el dromedario sober
sormoky
clang
artabans redemption
dino rockys
haches
spin offs
3n
poire
javier solo
VAIRE
Playa 4
tres de copas

Entrevistas |Jorge Salán

«He hecho 'Tempus' como se hacen los discos grandes»

Por: David Esteban


El pasado mes de noviembre veía la luz ‘Tempus, el celebrado nuevo disco de Jorge Salán en el que el artista madrileño regresa a la senda del hard rock. Jorge habla de los pormenores de la elaboración de este álbum, sus colaboraciones y de sus otros proyectos con David Esteban.

Enhorabuena, Jorge, por el maravilloso álbum que acabas de sacar a la venta. Es sencillamente fantástico, una clara vuelta a tu sonido más heavy-hard de discos como ‘Estatuas en la Calle’ o ‘Sexto asalto’ pero manteniéndote todavía alejado del estilo, quizás, más puramente guitar hero llevado a cabo en tus cuatro primeras obras. ¿Estás de acuerdo con tal afirmación?

“Realmente no creo que tenga mucho que ver este disco, ‘Tempus’, con ‘Estatuas en la calle’ o ‘Sexto asalto’. Yo creo que es una evolución. Si pones esos dos discos que mencionas y ‘Tempus’, verás que poco tienen que ver. Hay una evolución en la guitarra y las letras. Realmente no estoy de acuerdo con esa afirmación, creo que es algo mucho más actual y que está llevado a un plano diferente”.

Lo que sí queda patente es que te apetecía dejar a un lado el rollo más blues de los últimos años para retomar un sonido mucho más duro, eso sí, sin perder jamás la melodía. ¿Por qué este cambio de tendencia?

“Estuve muchos años tocando metal con Soto, hard rock con Jeff Scott Soto, estuve tocando rock más setentero/ochentero de Rainbow y Deep Purple cuando giraba con Joe Lynn Turner, metal europeo cuando estuve girando con Avalanch… Y me apetecía hacer blues en ese momento, por eso en el año 2015 dije: “Bueno, pues ahora ya que tengo todos estos estilos cubiertos voy a dedicarme a hacer blues en mi carrera en solitario porque es un estilo de música que es de mis favoritos”, y siempre lo va a ser. De hecho, no es una cosa que haya dejado. Ese proyecto de blues está ahí aparcado, pero si alguien quiere ver algún festival o de repente nos contratan para tocar en un festival de blues, ese repertorio siempre lo vamos a hacer. Este cambio de tendencia… Realmente creo que después de haber pasado esta etapa de blues durante cinco años, donde ya me quite esa espina que tenía clavada, me apetecía retomar ahora y volver a mi música cantada en castellano y con un rock potente”.

Pregunta obligada propia de la nueva era, ¿han supuesto la situación sanitaria actual y el pasado estado de alarma un lastre a la hora de terminar tu trabajo o te ha permitido centrarte y poner todo tu empeño en la finalización del mismo?

“Cuando surgió todo el tema del confinamiento a principios del año pasado tenía solamente un par de canciones compuestas. Luego nos encerraron en casa durante tres meses, entonces he tenido la increíble suerte de que en mi casa tengo mi propio estudio de grabación en el garaje, con lo cual todo lo que se cayó (que era muchos conciertos con mi banda, con Avalanch, todo lo que teníamos, gira latinoamericana…) se paró por completo. No podía salir de casa, entonces, ¿qué hice? Encerrarme en el estudio de grabación y estar horas y horas componiendo, arreglando los temas, grabándolos… Y creo que es la combinación de esos dos motivos por lo que creo que es uno de los mejores discos de mi carrera, por el hecho de que he hecho ‘Tempus’ como se hacen los discos grandes, centrado totalmente en el trabajo, como cuando Queen se iban a grabar el ‘Last Night at the Opera’ a una granja sin ver a nadie y solamente centrados todo el día. Surgiera a la hora que surgiera la inspiración tenían el estudio disponible. Eso me ha pasado con ‘Tempus’; tener mi propio estudio de grabación y a la vez no tener nada más que hacer que estar en casa centrado en este nuevo disco”.

Ya que hablábamos de melodía, ¿qué significa para Jorge Salán la melodía?

“La melodía es eso que la gente recuerda y que tararea en la ducha. Cuando hay 20.000 personas tarareando un solo de guitarra esa melodía que se les ha clavado los corazones… Yo diría que la melodía es lo más importante de una canción porque es aquello que la gente va a recordar”.

Todos sabemos que eres un guitarrista sobresaliente, pero es que además, siempre has cuidado las letras. Incluso, éstas, suelen albergar compromiso y crítica social. En ‘Tempus’ creo detectar cierto pesimismo existencial (también en el tratamiento musical de los temas), ¿qué opinas al respecto?

“No hay pesimismo para nada. Algunas son críticas. Realmente el que tendría que hablar de las letras es mi padre, más que nada porque fue el que escribió cinco o seis letras de este nuevo disco. Yo escribí solamente un par. “Sueño eterno”, por ejemplo, habla de la eutanasia, y te está diciendo de alguien al que dejes elegir a él mismo, que él es la única persona en el mundo que de la que dependería la opinión a decidir. Hay letras de crítica social como la letra que escribió junto a El Drogas. Yo tenía escrita como un 70% de la letra en “Es momento de luchar” y él escribió un 30%. Está “Todo se me muere”, qué ahí puede que haya un poco de ese pesimismo existencial que dices, pero habría que preguntárselo a Kutxi Romero, que fue el poeta que escribió esta maravilla de letra, este poema que me regaló para este disco. Hay letras de todo tipo, letras también como la de “Vida”, que es un canto a la juventud, hay letras que hablan de los sueños, como la de “No despiertes”… En definitiva, no hay mucho pesimismo, sino sensaciones, vivencias, un poco de crítica social…”.

Relacionado con lo anterior, letras como “no comparto tu protesta” o “no son dogmas tus creencias”, incluidas dentro del primer corte “Sueño eterno” o el maravilloso y reivindicativo estribillo de “Es momento de luchar” junto a Enrique Villareal ‘El Drogas’. ¿A qué hacen referencia?

“Sí, esto te lo he contestado en la pregunta anterior. La primera habla, como te comentaba, de la eutanasia, y el segundo tema, “Es momento de luchar”, habla un poco de… Mira, el otro día vi en una entrevista al escritor valenciano Manuel Vicent en la que decía que ahora con esto de Internet el rebuzno de un cerebro de mosquito llega al Andrómeda. Eso es lo que está pasando, que ya cualquier persona sin conocimiento de nada puede rebuznar en Internet, y parece que eso llega a alguna parte. Hay muchas voces metiendo ruido, distorsionando un montón de cosas muy interesantes. Creo que es hay que tener cuidado con todo esto que está pasando hoy en día con Internet, que cualquiera dice lo que quiera. Es un poco una referencia todo esto”.

En este nuevo álbum, colaboras con Kutxi Romero en “Todo se me muere”, con El Drogas en “Es momento de luchar” y con Pedro Andreu, de Héroes del Silencio, en “Silencio”. ¿Eres tú el que personalmente elige con quién quieres trabajar?, ¿cómo se han llevado a cabo tales trabajos conjuntos?

“Por supuesto. En mis discos en solitario yo soy quién elige personalmente a los artistas. Son artistas a los que yo admiro y he admirado en mi adolescencia. Hablamos de El Drogas y Barricada, uno de los grandes grupos que me ha marcado desde la adolescencia, y día de hoy me sigue encantando, es de mis grupos favoritos. La carrera solitaria de El Drogas también me parece una pasada, y era de los artistas que tenía por el que una espina clavada de colaborar con él. Le mandé el tema que estaba haciendo, me dijo que le gustaba mucho y así surge esta colaboración. Él acabó de darle su toque en la letra, esa letra desgarrada y con esas palabras que pone él, que son cuchillos, y su forma de elegirlas. En el caso de Kutxi, estábamos hablando en pleno confinamiento y le dije que estaba haciendo el disco. Le dije que por qué no me hacía un regalo, un regalazo, como hacerme una pedazo de letra como las que él escribe. A las tres horas me llamo y me dijo que ya tenía la letra de “Todo se me muere”, yo le puse la música y así surgió esta canción. En el caso de Héroes del Silencio, pues es otra de las bandas que me marcaron, porque cuando tenía 9 años de edad escuché el disco ‘Senderos de traición’, que acaban de sacar.  Me parece un álbum maravilloso, y ha sido todo un honor tener a una estrella del rock como Pedro Andreu, batería de Héroes del Silencio”.

Yo, como acérrimo defensor y enamorado de Madrid, me encanta que la ciudad esté tan presente en tu obra, (o por lo menos es una sensación mía…) Para Jorge Salán, madrileño y vallecano, ¿qué significa nuestra ciudad?

“No soy vallecano. En mi juventud salí mucho por Vallecas porque desde el año noventa y muchos hasta pasados ya los 2000 era la zona más rockera de Madrid, donde estaban casi todos los garitos de Madrid. Salíamos mucho mis amigos de aquella época y yo. ¿Qué significa esta ciudad para mí? Yo soy del Barrio del Pilar, la zona de Herrera Oria es donde me crié. Es una ciudad como ninguna en el mundo. Ha perdido bastante, pero hace veinte años, en mi adolescencia, la recuerdo como una ciudad que tenía una marcha como pocas habías visto en ninguna parte del mundo. Espero que se recupere ese Madrid que se ha perdido un poquito”.

¿Qué tal ha funcionado el documental sobre tu persona y obra ‘20 años no son nada’? Conociendo tu humilde personalidad, estoy seguro de que fue una idea totalmente ajena a ti. ¿Cómo se llevó a cabo el proyecto? Desde aquí lo recomiendo porque es realmente bueno.

“Mi amigo Alberto Toledano, que ya había realizado mi primer me ayuda muchísimo en todo. Me ayuda en la producción de ‘Madrid/Texas’, ha hecho muchos videoclips (está haciendo los videoclips de este nuevo disco)… Cuando le dije que quería celebrar el 20º aniversario de mi carrera me dijo: “Oye, pues tenemos que hacer un segundo documental porque en tan solo seis o siete años que han pasado desde el antiguo documental desde ‘No Looking Back’, hecho tantas cosas, tío… Has tocado con Joe Lynn Turner por todo el mundo, has tocado con Dee Snider (Twisted Sister), has sacado tres discos de blues, has sacado un montón de cosas con Jeff Scott Soto, con Soto… No has parado no de hacer cosas, y esto hay que contarlo”. Entonces empezamos así,  como con una idea de que queríamos regalar el documental como un extra el disco ‘Tempus’, como la celebración de 20 años. Un documental que mostrara estos 20 años de carrera más el nuevo disco, y así es como surgió esta idea, gracias a Alberto Toledano”.

Jorge Salán, en directo en el Granito Rock 2020 | Foto: Jason Cenador

Músico de reconocido prestigio internacional formado en el Berklee College of Music, compositor, productor, has trabajado y trabajas con personalidades como Dee Snider, Jeff Scott Soto, Joe Lynn Turner, Robin Beck, Eric Martin, Miguel Ríos y un largo etcétera, ¿qué sueño le queda por cumplir a Jorge Salán? ¿Existe algún desafío que le dé vértigo?

“En realidad lo que único que me interesa es seguir haciendo música. Tengo la suerte de que, en los tiempos en los que estamos viviendo, que es muy difícil soñar (cada vez es más difícil soñar por lo que parece, tenemos mucho Netflix, mucho Facebook, mucho YouTube y, sin embargo, tienes más difíciles cada vez las cosas para para un montón de personas), he cumplido muchos de mis sueños. Me han pasado cosas que soñaba cuando era pequeño. Recorrerme el mundo con mi guitarra a cuestas, que me dieran una beca para irme a Berklee, tocar con músicos de Deep Purple y Rainbow de los que yo tenía pósters en la habitación… Todo eso me ha pasado. Sacar 12 discos en solitario y seguir viviendo de la música en un país como España 20 años después, y del rock, me parece… Estoy muy contento con ello. Lo único que me importa seguir cumpliendo este sueño de rock, yo vivo de mi pasión, no tengo objetivo, y espero dentro de 20 años estar haciendo otro documental para para resumir los 40 años de carrera. No me preocupa otra cosa que seguir con la música y con la guitarra a cuestas”.

Relacionado con lo anterior, ¿qué le dirías a todos aquellos que opinan que el exceso de colaboraciones en diversas bandas y proyectos puede tener un efecto contrario y negativo para el propio artista al quedar algo diluida su presencia en los mismos pareciendo un mero ejecutor y no un miembro real del grupo?

“Creo que eso no tiene mucho sentido. Cada uno colabora con quién quiere, cada uno se mete en los proyectos en los que quiere. Las cosas han cambiado mucho. Antes un artista podía centrarse en tener su propia banda y no hacer nada más, y ahora puedes hacer un montón de cosas. Antes para grabar un disco tenías que centrarte solo en ese disco, ahora los medios han avanzado mucho y puedes grabar guitarras en un país, mandarle las pistas a otro que vive en otro país, puedes hacer giras… Fíjate, yo en un año he hecho giras con Avalanch, con Jeff Scott Soto y con Joe Lynn Turner, pero sin dejar mi música. ¿Qué le digo a alguien que dice todo esto? Pues que el exceso de colaboraciones no significa nada, cada uno toca con quién quiere y punto. No hay más que decir”.

¿Qué consejo les darías a todos esos chavales que están empezando a tocar la guitarra?

“Que persigan sus sueños y que amen la música por encima de todo. Cuando amas la música y amas lo que haces, yo creo que es cuando te pasan cosas”.

¿En qué consiste la escuela que acabas de poner en funcionamiento llamada Utopian Rock School? ¿Cómo surgió la idea y el proyecto en sí?

“Pues ya que no podía girar y tenía más tiempo en casa (no hs pasado a todos, nos hemos reinventado), se me ocurrió hacer esta Utopian Rock Scoohl, una escuela online de clases con varias cámaras, sonido por línea… Está muy trabajado. Aparte, no sólo son mis clases, son clases de Mike Terrana, de Dirk Schlächter (de Gamma Ray)… Son clases que la gente que ahora mismo no está de gira tiene oportunidad de dar. No son solo clases centradas en la teoría, porque de eso ya hay mucho. Son clases centradas en la experiencia de muchos músicos que llevan mucha carretera a sus espaldas y que pueden aportar a los alumnos otro punto de vista. Si alguien está interesado en estas clases puede visitar utopianrockschool.com”.

¿Te veremos en vivo defendiendo “Tempus”? ¿Qué banda llevas contigo en directo?

“Sí, en cuanto nos dejen, de hecho ya hemos hecho tres presentaciones de ‘Tempus’. Ya sabes que van abriendo un poco según va pasando esto, lo que esté pasando con el virus… A veces nos dejan salir, a veces nos dejan hacer conciertos para 60 personas con medios de seguridad… Entonces según se vayan desarrollando los acontecimientos iremos haciendo fechas de presentación. En cuanto a la banda yo llevo tocando con mucha gente desde que empecé mi carrera. Como son músicos que tienen otros proyectos pues a veces pueden ser los que ya conocéis de toda la vida, puede venir alguien nuevo… En definitiva, suele ser un círculo de unas 10 personas con las que ya llevo compartiendo giras muchos años”.

Jorge, siéntete libre para despedir la entrevista.

“Muchísimas gracias por la entrevista, y mucho ánimo a todos vuestros lectores. Estoy seguro que pronto nos veremos en plena libertad disfrutando del rock and roll como se merece. Un abrazo”.

Redacción
Etiquetas: , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.