malditeria
shalom
night dream
kamino
the baboon show
midnight road
mono inc.
aienruta
davil fantasies
david cesar
motörhead

Entrevistas |Bolskan

«Las expectativas nublan la vista y roban la libertad durante el proceso creativo»

Por: Alfredo Villaescusa

"Donde pueda descansar"“De ti en mí” o “La revolución de los hombres pájaro” han sido los últimos singles que nos ha presentado Bolskan, el cantautor rockero barcelonés cargado de influencias en su música como Soundgarden, Rage Against The Machine o Red Hot Chili Peppers, que afronta este año una nueva etapa que apunta a desembocar en el lanzamiento de un nuevo EP. Alfredo Villaescusa se encarga de ponernos al día junto al protagonista.

Lo primero de todo, ¿cómo surge este proyecto? ¿Te consideras un cantautor?

"Bolskan surge de la necesidad de escribir e interpretar mis propias canciones tras años de tocar en grupos de varios estilos. No me considero un cantautor según el estereotipo habitual, esa imagen del cantante con su guitarra acústica, al estilo de los Bob Dylan o Joan Manuel Serrat de antaño (admiro mucho a ambos, por cierto). Pero sí es cierto que escribo, produzco y canto mis propias canciones, lo cual imagino que me convierte directamente en un cantautor".

Creo que tienes pensado lanzar un EP a finales de año. ¿Sigue este plan en marcha? ¿Qué nos puedes adelantar al respecto?

"Ese había sido el plan en 2022. Sin embargo, recientemente he sido padre de dos gemelas y eso ha cambiado radicalmente el ritmo de progreso, mi capacidad de sentarme a escribir y de ir al estudio a trabajar en material nuevo.

El reajuste ha sido mayúsculo, y con todo lo mucho de bueno que trae, también me ha obligado a definir otro equilibrio entre todos los aspectos de mi vida, artísticos y no artísticos. La vida se abre camino sin pedir paso ni permiso.

Por el momento estoy produciendo las bases de un tema nuevo, totalmente distinto a todo lo que he hecho hasta ahora. Puedo decir que me gusta mucho la forma que está tomando y que espero tenerlo terminado en cuestión de un par de meses máximo.

Lo voy cocinando a fuego lento para que no se me queme. Cuando lo tenga terminado empezaré a trabajar en otro tema más, que aún tengo que terminar de decidir. Por el momento tengo una lista de unas 15 canciones, de entre las cuales tendré que escoger una.

Tengo algunas ideas sobre mis favoritas, pero no una decisión tomada al cien por cien. En cuanto tenga estos dos temas terminados y producidos, estaré ya en un buen punto para decidir fecha de lanzamiento del EP. Con bastante seguridad no será antes de verano 2023".

Tu último sencillo, “Donde pueda descansar”, es una especie de manifiesto contra cualquier tipo de autoridad.

"Sí lo es, parcialmente. Es una declaración de cansancio y hartazgo contra cualquier elemento político o social que se use para la confrontación y división entre personas.

Nacionalismos, radicalismos deportivos, religiosos, tipos de dieta alimentaria, movimientos sociales mal explicados a la opinión pública… la lista de tópicos utilizados en pro de la manipulación y la confrontación entre personas es interminable.

Entiendo la necesidad humana de pertenecer a un grupo, a una manada de algún tipo, de tratar de destacar en algo, y de ganar una cierta autoridad/notoriedad que te permita conectar con el resto… pero el bombardeo es tal que me produce aburrimiento y cansancio tener que ser testigo continuamente de ello.

Las redes sociales solo han conseguido exagerarlo incluso más, exponiéndonos a continuas muestras de división, superficialidad, desinformación y partidismo. En algún lugar será, donde pueda descansar".

En dicho single sobresalen influencias de Soundgarden o Rage Against the Machine. ¿Te marcaron mucho los noventa?

"Entre otras influencias, crecí con la música de las bandas de rock alternativo ochenteras y noventeras, particularmente de la escena alternativa y grunge americana. Soundgarden, RATM, Pearl Jam, RHCP, o Foo Fighters, entre otras muchas, han sido una parte importante de mi paisaje musical desde hace años.

Me apetecía mucho escribir un tema con ese sonido crudo, y con esos elementos de rock alternativo - funk rock, y una letra que proclame el hartazgo de manera más metafórica, sin abusar del ladrido o el grito de lo literal".

“De ti en mí”, por el contrario, muestra tu faceta más intimista con un homenaje hacia tu madre. ¿Es importante transmitir ciertos valores de generación en generación?

"Sin duda alguna. En mi caso, tenía pendiente escribir una canción de agradecimiento a mi madre desde hacía muchos años, y cada vez que me planteaba hacerlo no encontraba la manera de decir lo que quería sin que fuera demasiado obvio, demasiado literal, o demasiado azucarado.

Finalmente la canción se presentó por si sola y la letra fluyó sin prácticamente esfuerzo. Probablemente haber tenido mis propios hijos haya tenido algo que ver con el tema y me haya dado la visión necesaria para poder escribir la canción de una forma en la que me siento cómodo, sin caer en obviedades".

Por cierto, en ese tema aparece el violinista chipriota Marios Pavlou. ¿Cómo surgió esa colaboración?

"Fue muy sencillo y muy natural. Marios es una persona muy especial, un gran músico y un artista como la copa de un pino. Además de violinista y de tener oído absoluto, es luthier y construye sus propios violines en su taller. Es una persona con una musicalidad, una humanidad y una sensibilidad difíciles de encontrar.

Me acompañó improvisadamente en tres canciones durante una actuación en Chipre, y la magia fue tal que no dudé ni un momento en hablar con él para que añadiera violines a "De ti en mí". Entendió el tema perfectamente y me presentó varias propuestas para la parte instrumental de la canción. Las fuimos trabajando y puliendo conjuntamente hasta que dimos con un solo de violín y un diálogo entre violín y voz con el que ambos nos sentíamos bien.

La canción dio un salto enorme con su contribución. Además, durante todo este proceso nos hemos hecho muy amigos, y siento un respeto y admiración enorme por su trabajo. Muy probablemente cuente con él de nuevo para otras producciones que irán saliendo".

Y en “La revolución de los hombres pájaro” tenemos una suerte de experimento sonoro cuyo videoclip supera ya las 15.000 visualizaciones. ¿Te esperabas semejante aceptación?

"La verdad es que no. Intento no tener expectativas específicas sobre lo que ocurrirá cuando publico un trabajo. Las expectativas me nublan la vista, y me roban la libertad durante el proceso creativo. En algunas ocasiones me he visto a mi mismo intentando producir algo pensando en si gustará a tal o a cual persona. Cuando lo he hecho así me ha acabado disgustando a mí el primero.

Así que no esperaba ningún número de visualizaciones en concreto, pero por supuesto que estoy muy agradecido por la acogida de la canción, por todas aquellas personas que la han recibido, compartido, añadido en sus playlists o hecho sonar en su programa.

La canción fue, como bien dices, un auténtico experimento. Uno de los primeros temas que produje en mi estudio después de haberlo reconstruido durante una inundación que tuve en plena pandemia del 2020. Todo material nuevo, pura experimentación.

Fue una de aquellas canciones que iba componiendo mientras grababa, probando, poniendo, quitando… fue muy divertida de escribir y grabar, pero un auténtico quebradero de cabeza a la hora de mezclarla. La disfruté mucho y todo ese cariño creo que también se percibe al escucharla".

Por último, ¿qué fechas de directo tienes por delante?

"En este momento salir a tocar en directo está en pausa. Hasta que tenga estos nuevos temas terminados y una idea más o menos clara de la fecha de salida para el EP no me pondré a cerrar fechas de directo.

Por un lado tengo muchísimas ganas de salir a presentar los temas del EP, pero por otro lado necesito tomarme las cosas con calma y dedicar su debido tiempo a esta fase creativa".

Escucha a Bolskan en Spotify:

Redacción
Etiquetas: , , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *