motorhead
Madness Live!
leyendasdelrock
resurrection
farragua
barbarablack
nonno
rivasrock
villadebilbao
interesvariable
agaisntmyself
ciconia

Crónicas

Walking With Wolves +Fallen At Dawn + Deniro:

«Gran noche para esta nueva horda de bandas y seguidores del metal más moderno que no tiene miedo a descargar sentimientos de un extremo a otro»

15 diciembre 2018

Sound Stage, Madrid

Texto y fotos: Jorge Bobadilla

Andamos siempre quejándonos de la falta de relevo en la escena, de la escasa asistencia a los conciertos, de que las bandas nacionales no reciben el mismo apoyo que las internacionales… pero, visto lo visto el pasado fin de semana en la sala madrileña, lo que me parece es que estamos mirando en la dirección equivocada.

Creía que llegaba demasiado pronto y al torcer la esquina me encuentro una larga fila de coloridas cabelleras ansiosas por que se abrieran las puertas del local. Una juventud tan insultante como ilusionante esperando para dejarse la piel y la garganta en un concierto.

Tres bandas formaban el cartel de la noche que se abría con los que más aparentemente se salían de la receta que se iba a cocinar. Deniro fueron la pimienta en un postre, la escama de sal en el chocolate: no sabes muy bien qué hace ahí, pero ¡joder, quiero más!

Segunda lección del joven público de esta noche: Puedes no conocer a la primera banda, pero la vas a escuchar, a bailar y animar y quizá a seguir después, aunque un par de generaciones separara a la audiencia y a la banda capitaneada por Nano Ruíz. Al guitarrista le vimos disfrutar especialmente junto a sus Tanke Ruíz (voz) y Álvaro Tenorio (bajista de Hamlet) que son los que más se muestran en primer plano, quedando atrás a los ojos, que no a los oídos, el batería Dani Fernández y la guitarra de Javi Lisón. Deniro es rock sin apellidos, a tiempos más melódico y otras veces más incisivo, pero siempre con mucha clase, como demostraron entre “El luchador” y “Sueño que arde”, los temas que abrieron y cerraron su actuación. No faltaron “Nada puede contigo” y “Lo tuyo toca a su fin”, sus más recientes creaciones, que nos tienen esperando pronto su salto a un nuevo lanzamiento largo. No compartirían estilo, pero compartieron aplausos y el reconocimiento de los asistentes.

La cosa iba a cambiar con la llegada de Fallen At Dawn. El espacio se reduce en las primeras filas y la pista se iba a transformar en un campo de batalla… pero con mucho amor y corazones dibujados con los dedos entre cada patada voladora y puñetazo al aire. La cosa se ponía más hardcore, o más bien posthardcore. Violenta descarga la de estos jóvenes (su vocalista, Jimmy Sixx, celebraba su 24 cumpleaños, como pudimos ver en la tarta que apareció a media actuación), que nos presentaban su nuevo trabajo ‘Awaken’, aunque por la forma en que se cantaron sus canciones parecía que llevaban toda la vida acompañando a sus entregados seguidores.

Se nos pasó muy rápido su descarga, basada en los cambios de intensidad que te parten el cuello y en la energía que desatan sobre el escenario, no exenta de calidad en sus guitarras, que quizá sea lo que más me gustó. El vocalista sabe su función y además de aprovechar el podio sobre el que constantemente se dirige a las masas, dirige la función alentando circle pits, un conato de wall-of-death, bajó entre el público a gritarnos a la cara, iluminó el lugar con los móviles del público (y quedó muy chulo) e hizo estallar el lugar mandando a todo el mundo al suelo para acompañar la explosividad de su música al unísono. Ya tienen las y los fans, y apuntan muy bien en lo musical, lo que les debería valer para desmarcarse de las muchas bandas que tratan de sostener propuestas estilísticas similares. Otra matrícula que me apunto para seguir.

Llegaba el momento de que Walking With Wolves desplegaran lo que ya había tenido ocasión de disfrutar con su disco ‘Parallels’, ese apabullante sonido que no tiene nada que envidiar a bandas como Bullet For My Valentine o los actuales BMTH, aunque esta noche los duendes que de vez en cuando se cuelan en las salas para tirar de los cables se lo pusieron un poco más difícil. Nada que no se pueda remediar con actitud, sorprendentes tablas pese a su juventud y la pasmosa calidad que la banda atesora entre sus miembros.

El set tampoco iba a ser mucho más largo que los anteriores, apenas una decena de canciones para agitar y emocionar a partes iguales a la sala. Buen ejemplo es la pareja que forman “Kiss My Crown” y “Echo”, del nuevo disco, siempre entre el zarpazo y la caricia. “Decay” había abierto la descarga que iba a cerrar, en completa comunión con su público, “We Can Break The World”, que es en sí misma representante de todas las caras de los madrileños, entre su potente base, la agresiva parte central y la más accesible parte melódica que casi no necesitaba que Dan (vocalista) ejecutara, porque cualquier gesto le era devuelto en forma de decenas de voces que ya han hecho suyas estas canciones.

Como comentaba con Fallen, quizá con menos agresividad en la respuesta, WWW ya han creado la base sobre la que construir un muy prometedor futuro. Tienen todos los ingredientes y las velas desplegadas para aprovechar cualquier racha de viento que les lleve a lo más alto.

Gran noche para esta nueva horda de bandas y seguidores del metal más moderno que no tiene miedo a descargar sentimientos de un extremo a otro, rabia y ternura, violencia y comunión entre músicos y público, todo envuelto en lo que, por muchos apellidos que le queramos poner, no deja de ser nuestro querido metal en constante evolución.

 

Redacción
¡Síguenos!

Redacción

El equipo de redactores de MariskalRock te trae toda la información del mundo del rock y del metal, en todas sus vertientes.
Redacción
¡Síguenos!
Etiquetas: , , , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

1 comentario

  • Juandie says:

    Tres bandas de estilos totalmente diferentes pero que a su manera dieron grandes recitales cada una para el escaso publico madrileño que se dio cita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.