2013 6:22 pm Publicado por  3 Comentarios

Sala La Riviera, Madrid

Hay veces que el precio de la entrada no justifica para nada el cartel que se va a ofrecer, desde luego que esta noche no era el caso. Los grupos que acompañaban a los artistas principales, eran formaciones  consolidadas, con varios discos a sus espaldas y con una prestancia en directo digna de bandas curtidas en la carretera. Es en ocasiones como esta, donde el despectivo término de telonero carece de sentido.

A las ocho de la tarde arrancaban la velada de un frío lunes de Noviembre, los suecos Corroded, que ya tuvimos ocasión de ver en el último Sweden Rock y sabíamos cómo se las gastaban. Apenas treinta minutos tuvieron, pero tiempo más que suficiente para demostrarnos su calidad, rotundidad y una propuesta musical que conjuga el Hard Rock, el Heavy Metal y el Post Grunge en una equilibrada mezcla.

El quinteto de Ange eligió muy bien su repertorio para el tiempo que dispusieron, ya que nos ofrecieron tres temas de su último trabajo ‘State of disgrace’, como los  iniciales “Let them hate as long as they fear” y el potente y melódico “More than you can chew”, además de “I am the god” que nos introdujeron con una machacona pegada de batería. Su segundo trabajo ‘Exit to transfer’ estuvo representado por el directo y comercial “Age of rage”.

No faltó su gran éxito “Time and again”, de su álbum de debut ‘Eleven shades of black’, con el que se dieron a conocer a través de la versión sueca del programa de televisión ‘Supervivientes’ y del que utilizaron también la fantástica y demoledora “6 Ft of Anger” para finalizar su corta pero aprovechada intervención. Al retirarse pudimos ver que todos llevaban su chaleco de cuero con el nombre de la banda y el país de origen en sus espaldas.

Turno a continuación para Black Spiders, que fueron para mí la mayor sorpresa de la noche, puesto que pocas noticias tenía de ellos, y ninguna referencia en vivo. Con el primer tema “Kiss tried to kill me”, ya pudimos comprobar que no eran una banda Stoner al uso, ya que sus canciones eran pegadizas y coreables, conectando rápidamente con la audiencia, que se enganchó a la banda desde los primeros acordes.

Con trallazos directos como “Stay down”, “Stick it to the man” donde se intensifican unos riffs de guitarra muy rockanroleros o “Trouble”, los de Sheffield se habían metido al público en el bolsillo hasta el final. Repasaron sus dos álbumes de estudio a partes iguales, con cuatro temas de cada disco y nos mostraron una increíble actitud en el escenario desde el magnífico guitarra y cantante Peter “Spider” Spiby, pasando por los tremendos guitarras Andy “Ozzy” Lister y Mark “Dark Shark” Thomas, que no pararon de moverse en ningún momento, bajando hasta el foso en algún momento.

Continuaron con “Balls”, con un inicio muy a lo Black Sabbath, para dar un giro a lo Aerosmith, y terminar de nuevo en esas tesituras más oscuras. Para cerrar una espléndida actuación, eligieron un tema puro Motörhead, como “Teenage knife gang”, donde la única diferencia con sus paisanos era una voz más suave que la de Lemmy, y como guinda final “What good’s a Rock without a Roll?”. Excelente banda, magnífico directo y cuarenta y cinco minutos que se nos pasaron volando y con ganas de volver a verlos.

Pasaban cinco minutos de las diez de la noche, cuando las famosas notas musicales que Brad Fiedel compuso para la película ‘Terminator 2’, nos anunciaban que los australianos estaban a punto de asomarse. El explícito corte “Ready to Rock”, que abre su tercer y reciente disco ‘Black dog barking” fue el elegido para abrir la caja de Pandora, que representa la actuación de los australianos Airbourne.

Joel O’Keeffe salió como es costumbre como un torbellino, con el torso al desnudo y sus vaqueros rotos por las rodillas, dándolo todo como acostumbra, ante una Riviera que sin llegar al lleno, presentaba una gran entrada, tratándose de un día laborable y con una saturada agenda de conciertos en la capital.

Siguieron después con “Too much, too young, too fast” de su primer álbum ‘Runnin’ wild’, que aún está por superar, y en el que curiosamente basaron la mitad de su corto repertorio de doce temas. Con su tercer corte “Girls in black”, Joel ya se había bajado a corretear por el foso, sin parar de moverse y de contornearse ante los aplausos del público. “Back in the game” puso una cierta tranquilidad en la pista, aunque “Black Diamond in the rough” y “Black dog barking” volvieron a dejar las cosas en su sitio, con una banda que funcionaba a pleno pulmón, ya que a los movimientos de Joel, le secundaban el guitarra David Roads y el bajista Justin Street, desplazándose por todo el escenario e intercambiándose los puestos, sin perder de vista la solidez de la pegada de Ryan O’Keeffe con los parches.

Una pequeña pausa, sirvió para que Joel se introdujera en su siguiente tema “Cheap wine & cheaper women” agarrando una botella de vino y bebiendo a morro. No faltó nada de su espectáculo habitual, con sus carreras por el escenario, y sus solos encima de las barras, además de sus paseos por todo el recinto subido en los hombros de uno de los pipas, y jaleado por toda la sala que le aclamaba. Todo ocurría muy rápido y de forma muy intensa, y así llegamos a “No way but the hard way” y al que sería el último tema antes de los bises “Stand up for Rock`n`Roll”, una composición que tiene un gran crescendo desde el inicio y en el que además de incluir un solo de guitarra, el grupo se unió a los oe,oe,oe,oe del público, para retirarse después de cincuenta minutos desde el comienzo.

Cinco minutos de descaso y Airbourne nos soltaron tres bises en forma de latigazos, como “Live it up” incluyendo una parte de “No one fits me (better than you)”, “Raise the flag” y un larguísimo “Runnin’ wild” que se inició con la ceremonia de Joel subiendo uno a uno el volumen de los Marshall y pidiendo la colaboración para hacer los coros. Su número más esperado tampoco iba a faltar cuando a cabezazos rompió varias latas de cerveza ante la algarabía general, y se lanzó a un clímax final con un homenaje a los clásicos, interpretando fragmentos de “Paranoid”, “Live and let die”, “Dog eat dog” y para que no quedaran dudas “Dirty deeds done cheap”.

Un grupo que no ha inventado nada, que son claramente deudores del sonido de sus compatriotas AC/DC, pero que con un show bastante efectista y temas con gancho, han conseguido conectar con las nuevas y no tan nuevas generaciones, como podíamos comprobar por la cantidad de público joven que asistía a la velada. Veinticinco minutos más con la parte final, para contabilizar un tiempo efectivo total de concierto de setenta y cinco minutos, y doce temas, se nos antoja un poco corto para el grupo principal, y eso teniendo ya tres discos en la calle. Para el que los viera por primera vez, la experiencia sería completa, pero si ya lo has hecho unas cuantas veces, ese factor sorpresa desaparece y le hace perder enteros. La pregunta que nos hacemos es si serán capaces de llenar algún día ellos sólos un estadio, y tocando algo más, emular a la banda de Rock australiana más grande de la historia.

Texto: José Luis Martín

Foto: Nacho Criado

 

SET LIST:

Ready to rock

Too much, too Young, too fast

Girls in black

Back in the game

Diamond in the rough

Black dog barking

Cheap wine & cheaper women

No way but the hard way

Stand up for Rock’n’Roll (solo de guitarra)

Bises:

Live it up (con parte de No one fits me (better than you)

Raise the flag

Runnin’ wild

Redacción
¡Síguenos!

Redacción

El equipo de redactores de MariskalRock te trae toda la información del mundo del rock y del metal, en todas sus vertientes.
Redacción
¡Síguenos!
Etiquetas: , , , , , ,

Categorizado en: ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

3 comentarios

  • juandie says:

    Para ser la pedazo de banda que es poca gente según la crónica se desplazó a verles y pocos temas se tocarón esa noche del nuevo albúm haciendo mención solo a 4 temas con esas grandes canciones que solo con los dos primeros albumnes poseen.Quizás hubiera sido mejor que tocarán en otra sala más pequeña pero llena a tope.De todas formas es una gran banda que con un pedazo de directo y desgraciao aquel que vive en madrid y se lo perdió!!!

  • anonimo says:

    desgraciado aquel que no se baja del olivo.

  • juandie says:

    Y el que JAMÁS abandonará su IGNORANCIA OVEJUNA (anónima)!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.