Madness 2
evildog

Entrevistas |Mark Evans (Rose Tattoo)

«En ausencia de Malcolm, el line up Angus, Phil, Brian, Cliff y Stevie es el que tiene que ser»

Por: Juan Destroyer


Fue todo un golpe de efecto para Rose Tattoo incorporar en 2017 a Mark Evans, el bajista de los primeros años de AC/DC. Con él completamos la radiografía del rock australiano que comenzamos con la publicación de La Heavy nº415 y continuamos con la entrevista a Dave Evans, primer vocalista de la banda que ahora lidera Angus en solitario. Pocos días antes de que Rose Tattoo emprendiera su gira europea, que tiene tres paradas en España en agosto (7 Madrid, Mon; 8 Villena, Leyendas del Rock; 9 Barcelona, Salamandra 1), Juan Destroyer tuvo el placer de adentrarse con Evans en la historia de la banda con la que saltó a la fama y también en la de aquella con la que le gustaría seguir hasta que el cuerpo aguante.

¿Cómo te enrolaste a las filas de Rose Tattoo en 2017?

“Tengo relación con ellos desde hace muchos, muchos años. Conocí a Angry Anderson en la misma época que a Phil Rudd, cuando ambos entramos en AC/DC. Soy fan de Rose Tattoo desde que dieron su primer concierto en un club de Sídney llamado Chequers. Fui con Bon Scott, a quien también le encantó la banda y los apoyó mucho. Ese concierto fue en la madrugada de un Año Nuevo, el de 1977. Curiosamente el primer concierto de AC/DC había sido en ese mismo local y también en las primeras horas del año, pero de 1974. Es mi banda favorita desde hace muchos años y muchos buenos amigos han pasado por ella, como Pete Wells, Mick Cocks o Dallas Royall, que desgraciadamente ya no están entre nosotros.  Me siento orgulloso de continuar su legado. Si la propuesta hubiera llegado en otra etapa de mi vida quizás la habría declinado, pero cayó en el momento justo”.

Tras tu salida de AC/DC en 1977, ¿llegaste a coincidir en Finch con Bob Spencer, guitarrista de Rose Tattoo también desde 2017?

“No, toqué con Finch durante cerca de dos años, pero entré después de que él abandonara la banda junto con el bajista (Tony Strain). Recuerdo que yo acababa de regresar de Inglaterra con AC/DC cuando se precipitaron los acontecimientos. En tres días tenía que volver a Londres, donde compartía apartamento con Bon Scott, pero como sabes, aquello nunca ocurrió. Por cierto que conozco a Bob desde que él tenía 14 años”.

Otra coincidencia curiosa es que tú sustituiste a Mick Cocks como guitarrista en la banda de heavy metal Heaven.

“Qué casualidad, ¿verdad? Por entonces Mick y yo ya éramos muy buenos amigos. Hay cuatro bandas que siempre tuvieron mucha camadería: AC/DC, Rose Tattoo, Buffalo y Heaven. Fue toda una experiencia el pasarme a la guitarra, pero me siento más cómodo con el bajo”.

Nunca has durado mucho tiempo en ninguna banda,  ¿revertirás ese dato histórico con Rose Tattoo?

“Sí, así lo creo, porque al hecho de que me encanta Rose Tattoo se le suma el que la formación que tenemos ahora es impresionante, estoy muy a gusto”.

Decías que Rose Tattoo es tu banda favorita, ¿más incluso que AC/DC?

“El mayor de mis respetos para todos los músicos que han pasado por AC/DC, lo que hicieron después también es genial, pero mis canciones favoritas son las de los años con Bon Scott, que además era un tío estupendo. En los últimos años me han preguntado cientos de veces en entrevistas qué diría si me ofrecieran regresar, y siempre contesto lo mismo: lo haría con la condición de que Bon Scott también estuviera. Aun así estoy deseando que vuelvan a tocar otra vez, y creo que en ausencia de Malcolm, el line up con Angus, Phil, Brian, Cliff y Stevie es el que tiene que ser. Todos mis respetos hacia AC/DC, es una  gran banda”.

“Rock ‘n’ Roll Outlaw” es la canción que condensa todo lo que es Rose Tattoo, la quintaesencia del boogie rock de mi país y, por extensión, del rock australiano”

Aparte de las más obvias como “Nice Boys” o “Rock ‘n’ Roll Outlaw”, ¿cuáles son tus canciones favoritas de Rose Tattoo?

“Me encanta “One of the Boys”, pero creo que “Rock ‘n’ Roll Outlaw” es la canción que condensa todo lo que es Rose Tattoo, la quintaesencia del boogie rock de mi país y, por extensión, del rock australiano. Me consta que mis predecesores en el puesto -Ian Rilen, Geordie, Steve King…, todos ellos grandes músicos- también la disfrutaban mucho. Estamos deseando que comience el tour, empezamos la semana que viene -16 de julio en Hamburgo- y muy pronto llegaremos a España. ¿Sabes qué? He estado en muchos países a lo largo de mi vida, pero nunca he ido a España y siempre quise ir. Sé que nos lo vamos a pasar bien”.

Habéis regrabado el homónimo debut de la banda. ¿Tendrá especial prominencia ese disco de 1978 en vuestro repertorio?

“Sí, hemos regrabado todas las canciones y otras tres más de aquella época que no entraron, y suenan genial. Como recordarás Harry Vanda y George Young (productores de la mayoría de los discos de AC/DC) grabaron aquel primer álbum, y Harry se ha pasado un par de veces por el estudio a echar una mano. El productor es Mark Opitz, que fue el ingeniero de aquel disco. Como ves, hay bonitas conexiones con el pasado. He escuchado el master final y suena increíble, con algunas variaciones en las canciones que las aproximan a como las tocamos en directo. Es una pena que el disco no haya llegado a tiempo de salir antes de la gira europea en la que, como dices, tocaremos varias de sus canciones. A veces las cosas no salen como se planean, creo que llegará ya más tirando hacia navidades”.

Airbourne toca en Leyendas del Rock también, ¿te gusta o se parece demasiado a AC/DC?

“Les he visto en directo varias veces y me gustan mucho, están llenos de energía y son buenos tipos. Como nosotros ya no somos jóvenes, les pasamos el testigo. Su estilo es escuela AC/DC sin duda, pero todo el mundo tiene influencias de algo anterior, y si has de estar influido por algo, qué mejor que sean los más grandes” (risas).


¡Hazte con el número 415 de La Heavy para disfrutar de la entrevista que hemos hecho a Liam Anderson, vocalista de Rose Tattoo!


Pensé que el fallecimiento de Liam Anderson, uno de los hijos de Angry, supondría el final de Rose Tattoo. Está claro que tiene “big balls”.

“Sí, es un hombre con mucho coraje, porque han sido tiempos muy difíciles para Angry y su familia, es algo terrible. Pudimos estar a su lado durante ese trance y todos echamos mucho de menos a Liam, pero sé que sacará fuerzas para darles todo el cariño a sus otros tres hijos, porque es un padrazo. Tiene muchas ganas de volver a la carretera y retomar su vida, nació para estar en un escenario y le va a sentar bien estar ocupado”.

Gracias a tu entrada en AC/DC, Malcolm pudo centrarse en la guitarra, convirtiéndose en un grandísimo guitarrista rítmico. En nombre de todos los fans del rock, te doy las gracias. Bromas aparte, me encanta tu trabajo en canciones como “Live Wire”, “Squealer” o “Let There Be Rock”: simple pero efectivo.

“¡Muchas gracias, me lo tomaré como un cumplido! (Risas). En aquella época no tenía muy claro que quisiera ser bajista, pero las cosas se dieron así. Mi premisa fue olvidarme del bajo como instrumento individual y trabajar para las canciones, ver qué era lo mejor para cada una de ellas. Aprendí mucho en ese sentido de George Young, que además de gran músico, fue también un gran productor. Mi primer concierto en el circuito profesional fue con AC/DC. Si compartías sección rítmica con Malcolm Young y Phil Rudd y no tocabas el bajo en condiciones, te metías en problemas (más risas). Era una base rítmica de ensueño, jugabas en primera división. Creo que aprendimos mucho cuando decidimos dedicarnos a ello en cuerpo y alma y nos mudamos a Londres. De ese aprendizaje salió ‘Let There Be Rock’, el primer gran disco de AC/DC. Mi favorito es ‘Powerage’, que es el primero que hicieron sin mí. Luego vendría ‘Highway to Hell’. Tres álbumes seguidos que para mí están por encima de lo que haya hecho cualquier otra banda jamás. Bueno, apuntillo: ‘Powerage’, ‘Who’s Next’ de The Who y ‘Exile on Main St.’ de los Stones son los tres mejores discos de todos los tiempos. Puedo decirlo sin pudor, porque a pesar de que pululé por el estudio cuando lo grabaron, yo no tengo nada que ver con ‘Powerage’, el disco definitivo de AC/DC”.

Busco las razones por las que se supone que fuiste expulsado de AC/DC y solo encuentro dos: tenías margen de mejora como corista y, según Richard Griffiths, de vuestra agencia de contratación de entonces, eras “demasiado majo”.

“Todavía soy muy majo (risas). Lo de no saber cantar es la razón que me dio Malcolm para explicarme por qué iban a buscar a otro bajista, lo cual no deja de ser curioso dado que he hecho coros en todas las bandas en las que he estado a excepción de AC/DC, he llegado incluso a ejercer de cantante principal. En cualquier caso, si hubiera sido la persona adecuada para estar en AC/DC, aún seguiría allí. Cliff es el tipo indicado y me alegra mucho haber oído que formará parte del regreso de la banda para terminar lo que empezaron, o mejor dicho, lo que empezamos”.

Tamaña sinceridad te honra.

“Pero es que es la verdad. Fui el bajista de AC/DC durante un tiempo y durante un periodo muy importante, en el que grabamos tres buenos discos: ‘T.N.T.’, ‘Dirty Deeds…’ y ‘Let There Be Rock’. Fue una buena época en la que la repercusión de la banda siempre estuvo en ascenso. Cuando echo la vista atrás me siento muy orgulloso y guardo gratísimos recuerdos de mis años en AC/DC”.

Tu salida aconteció cuando la banda empezaba a tener repercusión internacional, pero quién podría imaginar que tres años después AC/DC se convertiría en uno de los grupos de rock más famosos del planeta… ¡y hasta nuestros días!

“Es verdad. Siempre tuvimos la corazonada, especialmente Angus, Malcolm y George, de que la banda iba a ser grande. El proyecto que tenían, la ética de trabajo y el nivel de compromiso eran increíbles, toda una lección. Cuando fuimos por primera vez a Inglaterra, vimos a algunos grupos que habían llegado alto y entre nosotros nos decíamos “¿Eso es lo mejor que saben hacer? No nos sacan tanto”. La banda siempre fue muy arrogante y competitiva, cuando compartíamos escenario, dejábamos el listón muy alto”.

¿Te enfadaste con ellos cuando, en 2003, te dejaron fuera de la ceremonia de inclusión en el Rock & Roll Hall of Fame?

“No, para nada. Cuando entré en contacto por primera vez con mi manager al respecto, me dijo que lucharía por que estuviera allí con ellos. Tuvimos disputas legales a lo largo de los años que, afortunadamente, habían llegado a su fin, pero la cuestión es que habíamos perdido el contacto y me imaginé que la situación podía ser un poco violenta. Me convenció para buscar un acercamiento, pero me llegó un mensaje de la gente de Rock & Roll Hall of Fame diciendo que no estaba cualificado para participar de la ceremonia. No me produjo infelicidad, tristeza o rabia, si acaso fue un poco bochornoso”.

¿Con qué discos te enganchaste al rock?

“Con ‘Who’s Next’ de The Who, ‘Live Cream’ de Cream y The Rolling Stones. Esos fueron mis primeros grupos una vez que empecé a comprar discos, pero soy el menor de cuatro hermanos y además con diferencia, así que me recuerdo con 3 o 4 años escuchando en la radio de nuestra casa en Melbourne a Jerry Lee Lewis, Elvis Presley o Fats Domino. Incluso recuerdo que antes de eso mi padre ya ponía Nat King Cole, Frank Sinatra o cosas de country como Hank Williams. Mi hermana, que no me sacaba tantos años, escuchaba The Beatles o The Rolling Stones. Me crié rodeado de música y no puedo imaginar la vida sin ella, es como respirar y comer”.

 

@JuanDestroyerMR 
@juandestroyeroficial

Juan Destroyer
¡Sígueme!

Juan Destroyer

Coordinador General at Mariskal Rock & La Heavy
No dejes para mañana lo que puedas subir hoy.
Juan Destroyer
¡Sígueme!
Etiquetas: , , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Juan Destroyer

5 comentarios

  • Javi says:

    De todos los ex miembros de ac/dc, Mark Evans siempre fue al que mejor valorado he tenido. El trabajo que hizo con ellos tanto en estudio como en directo me parece brutal. Creo que su salida no debio producirse y puede que ahí Malcolm se equivocase, no lo digo por Cliff que es un gran bajista, pero siempre pense que la salida de Mark no fue justa. Aportó mucho al grupo, y también atrajo seguidores ya que era el mas joven y como se comenta en el articulo, tenía una buena imagen. Siempre he pensado que sería genial verle con el grupo una última vez, tocando un high voltage o un whole lotta rosie en algun concierto en Australia (Melbourne sería un buen lugar), aunque dudo mucho que a estas alturas llegue a ocurrir. Sea como sea, grande Mark Evans, gran bajista y muy honesto como persona. Espero que siga disfrutando de la música con Angry y los suyos durante mucho tiempo.
    Saludos

  • Juan jose says:

    Gran tipo este mark

  • Juandie says:

    Será todo un placer que los históricos ROSE TATOO descargen en nuestro país y más en uno de nuestros festivales más históricos como es EL LEYENDAS DEL ROCK y encima con otro ilustre en su banda como es el bajista Mark Evans. Seguro que será una noche inolvidable para el rock australiano en dicho festival y junto a los cañeros AIRBOURNE que también estarán en dicho festival.

    • Javi says:

      Ya lo creo Juandie, una gozada poder ver a Angry junto a Mark descargando buen rock australiano en nuestro pais. Yo si puedo ire a verles a Hospitalet (Bcn). Austrawally!!
      Saludos

  • Rubén Cortés Angulo says:

    Chingona entrevista, de las que me gustan haciendo un recuento histórico musical sobre su vida y las bandas en las que a estado, mencionando puntos y momentos claves y álgidos.

    El último párrafo me recuerda a mi historia, con tres o cuatro años escuchando a bandas como Accept, Twised Sister, Santana, Ratt, Thin Lizzy, Scorpions, Sabbath, Dio, Huey Lewis y un largo etc. etc. con mi hermano mayor que me llevaba 13 años y mi hermana mayor escuchando a Rod Stewart, Barry White, Kiss, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.