Madness Live!
mago de oz
leyendasdelrock
resurrection
farragua
left4ever
frenzy
jesfalcon
landevir
loszigarros
rivasrock
leize
keithrichards
valira
mrc

Crónicas

Romanthica + Nomad + Neverend: Desde Barcelona con amor

«Una actuación suprema de Romanthica, que nos dejó con muchas ganas de volverlos a ver muy pronto»

9 febrero 2019

Cool Stage, Madrid

Texto Sergio García. Fotos Eva Bravo

Había ganas en el ambiente la noche del sábado en Madrid por ver a una banda que es como una hormiga, pasito a pasito va consiguiendo nuevos adeptos y una fanbase consolidada y fiel en todo lo que hace. Romanthica se ha convertido en poco tiempo en los herederos espirituales y en estilo de aquellos HIM de los 90 que por lo menos yo echo mucho de menos.

Mar Souan (Neverend)

La noche se abría con Neverend, una banda de rock alternativo capitaneada por Mar Souan, la cual me recordó a una mezcla entre Hayley Williams de Paramore y el personaje de Leeloo de “El Quinto Elemento”, pero con mejor voz, todo hay que decirlo. Se presentaban ante la sala con “Jor´a” con la cual dejaban patente su estilo de directo, muy ambiental y muy centrado en explotar la increíble voz de Mar, que recorrió toda la sala como un canto casi onírico. Durante su actuación, breve pero intensa,  fue siempre la voz la que marcaba toda la estructura melódica a un acompañamiento musical, siempre ejecutado con maestría, donde destacaron temas como “7 Steps Higher” o “Pyongyang” con el que se despidieron dejando un muy buen sabor de boca y sobre todo con ganas de más.

Jaime de la Hidalga (Nomad)

Siguiendo con la noche era el turno de Nomad, la banda ya consolidada de Jaime, Adrian Moline y J. Biscuit que rompieron el escenario de la Cool Stage con su rock a la americana, una banda que recuerda a ese sonido primigenio del rock de Jimi Hendrix, Led Zepellin, que levantó mucho al público asistente. Empezaron sus 40 minutos de caña con “Stupid” y “Psycho”, que dejaron claro que no venían a hacer prisioneros una guitarra potente y directa al tímpano acompañada con un bajo, con algún que otro problema técnico, pero siempre cumplidor; y una batería que se escuchaba como un cañón de barco. Un directo muy bueno el de los madrileños, que jugaban en casa, y se notaba, con un público entregado, el cual saltó y se vino arriba sobre todo con su cover de “No One Knows”, de Queens of the Stone Age, y “Outraged”, con la cual se despidieron por todo lo alto dando paso a los protagonistas de la noche.

David Gohe (Romanthica)

“Desde Barcelona con amor” es quizás la mejor introducción que se le puede hacer a Romanthica, la banda que llegaba a la capital a presentar su disco ‘Músicas para el fin del mundo’ y se encontraba un recibimiento al que seguramente ya están acostumbrados. La verdad, una banda tan noble y clara como esta no merece otra cosa.

Abrieron su actuación con “Esta Oscuridad”,  donde dejaron claro que son los adalides del love-metal español y que hay gente con ganas de retomar ese género tan poco explotado y que se ve que gusta tanto. Un poco huérfanos sin su bajista, por un accidente de coche, al cual le deseamos una pronta recuperación, David Gohe, el más aclamado por el público, en su mayoría femenino, recordando a ese viejo Ville Valo, al cual se parece tanto; Rubén Rosas, Sergi Perea y Erny Roca, descargaron sobre Madrid su romanticismo gótico con “Solo si estás”, “Lo que tú me das” y “Despierta”, antes de uno de los momentos de la noche, un tema ya mítico de la banda como es “Muriel”, que volvió loco al respetable. En ese momento se vio al mejor David de la noche, una mezcla de Ville Valo, Morti, con toques incluso de Enrique Bunbury, y si me lo permitís con alguna pincelada del gran Tino Casal, que en paz descanse, que demostró que él, como el resto de la banda, está en una forma tremenda.

Sergi Perea (Romanthica)

El ritmo bajaba un poco con una sucesión de temas un poco más lentos como “El cuento del Sol y la Luna”, la grandiosa balada “Estrella fugaz”, un tema totalmente HIM en estructura y sonido, y “El vientre del huracán”. Agradecimiento tras agradecimiento, sonaban “Dos corazones” y “Efímero”, uno de mis favoritos de la noche, un tema que recoge toda la esencia de la banda y que musicalmente es maravilloso en todos los aspectos.

Se iba acercando el momento de decir adiós, pero aún quedaban varios temas para deleitar a sus seguidores, siempre con un sonido impecable durante todo el concierto, y no defraudaron dejando caer “Para ti”, “Cuchillos de neón” y “Al final” antes de hacer una pausa para despedirse de Madrid con un temazo como es “Mercurio”, el cual el público coreó con muchas ganas, y no es para menos, porque es una canción majestuosa.

Por último, para finalizar por el momento el romance entre los barceloneses y los asistentes, la canción que da título a su segundo disco, “Músicas para el fin del mundo”, cerraba una actuación suprema de Romanthica, que nos dejó con muchas ganas de volverlos a ver muy pronto.

 

Redacción
¡Síguenos!

Redacción

El equipo de redactores de MariskalRock te trae toda la información del mundo del rock y del metal, en todas sus vertientes.
Redacción
¡Síguenos!
Etiquetas: , , , , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

1 comentario

  • Juandie says:

    El rock de tintes góticos puede estar en auge en nuestro país por parte de estas 3 buenas bandas que lo dieron todo en esa noche madrileña con esos grandes temas los cuales salieron todas triunfadoras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.