whisky caravan
adventus

Entrevistas |Billy Cox (Jimi Hendrix)

«Maui fue algo increíble, como si el volcán nos diera más energía aún»

Por: Mariano Muniesa


El pasado 20 de noviembre se estrenó ‘Music, Money, Madness… Jimi Hendrix In Maui’, un completo y atractivo documental sobre la historia de la película ‘Rainbow Bridge’, en la que ocupa el peso fundamental del metraje las famosas actuaciones de Jimi Hendrix en unos terrenos cercanos a un volcán en la isla de Maui. Con el estreno de este documental, la famosa película dirigida por Chuck Wein y el álbum que se editó posteriormente a modo de banda sonora han vuelto a la actualidad más palpitante del momento. Por ello, cuando Mariano Muniesa tuvo la oportunidad de poder hablar con uno de los protagonistas de todo aquel episodio, el veterano bajista de la banda de Jimi, Billy Cox, no dejó pasar la ocasión y entrevistarle para recordar ‘Rainbow Bridge’ y otras muchas cosas de aquel fascinante periodo de la historia del rock de finales de los 60 y comienzos de los 70.

Bill, a lo largo del documental muchos de los entrevistados que vivieron más de cerca la gestación de esta idea coinciden en afirmar que hacer esta película fue mucho más un proyecto de vuestro manager, Michael Jeffries, que de vosotros, que de hecho parece ser que estuvisteis bastante al margen. Sin embargo, me imagino que fue agradable participar de una experiencia así ¿no es cierto?

“En cierto modo es verdad lo que comentas. Michael no acostumbraba a dar muchas explicaciones, ni a consultarnos ni hablarnos mucho sobre la parte del negocio, nosotros nos limitábamos a tocar y a mantenernos solamente centrados en la música. Pero fue genial tocar en Maui. Hicimos dos shows allí, en la falda de un volcán, y la experiencia fue realmente sobrenatural. Era increíble, era como si la energía del volcán nos diera más energía aún a nosotros. La gente disfrutó muchísimo y nosotros captamos esa vibración, con lo cual todo fluyó como si estuviéramos en el paraíso”.

¿No os preocupó en ningún momento el tocar en la falda del volcán Haleakala? Si al terminar la actuación el volcán hubiera entrado en erupción, habría sido algo realmente espectacular ¿no?

“Si, pero no hubiera sido necesario, ya era espectacular de por sí. Había magia, auténtica magia en el ambiente. De todas maneras, agradezco que las fuerzas de la naturaleza no quisieran poner más efectos especiales en el concierto”.

La película fue filmada en el transcurso de una corta gira por las islas del Pacífico, y hay escenas muy impactantes de un concierto que dísteis en Honolulu. Mucha gente dice que ese fue uno de los mejores conciertos que hicisteis en esa época final de la banda. ¿Estas de acuerdo, lo crees así?

“Sí, por supuesto. Fue uno de los conciertos más apoteósicos que dimos, Jimi entró en trance y toda la banda estaba llena de una fuerza descomunal. Tenía mucho que ver con el ambiente. En las giras por Estados Unidos o Europa todo iba muy deprisa, no había apenas tiempo para descansar, estábamos siempre bajo mucha presión, bajo mucho estrés… Y el estrés mata, tío. En serio, vivir bajo estrés constante es una sentencia de muerte retardada. Y allí todo era diferente, no había tanta prisa, ni esa presión ni ese estrés. La gente era muy tranquila, estaban siempre de buen humor, todo a nuestro alrededor era muy relajante, incluso el clima, el sol… Fue como una recarga de batería que nos estimuló mucho y nos hizo que sacásemos de nosotros mismos una energía devastadora”.

¿Es verdad que la idea de hacer ‘Rainbow Bridge’ vino del éxito de la legendaria película de Peter Fonda y Dennis Hopper ‘Easy Rider’, el icono cinematográfico de la contracultura de los años 60? ¿Fue ‘Easy Rider tan influyente en ese momento?

“Sí, en ese momento todo lo que se llamó la “contracultura” realmente era un fenómeno que estaba presente en todos los ámbitos. No era solo la música, era también la moda, el arte, y también lo estaba en el cine. ‘Easy Rider’ tuvo mucho éxito porque era una película sobre la contracultura hecha por gente que venía de ese mundo, Peter Fonda, Dennis Hopper… No era una producción clásica de Hollywood.  Nosotros éramos también parte de la contracultura, y de hecho un tema de Jimi como “If Six Was Nine” entró en la banda sonora. No sé si ‘Rainbow Bridge’ fue inspirada directamente o no por ‘Easy Rider’, pero el público pedía un nuevo tipo de cine, los jóvenes rockeros querían ver películas en las que se vieran reflejados, y ‘Rainbow Bridge’ por supuesto entraba en las preferencias de esa generación”.

Aparte de la película, se editó en su día un álbum a modo de banda sonora llamado también ‘Rainbow Bridge’, pero cuyo contenido musical no coincide con el de la película. ¿Qué opinas no ya de la película, sino de ‘Rainbow Bridge’ como disco?

“Fue un buen álbum, sinceramente me gustó. Me enorgullece haber formado parte de ese disco y creo que la producción fue excelente, ya que se supieron elegir los mejores fragmentos de las grabaciones de conciertos que se conservaban”.

Poco después de los conciertos en Maui, tocasteis en la mítica edición 1970 del Festival de la Isla de Wight. ¿Qué recuerdas de vuestra actuación allí? Se dice que no fue de los mejores shows del grupo…

“Fue increíble. ¡Había más gente todavía que en Woodstock! El ambiente era genial, gente pacífica, chavales amándose, liando cigarrillos de hierba, compartiendo lo que tenían… La prensa criticó muchas cosas de Wight, es verdad, pero yo lo recuerdo como una experiencia maravillosa, y digan lo que digan, Jimi tocó de maravilla y la banda disfrutó de aquella actuación. Puede verse en los vídeos”.

En el documental sobre la película se dice que tras la muerte de Jimi Hendrix se desató una auténtica batalla legal muy desagradable entre compañías de discos, abogados, representantes, etc. por poseer los derechos de edición de sus canciones, de los miles de cintas que existían con grabaciones inéditas, shows en directo, etc. que tardó décadas en solucionarse. Imagino que debió ser muy triste y muy decepcionante vivir esas disputas para alguien como tú, compañero de banda y tan cercano a Jimi ¿no es cierto?

“Sí. Pero sinceramente no quise saber nada de todo ese asunto, era muy desagradable. Opté por aislarme de toda esa polémica y dedicarme a lo que realmente me gusta, me motiva y sé hacer, que es tocar. Hacer música. Nunca he querido saber nada de abogados, ni de ejecutivos de compañías discográficas, ni de nada de esa mierda”.

“Echo de menos el clima de libertad
que se vivía en los 60”

¿Qué recuerdos tienes en general de aquella época de finales de los 60 y primeros 70 tan intensa y de todo lo que sucedió: la contracultura, el movimiento hippie, la propia explosión del rock como música de masas, etc.?

“Fue sin duda un tiempo muy excitante. Fueron tiempos en los que se vieron cosas que nadie imaginaba que podrían suceder, sobre todo por parte de la gente más mayor, que estaban asombrados ante cosas como el amor libre, las comunas, y la música por supuesto. Los jóvenes de los 60 se dieron a sí mismos una libertad y una fuerza inaudita para no someterse a lo que sus padres creían que era lo correcto. Creo que somos ahora más conscientes del cambio tan profundo que supuso toda la contracultura, en aquel momento simplemente estabas allí, formabas parte de todo aquello, pero no pensabas que estabas viviendo algo parecido a una revolución. Pero ahora ya estamos en otro tiempo, la vida sigue, las cosas cambian. Creo que ahora vivimos una época muy buena también, porque la tecnología nos permite conocer mejor el mundo, tener una visión más amplia de las cosas, comunicarnos… Pero echo de menos el clima de libertad que se vivía en los 60”.

Para tus tomas en el documental, has vuelto al escenario de la película y al lugar donde se hicieron los conciertos. ¿Ha cambiado mucho Maui?

“Ha crecido mucho en cuanto a población, hay mucha más gente que antes. ¡Y muchísimo tráfico! ¡En 1970 apenas había coches por allí! Pero en general no ha cambiado demasiado, la gente sigue siendo igual de hospitalaria y agradable que por aquel entonces. Me alegró mucho volver, es un lugar maravilloso”.

Supongo que esta es una pregunta difícil, pero te pediría un pequeño esfuerzo si te es posible. ¿Cuál fue el momento más emotivo, del que guardas un recuerdo más especial de todo el tiempo que compartiste con Jimi?

“El festival de Woodstock de 1969. Sí, sin duda. Fue el momento culminante de nuestra carrera y creo que nunca tuvimos un nivel de comunicación como el de ese día, más allá de que fue una actuación apoteósica, todo fluía, captábamos toda la energía de la gente. Al terminar, creo que Jimi estaba plenamente feliz, y compartir esa felicidad con él fue algo inolvidable”.

¿Cómo crees que habría evolucionado musicalmente Jimi Hendrix si hubiera seguido vivo?

“Siempre estaba avanzando y creciendo musicalmente, era muy inconformista y siempre quería ir un paso más allá. Si escuchas atentamente “Foxy Lady” o “Purple Haze” puedes comprobar que eran canciones revolucionarias en su momento, pero es que solo un año más tarde hizo canciones más revolucionarias todavía en ‘Electric Ladyland’, y más tarde “In From The Storm”, “Dolly Dagger” o “Freedom”. Creo que habría seguido en esa dirección, y habría sabido incorporar muy bien a su estilo las innovaciones técnicas. Siempre fue un espíritu libre, así que de lo que estoy seguro es de que nunca se habría dejado condicionar por las compañías discográficas o por las tendencias dominantes”.

Etiquetas: , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Mariano Muniesa

1 comentario

  • Juandie dice:

    Sin duda este concierto junto con los miticos de Woodstock, Monterrey o Atlanta festival fueron de los mejores de la carrera del mejor guitarrista de Rock de todos los tiempos. Una pelicula con imagenes del concierto que vendrá de puta madre para el coleccionismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.