motorhead
Madness Live!
leyendasdelrock
resurrection
farragua
barbarablack
nonno
rivasrock
villadebilbao
interesvariable
agaisntmyself
ciconia

Crónicas

Rosendo: Y si duele, que duela

«Actuación mayúscula del de Carabanchel. Nosotros desde aquí sólo podemos decirle una cosa: gracias»

20 diciembre 2018

WiZink Center, Madrid

Texto: Javier Pérez Fotos: Sandro Santos

Era de esperar que el último concierto de Rosendo en Madrid despertara todos los intereses habidos y por haber, y así fue. Llenazo glorioso en un WiZink Center que tuvo el santo honor de despedir en su ciudad al Maestro de Carabanchel.

La épica, la lágrima fácil, la emoción contenida… todo al dente para explotar a la mínima. Sin embargo, la propia banda huyó de ese juego y tiró de frente, ofreciendo una actuación absolutamente brillante sin recabar en sortilegios embaucadores que rasgaran vestiduras.

Es casi anecdótico, pero pudimos ver el final del show de Rodrigo Mercado, telonero más familiar imposible, que rescató para la ocasión el “A remar” que ya interpretara con su progenitor en Las Ventas hace algún añito.

Apenas 17 minutos por encima de la hora prevista para el arranque de la velada principal, las 21:30 en el caso que nos trae por aquí, caen las luces del Palacio para dejar paso al fulgor de las cinco pantallas de fondo que acompañarán al trío a lo largo de la velada, dando color y contexto a la actuación. Era el momento de Rosendo.

De primeras se nos viene encima “Aguanta el tipo” seguida de un “Madrid, buenas noches”, que según salió de la boca del maestro estremeció las entrañas de los presentes. “Por meter entre mis cosas la nariz” y la gruesa “Cada día” nos meten en vereda, posición que apuntala “Muela la muela”, uno de los cortes más pétreos de su cancionero moderno, cuyo riff retumbó con gloria.

Venían a darnos lo que pedíamos, y siguiendo la estela de los repertorios que viene gastando en los últimos tiempos junto a ese manifiesto de intercalar clásicos imperecederos con perlas que se han ido añadiendo con el transcurrir de los años, nos mantuvieron con las constantes vitales siempre en alto. Además, y usando como termómetro el clamor de la reacción popular, la técnica se ha refinado con respecto a la gira anterior.

La muy querida “Cosita” y la tensión constante de “El ganador” se unen al “No dudaría” de Antonio Flores para completar una triada de excepción, de esas que por sí mismas valen lo que cuesta el ticket. Y justo aquí es donde arman la parte del set que más desbarajustó el alto voltaje; suenan “Cuando” y “Cúrame de espantos” antes de que anuncien “un par de temas tranquilos para sobrellevarlo”: “No son gigantes” y la bluesera “Mala vida”.

“…Y dale!” devuelve la compostura al evento, preludio de lo que llegará en el tramo final, mientras “Soy”, “Amaina tempestad” y “Vergüenza torera” son las últimas licencias que se permiten antes de colocar los imperecederos clásicos que el grueso del público canturreaba en los coches de camino al WiZink. A saber: “El tren”, con un sonido de guitarra muy bruto, “Flojos de pantalón”, top evidente de su historia a la par que de la noche, “Masculino singular”, “Pan de higo” y “Navegando”.

Tiempo ya de bises y poco margen de error, el que pudiera dejar un trío de viejos ases como “Agradecido”, “Loco por incordiar” y “Maneras de vivir”. Vuelven a tomar camino de vestuarios para regresar con un segundo y último bis al aire de “¡Qué desilusión!”.

Dos horas de disfrute extremo, de recibir una dosis de rock al alcance de muy pocos. Rosendo Mercado ha decidido que se baja del barco y, aunque ese ambiente asfixiante de despedida que oscurecía Madrid en la previa se diluyó arrasado por la actuación mayúscula del de Carabanchel. Nosotros desde aquí sólo podemos decirle una cosa: gracias.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

#rosendo reivindica los comienzos de #leño con #eltren en su #concierto en #madrid #chapadiscos

Una publicación compartida por MariskalRock (@mariskalrock) el

Redacción
¡Síguenos!

Redacción

El equipo de redactores de MariskalRock te trae toda la información del mundo del rock y del metal, en todas sus vertientes.
Redacción
¡Síguenos!
Etiquetas: , , , , , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

3 comentarios

  • Juandie says:

    Un placer haber leído esta crónica del conciertazo que se marcó un histórico de nuestro Rock como es ROSENDO y su pedazo de banda a través de esos temazos que con el paso del tiempo siguen tan vigentes como el dia en que se metió en un estudio a grabarlos. Me encantaría verle por la provincia de JAÉN.

  • Marcelo correa says:

    Hola soy Marcelo de Uruguay
    Que bueno la vuelta de Poison , como se extraña la epoca del Look what…. Y open up….

  • Fernando says:

    Hola soy Fernando , que opinais de que las gafas se empañan .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.