keith richards
el rey salitre
johnnybzero
songofanhubis
pulse
nuclear chile
cives
evil seeds
luback
retales

70 aniversario del nacimiento de Marc Bolan (T. Rex): Los 10 mejores temas de rey del glam

29 septiembre, 2017 3:35 pm Publicado por  Deja tus comentarios

portada-marc-bolan

Que un macho se maquille, se pinte las uñas o incluso lleve boas de plumas en pleno siglo XXI no constituye ninguna novedad, pero que uno lo hiciera a principios de los setenta equivalía a provocar todo un terremoto en la pacata sociedad conservadora de la época. Frente a la imagen del rockero aguerrido imperante hasta entonces, el glam rock jugó hasta quemarse con fuego con la ambigüedad sexual y su actitud descarada y provocativa sirvió de inspiración a movimientos que vendrían después como el punk o el rock gótico. Recordamos al máximo representante de la purpurina y las plataformas con diez canciones que rasgaron vestiduras con motivo del que hubiera sido su 70º cumpleaños (30/09/1947).

1. Get It On

Inevitable no asociar de inmediato esta pieza a la figura de Marc Bolan, dada su desbordante popularidad en anuncios de televisión, películas y demás. Pero lo cierto es que este himno absoluto del glam rock fue producto de una canción de Chuck Berry que nunca llegaría a versionar, en concreto de “Little Queenie”, cuyo riff sirvió de base a Bolan para desarrollar otra composición que tomaría vida propia. No es el único homenaje al padre del rock n’ roll, ya que, aparte del ritmo, Marc también se apropiaría de la estrofa “And meanwhile, I’m still thinking” que serviría para cerrar este canto eminentemente sexual, según lo definió su creador.

Este primer single del álbum ‘Electric Warrior’ tuvo que editarse en EE.UU. con el título de “Bang A Gong” para evitar confusiones con un éxito del grupo de jazz Chase y probablemente también para disminuir una carga erótica que el propio Bolan no escondía, sino que fomentaba al afirmar que con su disco “20.000 niños” habían sido concebidos. T. Rex se rodearon además para la grabación de un notable equipo de músicos de sesión, entre los que destacaba el futuro miembro de Yes Rick Wakeman, que en aquella época andaba desesperado por pagar el alquiler de su vivienda y no se podía permitir ponerse exquisito. Con la comida no se juega.

2. 20th Century Boy

Pese a que no estaba incluida en ningún trabajo, aunque posteriormente aparecería como bonus en la reedición del álbum ‘Tanx’, esta pieza con el tiempo se convirtió en una de las piedras angulares del glam que escaló en varias ocasiones a lo más alto de las listas de éxitos, incluso 15 años después de la muerte de Bolan, cuando en 1991 apareció en un anuncio de Levi’s protagonizado por Brad Pitt. Y por supuesto era inevitable que también se utilizara en el manga de ciencia-ficción ‘20th Century Boys’.

Con una letra de lo más ambigua formada por citas de notables celebridades como Muhammad Ali, cuya frase “sting like a bee” procede de una intervención suya de 1969, ha conocido innumerables versiones hasta nuestros días, entre ellas las más destacadas serían la de Girlschool, que incluyeron en el disco ‘Play Dirty’ de 1983 y llevaron con habilidad a su terreno, o la de Placebo durante su cameo en el filme ‘Velvet Goldmine’. No fue esa la única ocasión en la que Brian Molko rindió homenaje a T. Rex, ya que también incluyeron el tema antes mencionado como cara B de su single “You Don’t Care About Us” y hasta la tocaron junto a David Bowie en la ceremonia de los BRIT Awards de 1999. Más recientemente, Def Leppard se acordaron de ella en el álbum de versiones ‘Yeah’ de 2006 y su uso sigue siendo una constante en el mundo publicitario hasta con marcas de whisky rendidas a sus encantos. ¿Quién no querría ser un juguete?

3. Children Of The Revolution

El final del denominado “Verano del amor” provocó cierta apatía que fue aprovechada por los sectores más reaccionarios para magnificar el sentir decadente, aunque el ansia de cambio ya hubiera prendido fuego en muchos corazones de los jóvenes de la época. Y pese a que, al igual que los punks, los admiradores del glam rock cargaban contra todo aquello que representara al buenrollista movimiento hippy, lo cierto es que se contagiaron de su hedonismo o pasión por la vida, una justificación que les valió para saquear armarios en busca de las prendas más coloristas y horteras.

Esto se refleja perfectamente en la película ‘Billy Elliot’ cuando el chaval protagonista desafía las ordenes paternas respecto a la prohibición de bailar ballet mientras suena este temazo que se grabó originalmente para el documental dirigido por Ringo Starr ‘Born To Boogie’ y que contaba con Elton John al piano mientras la cabeza de Bolan brotaba del interior del instrumento de una manera fantasmagórica.

Del mismo modo que algunos de sus otros éxitos, nunca fue incluida en ningún álbum en concreto, aunque en marzo de 1972 se registró en los Rosenberg Studios de Copenhague una versión más larga de unos doce minutos con coros de miembros de The Turtles y una nota que decía que esta suerte de jam estaba dedicada “a la atención de Ringo”. Curiosa manera de devolver favores.

4. Hot Love

Las dos actuaciones de Bolan en el Top Of The Tops de 1971 marcaron el pistoletazo de salida del movimiento glam cuando se pudo ver al astro por primera vez luciendo ese característico maquillaje brillante que no tardaría en convertirse en una de sus principales señas de identidad. En ese mismo año se incorporó también a la batería Bill Fifield, a sugerencia del productor Tony Visconti, y se empezó a contar con la ayuda a los coros de los ex componentes de The Turtles Howard Kaylan y Mark Volman. Supuso además el debut en el primer puesto en la lista de singles británica, donde permanecería en lo más alto durante seis semanas y se transformaría en la avanzadilla de cuatro éxitos concatenados seguidos. Había nacido la T. Rex manía.

5. Telegram Sam

Este es el tercero de los números uno que encadenó Marc Bolan en un tiempo récord con su talento creativo en la cúspide. Un hecho tan trivial como que un contable mandase dinero después de cada actuación sirvió al rey del glam para crear un espectacular mosaico plagado de figuras variopintas del calibre del poeta de nacimiento Bobby, Golden Nose Slim, que “sabe dónde has estado”, Jungle Faced Jake, que “no comete errores”, o Purple Pie Pete, “cuyos labios son como el relámpago”. No se cortó ni siquiera a la hora de ofrecer un retrato suyo y confesar que “estaba de bajón” pero no le importaba porque no era “un carca con su pelo con tirabuzones”. De hecho, esa línea autobiográfica fue aprovechada posteriormente por los industrialoides KMFDM en su tema “Me I Funk” y no menos conocida resulta la peculiar versión que los paladines del rock gótico Bauhaus hicieron de “Telegram Sam”. Un préstamo un tanto a desmano.

6. Metal Guru

Y he aquí la última incursión concatenada a lo más alto de las listas de éxitos, que apareció únicamente diez meses después de la piedra angular “Get It On”. El propio Bolan explicaba de esta manera las aparentes referencias religiosas de este himno: “Es un festival de vida. Relaciono “Metal Guru” con todos los dioses que hay por ahí. Creo en Dios, pero no sigo ninguna religión. “Metal Guru” es como alguien especial, así debería ser la cabeza de un dios. Pensé cómo sería Dios, estaría solo sin teléfono. Yo ya no contesto el teléfono, tengo lugares donde la gente me llama a ciertas horas”. Morrissey de The Smiths, fan confeso del glam setentero, se obsesionó tanto con esta canción que intentó imitar los tonos de Marc mientras grababan “Panic”. Pero algunas formas de interpretar son inimitables.

7. Ride A White Swan

Al igual que Bob Dylan en su arriesgada decisión de electrificar el folk, el cambio de nombre del enrevesado Tyrannosaurus Rex a un sencillo T. Rex implicó bastante más cosas de las que se podían apreciar a simple vista, caso del maquillaje, plataformas y demás parafernalia glam. El folk pastoral inspirado por Tolkien había quedado ya en el olvido, algo que ya se intuía en el disco ‘A Beard Of Stars’, donde ya no participaba el antaño inseparable colaborador de Bolan Steve Peregrin Took a favor de Mickey Finn. Un peldaño más en el camino a convertirse en una banda de rock con todas las de la ley, una ambición completada ya en el siguiente single “Hot Love”.

Pero fue “Ride A White Swan” la pieza que abrió la caja de los truenos e inauguró de facto el movimiento glam, pese a que entonces Marc todavía no había adoptado su característica pose ambigua en el escenario. Compuesta en la casa de West London que compartía con su esposa June y sazonada con las recurrentes referencias mitológicas santo y seña de su estilo hasta entonces, se percibe como nunca su mutación sónica en las cuatro pistas de guitarra grabadas para la ocasión, con Bolan incluso ocupándose del bajo y de una pequeña sección de cuerda. La figura del cisne adquirió connotaciones inesperadas cuando en 1976, seis años después de su lanzamiento, decidió celebrar la efeméride con una actuación con una réplica de dicho animal sujetando una guitarra en el colmo del delirio. Y en su funeral, su oficina de management quiso recordarle con un enorme cisne blanco compuesto de flores, entre las múltiples ofrendas que llegaron. Su último canto.

8. Jeepster

El gusto que tiene el director Quentin Tarantino para las bandas sonoras es incontestable, muchos aficionados recordarán de hecho una de las escenas más míticas de ‘Death Proof’ con este tema de fondo. Una devoción que no se limitaba al séptimo arte, puesto que esta pieza también llamó la atención del cantante Fish, que la incluyó en su álbum ‘Songs From The Mirror’, o de Hollywood Vampires, proyecto formado por Alice Cooper, Johnny Depp y Joe Perry para rendir homenaje a las estrellas del rock que murieron por culpa de los excesos.

Este single que alcanzó el número 2 estuvo envuelto en cierta polémica, ya que la discográfica Fly lo editó sin el permiso de Bolan, que para entonces ya estaba en EMI, a los que había dado el control de su propia escudería T.Rex Wax Co. Records. En la cara B se encontraría “Life’s A Gas”, una de sus baladas más emotivas.

9. Crimson Moon

La pulsión sexual era uno de los rasgos más peculiares de la música de Bolan, algo que florece en especial en su testamento musical ‘Dandy In The Underworld’ y en este corte en particular con un vídeo memorable en el que se observa al rey del glam bajando a un escenario colgado de una luna. Con traje azul y sin la pose recargada de antaño, aquí ya se nota que se movía por otros derroteros y que cuestiones tan baladís como la fama o el favor de la prensa le importaban un comino. No tardaría en situarse en la vanguardia de toda una generación de jóvenes desarrapados que lo entronizarían como un auténtico pionero en cuanto a provocación estética y voluntad de devolver al rock n’ roll a su estado original.

10. Dandy In The Underworld

El ojo casi clínico de Bolan para captar de inmediato las nuevas tendencias en el mundo de la música le valió ya en los inicios de su carrera para presentarse ante las discográficas como la respuesta británica a Dylan. Con el lanzamiento del redondo ‘Dandy In The Underworld’, aparte de demostrar que estaba más vivo que nunca, capitalizó el descontento punk y se situó a la cabeza de un nuevo movimiento que lo adoraba, tal y como se palpaba en las palabras de Captain Sensible de The Damned: “Marc Bolan estaba en un limbo, destinado a hacer discos extraños con letras extrañas, hacía algo que nadie más podía entender”. Una devoción que iba en dos direcciones, por eso precisamente no dudó en llevarse a los entonces prometedores The Damned de gira.

Y quizás contagiado por ese espíritu transgresor, Bolan asumió riesgos introduciendo varias composiciones nuevas en su repertorio y colocándose en una posición envidiable para la revolución que estaba a punto de venir. Eso era lo que había estado esperando toda la vida, una revuelta que devolviera al rock a los garitos decrépitos atestados de borrachos en vez de a los fríos estadios copados por los viejos dinosaurios de siempre. El sueño adolescente de recuperar las esencias podía cumplirse.

Redacción
Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , ,

Categorizado en: , , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.