Madness 2
Hora Límite
Hysteria
natribu
nanowarofsteel
metal paradise
rivas rock

Crónicas

Sum 41 + Zebrahead: Punk rock de iPod

«Durante todo el set, la energía permaneció descomunal»

14 enero 2020

Lotto Arena, Merksem (Amberes, Bélgica)

Texto y fotos: Hughes Vanhoucke

Unos días antes de su presentación en París - que fue cancelada por la explosión de un cóctel molotov cerca de la sala Les Etoiles de la capital francesa - , Sum 41 inició su gira europea ‘No Personal Space’ en la segunda ciudad portuaria de Europa, Amberes. Sin embargo, este 2020 lo iniciaron en Japón, donde tocaron cinco shows antes de venir aquí.

Gira en la que la banda de punk rock canadiense presenta su último álbum, ‘Order in Decline’, que se lanzó hace medio año, junto a una gran cantidad de canciones conocidas y menos conocidas de toda la trayectoria de los chicos de Toronto. Una gira de tres semanas que irá por Europa occidental y Escandinavia. En el sur de Europa, desafortunadamente, programaron solo un concierto, en la ciudad de la moda, Milán. También planean una gira por América Latina para marzo, aunque hasta ahora solo se ha anunciado un show en México.

Puntualmente, como empleado de banco suizo en Ginebra, los californianos de Zebrahead, inician su corto set de media hora como teloneros. Vemos al cantante, Ali Tabatabaee, con ambas manos en los bolsillos de su chaqueta de jeans, mientras la banda inicia con "All My Friends Are Nobodies". Aparentemente, el hombre tenía las manos frías, yaque le llevó cinco minutos sacarlas de los bolsillos. Después de unos temas, me pregunté si el hombre detrás de los controles de la mesa de mezclas también tenía las manos en los bolsillos; ciertamente, los ajustes no eran perfectos.

Los estadounidenses habían traído a tres compañeros con trajes de oso, uno de ellos entretenido durante todo el set en preparar cócteles en el bar del escenario donde él y sus dos compañeros estuvieron bebiendo a excepción del momento en que los tres se unieron al cantante iraní cuando fueron a bailar al borde del escenario. Después de varios temas, ya con las manos fuera de los bolsillos, vimos al cantante en medio de la audiencia. El corto set concluyó con “I Will Always Love You”, de la estrella americana Whitney Houston, mientras uno de los osos arrojaba un bote de goma al público para sumergirse en él y dirigirse hacia la parte posterior de la multitud mientras navegaba.

Eran las 21:00h cuando los punkies canadienses subieron al escenario con un fuerte aplauso de los alrededor de 5.000 asistentes, nada mal para un martes, entre ellos numerosos fans de treinta y tantos años, llenos de nostalgia por sus tiempos de secundaria, cuando se montaban en sus skates para llegar al cole, con Green Day, The Offspring y Sum 41 resonando en sus primeros iPods. El 19 de julio del 2019 Sum 41 lanzó un nuevo álbum después de tres años que se convirtió en el álbum más fuerte en la historia de la banda que ha existido durante 24 años. El show de Sum 41 comenzó con la primera canción de ‘Order in Decline’ “Turning Away”, incluyendo un solo de guitarra medio heavy de Dave Baksh, e inmediatamente después, temas que abarcan sus siete álbumes de estudio, incluyendo a “The Bitter End”, una canción de ‘Chuck’ que sopló 15 velas el año pasado, un tema que la banda no había tocado desde 2005 (salvo en la gira por los Estados Unidos a fines del año pasado).

A pesar de una ausencia de 10 años entre 2006 y 2015, Dave Baksh reclamó su papel y resultó ser la persona más importante en el escenario después del cofundador Deryck Whibley, quien para la ocasión se había puesto unos vaqueros más blancos que la misma leche. Durante todo el set la energía permaneció descomunal, con la excepción de las canciones más lentas, por supuesto. Deryck Whibley no ha perdido nada de su cabello blanco salvaje y empinado, literal y figurativamente.

La audiencia se volvió completamente loca, detrás de mí había una señorita que lloraba de emoción, estaba tan feliz de ver a Sum 41 en vivo a solo unos metros de sus ídolos, pegada contra valla del foso desde la apertura de la sala. Hacia el final del set, llegaron los mayores éxitos, con tres cuartos de la audiencia cantando y saltando, especialmente durante “Fat Lip” y “Still Waiting”, que cerraron el set regular después de algo más de una hora.

Sum 41 generalmente solo toca un bis, pero ésta noche nos regalaron dos por el precio de uno. Primero recibimos una versión acelerada de “We Will Rock You” y luego concluyeron la noche con “In Too Deep”, momento en el que pudimos observar el pogo más grande de la noche; punks y metaleros con sus chaquetas de jeans sin mangas llenas de parches de bandas de metal.

Etiquetas: , , , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Hughes Vanhoucke

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.