Madness 2
Invisible
vaka
Burning
blackened
rokavieja

Crónicas

Saxon: …Y el águila aterrizó en Córdoba

«¿Quién iba a imaginar en nuestra adolescencia que aquella banda que ocupaba la portada de la Heavy Rock nº1 iba a visitar esta tierra andaluza 35 años más tarde y lo iba a hacer con la solidez y solvencia que lo ha hecho?»

5 julio 2019

Teatro de la Axerquía

Texto: Juan Carlos Sánchez Sánchez-Cañete. Fotos: Festival de la Guitarra de Córdoba

La 39 edición del Festival de la Guitarra de Córdoba tenía como plato fuerte para el público metalero de este año a los imbatibles e incombustibles Saxon, buque insignia del metal clásico británico de comienzos de los 80.

Con una temperatura bastante agradable comparada con la que otros años sufrimos en Andalucía a estas alturas del verano, en un entorno idílico como es el Teatro de la Axerquía, con puntualidad británica (22:30 h) y tras sonar por los altavoces “It’s a Long Way to the Top” de AC/DC, aparecían en un escenario presidido por un gigantesco telón con la portada de su último disco, ‘Thunderbolt’ (2018), los veteranos Saxon, una banda que  lleva ya más de 40 años paseando por los principales escenarios de todo el mundo su inquebrantable y poderosa propuesta rockera manifiesta en su vasta discografía (22 álbumes de estudio).  Irrumpían, con un sonido impecable desde el primer momento, con “Motorcycle Man” y, aunque dieron un amplio repaso a gran parte de sus discos, se centraron especialmente en esa trilogía esencial de su sonido de comienzos de los 80: ‘Wheels of Steel’, ‘Strong Arm of the Law’ y ‘Denim and Leather’.

El quinteto, sin dar tregua tras el primer impacto, continuó con un potentísimo “Battering Ram”, dando muestra de que se resiste a vivir únicamente de su glorioso pasado, tocando además dos temas de su última producción, “They Played R’n’R” y el tema título, “Thunderbolt”. Sin duda se nota diferencia entre los temas de sus últimas obras tras la incorporación de Doug Scarrat (guitarra) y Nibbs Carter (bajo), y sus temas de corte más básico de antaño, pero en definitiva todas sus canciones guardan ese regustillo clásico que siempre les caracterizó gracias, como no, a Biff Byford (voz) y Paul Quinn (guitarra), que se encargan de mantener el equilibrio para que, aunque estemos en un nuevo siglo y las producciones y sonidos cambien, se conserve la esencia.

El hecho de que Saxon sea asiduo a los festivales nacionales y haya visitado nuestro país en multitud de ocasiones quizás restó público a un Teatro de la Axerquía que lucía a medio aforo, (según pude recabar información alrededor de 1.500 personas), eso sí, un público volcado desde el primer momento, coreando los temas, el nombre del grupo, aplaudiendo y viviendo con intensidad un espectáculo que, sin demasiado artificio, llegó al corazón de todos los rockeros, puesto que la banda goza de una fuerza envidiable. Siguen ejecutando los temas de forma aplastante, una base sin fisuras comandada por un entrañable Nigel Gloker  a la batería y unas guitarras con una clase fuera de serie, pero destacaría sobremanera la voz de Biff, quien, pese a su edad, sigue conservando su timbre y fuerza característicos (yo diría que de los cantantes veteranos que he visto en directo en los últimos años es el que mejor se mantiene), al margen de su carisma e imagen. Por cierto, en las tres anteriores ocasiones que le vi, y siempre fue en verano, no se desprende de su casaca negra de botones dorados, ya tiene valor el hombre.

No faltaron en la cita cordobesa “Solid Ball of Rock”, (en la que el frontman otrora rubio nos dijo que teníamos “grandes cojones” en perfecto castellano tras corear el estribillo), “Power and Glory”, emotiva, “Hell and Back Again”, cañerísima, e incluso “Backs to the Wall”, de su primigenio disco homónimo del 79. Tras una hora y quince minutos de actuación se despiden con “Heavy Metal Thunder”, pero queríamos más y nos lo dieron con tres bises inmortales e imperecederos. Tras un efímero respiro comienzan a sonar los arpegios de “Crusader”, ese tema que los viejos rockeros recordamos con tanto cariño, posteriormente llegó mi favorito, “747 Strangers in the Night”, y la guinda con la impresionante “Princess of the Night”.

Alguien me dijo en cierta ocasión que Saxon es una banda que nunca falla, y qué razón llevaba. Siempre que la he visto ha mostrado actitud, profesionalidad y una fuerza arrolladora. Al finalizar y a pesar del rosario de clásicos e himnos que se marcaron, siempre echamos alguno en falta, a mí personalmente me hubiera gustado escuchar y vivir “Broken Heroes” y su magnífica versión del “Ride Like the Wind”, pero…

Los que peinan canas o directamente no peinamos nada recordaremos esta noche en la que el águila metálica sobrevoló y pisó tierra firme en la maravillosa ciudad de Córdoba, llenando de recuerdos sonoros nuestras vidas. ¿Quién iba a imaginar en nuestra adolescencia que aquella banda que ocupaba la portada de la Heavy Rock nº1 iba a visitar esta tierra andaluza 35 años más tarde y lo iba a hacer con la solidez y solvencia que lo ha hecho?

Redacción
¡Síguenos!

Redacción

El equipo de redactores de MariskalRock te trae toda la información del mundo del rock y del metal, en todas sus vertientes.
Redacción
¡Síguenos!
Etiquetas: , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

4 comentarios

  • Juandie says:

    Un placer haber leído esta crónica del buen concierto que dieron los históricos SAXON en la ciudad de Córdoba con motivo de trigésimo novena edición del FESTIVAL DE LA GUITARRA y que a través de sus clásicos y de su ultima placa de estudio estuvieron inmensos a pesar de contar con solo una hora y cuarto para desplegar su potentísimo directo.

  • Metalero says:

    Menudo conciertazo!!! ! La voz de Biff sonó genial al igual que las guitarras . A mí también me hubiese gustado escuchar Broken Heroes (temazo!) y Ride like the wind… Para este concierto podrían haber tenido unos teloneros de lujo como son los TRILOGY666, que para eso son de Córdoba! . A ver si otro año se traen otros grupos al festival tipo Accept, Wasp…

  • Pelinkhz says:

    Un concierto brutall!! Con esas guitarras tronantes y la voz de Biff y sus santos cojones de levar la levita de cuero en Córdoba.
    La única nota gris fue la escasa presencia de público. Parece que la gente le gusta gastar el doble en entradas, hacer el cuádruple de kilómetros y prenoctar en alguna ciudad para demostrar que se es fan de los Saxon o cualquier banda de Heavy Metal con renombre.
    Coincido que se echa de menos algún grupo cordobés como teloneros como Trilogy o alguno de quienes estaban en el público ( como el Maiden) se le daría más visibilidad a estos buenos y potentes grupos.

    Es verdad, que seecha de menos alguna canción del nuevo disco como predator y Ride like the wind o Broken Heroes, pero 22 discos en su repertorio es difícil elegir y todo lo que tocaron entre nuevas y clásicas fueron temazos.

    Es una lástima la respuesta en la venta parece que la gente prefiere gastarse el doble de pasta, hacer el cuadruple de kilómetros y pillarse una habitación ( como mínimo) que venir a Córdoba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.