bones factory 2
magictostadora
dragonfly
swimming in a pan
lady tattoo
zalez
samu ortiga
grimner
beyond dystopia
haches
invaders
soul teller
brotherhood of wolves

Delaware

El sueño del chamán

Autoeditado (2017)

Por: Jorge García Martínez-Arrás

7

Cabalgando siempre en esa estrecha franja que separa el heavy metal más tradicional del power metal (y que tiene su clara deidad en Manowar), Delaware aporta un fresco enfoque lírico a una fórmula musical ya grabada en piedra y de la que, por otro lado, nunca se desvían.

Es por ello que con unos pocos compases del tema de salida (dejando de lado la intro ambiental que es “Memento Mori”) se ve a la perfección por donde se va a encaminar el álbum, y efectivamente las predicciones se cumplen. Si la falta de variedad juega a favor del grupo o, por el contrario, les perjudica, queda entonces a merced de la composición pura y dura, y por fortuna son fuertes en este campo, como demuestra el riff maidenesco de “Ángeles”, las armonías ochenteras de “El sueño del chamán” o la sección de arranque-parada en “Siete estrellas”.

Acompañando este oído para las melodías hay una interpretación perfectamente a la altura de los estándares de su escuela estilística: batería y bajo perfectamente cuadriculados a gran velocidad, generosas dosis de doble bombo, guitarras virtuosas en lo técnico y una poderosa voz con un rango fuera de lo ordinario. Pese a ello, toda esta habilidad técnica se siente en el resultado final algo fría e inexpresiva, quizás en parte por una producción algo delgada y falta de potencia.

Las letras, por su lado, aúnan el espíritu épico propio del estilo (y sus fuentes literarias, bíblicas y folclóricas) con un cierto comentario social sobre la destrucción de nuestra sociedad por los excesos de nuestra civilización; se convierten así en uno de los aspectos más destacables de este redondo.

No es un disco para seguir la vanguardia musical del metal ni para encontrar nada que no conozcamos previamente: debe, más bien, ser abordado como un revival de un género elaborado con cariño, reverencia a las fuentes originales y una buena dosis de talento.

Etiquetas: ,

Categorizado en: ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *