adamantis
Stinky Buffalo
black sabbath
impostores
reciclaje
four trips ahead
motorhead
old kerry mckee
black ducados

TEN: ALBION

24 febrero, 2015 4:52 pm Publicado por  2 Comentarios

intten(Rocktopia / Cargo Records)
7/10

La undécima entrega de la banda liderada por el talentoso Gary Hughes llegó de una manera discreta casi al borde del año que nos ha dejado, si bien en breve se editará otro disco más en 2015, ya que parece ser que las sesiones de grabación han sido lo suficientemente fructíferas para dar forma a dos álbumes.

Un proceso con cambios significativos en la banda: mudanza de discográfica, dando la espalda nuevamente a su segunda casa “Frontiers” para fichar por Rocktopia, así como el enésimo cambio de hachas en sus filas, contando para esta ocasión con nada más y nada menos que tres guitarristas. Así, Gary sigue manteniendo a su fiel John Halliwell a las rítmicas e incorpora a Dann Rosingana y Steve Grocott a las guitarras principales, lo que no tiene que tornarse como exagerado si citamos otras referencias que han seguido ese ejemplo como Iron Maiden o los actuales Guns N’ Roses.

'Albion' (el nombre más antiguo conocido de Gran Bretaña) vuelve a presentarnos la misma dinámica de la banda hard rockera británica; melodías preciosistas, estribillos pegadizos y canciones elaboradas con letras que alternan temas fantásticos y de amor como viene siendo habitual en ellos. Así, la canción que cita el título de la obra “Albion Born”, tiene reminiscencias irlandesas a lo Gary Moore, con unas estrofas melódicas directas y estribillo cuasi cervecero a lo “Over the hills and far away”, con un trabajo muy marcado de guitarras y una batería que quizás podría haberse trabajado más, pues se siente un tanto apagada a lo largo de toda la obra. Otro fallo o acierto es la portada de Gaetano Di Falco (que ha colaborado con Manowar entre otros); o la amarás o la odiarás, pues el recurso de “guerrera tetona buenorra” ha sido tantas veces utilizado en el mundo del hard rock y el heavy metal que puede atraer tanto como repeler a la clientela del mismo. Por lo menos la portada no es tan ridícula como la de otro disco pasado de Ten, 'Return to Evermore', de temática ilustrativa similar donde un príncipe montado en un dragón parece querer avisar a la protagonista de que se le ha olvidado hacerse las cejas.

Los iniciales “Battlefield” o “Its’s Alive” son temas en la misma línea: buenas melodías con el sello inconfundible de la banda, pero que quizás pecan un poco de lineales en el conjunto de todo el disco. No me entendáis mal, no es que sea un mal disco, pero creo que está bastante por debajo de sus anteriores y recientes obras de “regreso” como fueron 'Storm warning'' y especialmente su antecesor 'Heresy and creed', donde creo que Ten recuperaron parte de la magia de antaño.  De hecho, tengo que reconocer que en una primera escucha solo me impacto el primer tema, que es además el primer single extraído, el pegajoso “Alone in the dark”, que sí me parece que suena más fresco, moderno y más Ten en relación a los que le siguen; será un fijo en su repertorio sin duda.

El inicio de “Sometimes love takes the long way home” te recordará irremediablemente al clásico “Looking for love” de Whitesnake, y es que Gary Hughes nunca ha ocultado ser un admirador de Mr. Coverdale. De hecho su tonalidad  dentro de su rango vocal es bastante similar, si bien la técnica de Gary es bastante más parca, sin estridencias ni agudos, lo que no quita que sea un excelente vocalista.

Las guitarras cortantes y arábigas de “It ends this day” y una vez más su hipnótico chorus, hacen que esta canción sea otra de las que más destacan en esta obra. Lo mismo opino de la siguiente, “Gioco D’amour”, emocional balada con un estribillo cantado íntegramente en italiano, lo que acentúa su romanticismo y la belleza que emana. Desde luego en este tema sí que me quito el sombrero ante Ten; Gary siempre supo incluir piezas lentas maestras en prácticamente todos sus discos y sin duda en éste lo ha vuelto a conseguir con este temazo, ideal para San Valentines e intensas veladas amorosas.

El tema final es otra pieza melódica correcta, “Wild horses” (nada que ver con el de los Rolling Stones), pero deja un poco con el sabor de que este disco es más de lo mismo. Hecho que no me había sucedido con otras entregas del maltratado (comercialmente) proyecto de Gary Hughes, porque con tanto ir y venir de músicos es complicado verlo como un grupo estable. En cualquier caso, habrá que estar atento a su próxima entrega que posiblemente vea la luz antes del verano, y sobre todo, a su directo, donde el carisma de este brillante caballero inglés sigue cautivando al personal; por algo sigue siendo un músico de “Diez”.

ANDRÉS BROTONS

Redacción
Etiquetas: ,

Categorizado en:

Esta entrada fue escrita por Redacción

2 comentarios

  • Juandie dice:

    Quizás este nuevo álbum de los inmortales TEN sea mas de lo mismo como dice el colega BROTONS pero:¿Acaso eso es malo siendo de la gran banda que es con ese hard/rock melódico que también ejecutan?.La portada preciosa!!!

  • Guille Martínez dice:

    Mmmmm. La verdad es que no es su mejor disco, pero creo que tampoco el peor. Tiene grandes canciones, sin duda, a mí por lo menos me ha gustado bastante. A ver qué tal el otro y sobre todo a ver si se animan a grabar un dvd de una puñetera vez, que no sé cuantos años lo va diciendo Gary ya!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.