Madness 2
leyendasdelrock
Taken
evildog
Tequila

Crónicas

Nightwish + Beast in Black: Una fiesta aniversario y un viaje a través del tiempo

«»

7 noviembre 2018

Lotto Arena, Amberes (Bélgica)

Texto y fotos: Hughes Van Houcke

Nightwish existe desde hace algo más de 20 años y en esas dos décadas pasaron tres cantantes. Primero Tarja Turunen, que ahora continúa su carrera en solitario desde Andalucía, seguida por la sueca Anette Olzon, a la que echaron como a su predecesora. La holandesa Floor Jansen llegó como nueva intérprete y ya lleva seis años en la banda, contando el año que estuvo no oficialmente.

Hace un año, Nightwish anunció que celebrarían su vigésimo aniversario (en realidad en este preciso momento ya tenían 21 años de carrera) con un doble álbum recopilatorio, sería esta su séptima recopilación. Como apoyo al álbum llegaba una gira mundial de no menos de nueve meses, una gira que arrancó el pasado mes de marzo en los EE.UU. y luego una serie de actuaciones en festivales por toda Europa el pasado verano, seguida de una corta gira por Latinoamérica.

Nightwish, sin duda, se ha convertido en la mayor banda europea de metal con voz femenina en el transcurso de estos más de veinte años y se ha coronado silenciosamente en la banda activa campeona mundial en el lanzamiento de compilaciones.

Para calentar al público en el Lotto Arena de Amberes (Bélgica), Nightwish trajo a Beast In Black para ésta parte de su gira mundial, una banda finlandesa de power metal que en apenas tres años de existencia es dueña de un excelente álbum, ‘Berserker’. Su actuación comenzó veinte minutos antes de lo anunciado, así que nos perdimos una parte del programa ya que tuvimos que esperar a una dama de la promotora que nos diera permiso para regresar a la sala después de hacer las fotos para poder escribir la crónica. Es por esto que nos perdimos los dos primeros temas, el homónimo “Beast In Black” y “Eternal Fire”. Esta noche, los chicos que acompañan al guitarrista Anton Kabanen, miembro fundador de Battle Beast y de Beast in Black, traían un show de 45 minutos con canciones exclusivamente de su citado álbum debut.

Además de Anton Kabanen vimos otro viejo rostro familiar, Kasperi Heikkinen, quien por un tiempo estuvo en U.D.O., mientras que detrás de la batería encontrábamos a Atte Palokangas, al que conocemos de la banda finlandesa de metal progresivo Thunderstorm. Todavía no conocía al cantante Yannis Papadopoulos, pero puedo entender por qué Anton Kabanen lo contrató: es una bestia en el escenario, un excelente cantante que regularmente salta desde la base de Atte.

El público está en las nubes con lo mostrado por los finlandeses, una parte considerable de las primeras filas lo vive con la banda y replica a cada canción con un estruendoso aplauso. No solo ofrecen canciones de power metal, también una balada, “Ghost In The Rain”, para la que Yannis Papadopoulos pide que se enciendan mecheros, fósforos o la luz de los móviles. ¡Ni un solo fósforo! Y luego una canción que se podría esperar en una discoteca, “Crazy, Mad, Insane”. Power metal con una fuerte dosis de techno, anunciada por el líder como la canción más alocada que jamás hayan escrito. Ambos guitarristas y el bajista Mate Molnar lucieron gafas de sol futuristas con un texto digital en movimiento.

Antes de acabar el set con la poderosa “End of the Word”, Yannis Papadopoulos hace una declaración: “a quien le haya gustado la banda tendrá al sucesor de ‘Berserker’ en febrero y Beast In Black estará liderando una gira por Europa”, pero lamentablemente no pasarán por España.

Hace apenas tres meses que Nightwish estuvo encabezando el primer día de Leyendas del Rock con su gira “Decades: World Tour”, esto el 9 de agosto de 2018. La cuarta parte de la gira comenzó hace unos días en Suecia. La sala Lotto Arena está casi llena y nosotros estamos aquí en busca de una fuerte porción de nostalgia de tres períodos diferentes en la historia de la banda de metal sinfónico más popular con una mujer detrás del micrófono.

A las nueve en punto la gigantesca pantalla LED en la parte posterior del escenario se ilumina y recibimos un mensaje solicitando que se deje a un lado el móvil durante todo el espectáculo.

Luego del mensaje vemos una cuenta regresiva de un minuto que hace que la audiencia expectante se ponga aún más nerviosa. La sala no se ha llenado, tal vez puede deberse al hecho de que la banda dio un concierto como cabeza de cartel hace unos meses en FortaRock, no muy lejos del palacio de deportes de Amberes. Una sobredosis de conciertos en estas regiones puede ser otra razón.

Mientras vemos al multi-instrumentista británico Troy Donockley tocando un cacho de “Swanheart” en un instrumento de viento a modo de introducción, los otros miembros de la banda toman su lugar bajo el fortísimo aplauso de la audiencia. Se realiza una transición perfecta al primer número real del espectáculo, “Dark Chest of Wonders”, una canción acompañada de una serie de disparos de fuego y humo. Alrededor de medio minuto después aparece una alegre Floor Jansen que saluda a la audiencia en holandés. La música, el sonido y las luces están sincronizados a la perfección y cada canción está respaldada por su propio vídeo, cada uno mejor que el anterior. Se nota que Floor Jansen es dinámica y deslumbrante, baila o se golpea la cabeza cuando no está moviéndose por el escenario.

¿Se debería al idioma en el que Floor Jansen hizo uso de la palabra o simplemente a una confusión? Troy Donockley se dirigió al público en cierto momento con un “Good evening Holland” que no fue bien recibido por una parte de la audiencia, aunque hubiera una fuerte porción de fans de los Países Bajos, que quedan muy cerca. Jansen puso su grano de arena al final de la canción con un “Danke Schön”.

Durante el tema folk-instrumental “Elvenjig” vemos que el bajista Marco Hietala ha cambiado su bajo clásico por uno de doble mástil. Con “Nemo” caminamos rumbo al final de este concierto de máxima calidad con gran espacio para lo visual, en este caso se muestra una ciudad fantasma imaginaria llena de rascacielos mientras nieva. Durante “Slaying the Dreamer” apreciamos una enésima descarga de fuego, que nos hacen ver más fuego esta noche que durante el gran incendio de Londres.

Una versión abreviada de “The Greatest Show on Earth” es el momento ideal para permitir que la audiencia tome sus abrigos, el final del espectáculo está a la vista. “Ghost Love Score” es la última y una de las canciones más épicas de la noche. Floor Jansen demostró su enorme talento con la perfección con la que interpreta los números de sus dos antecesoras.

Una noche agradable en la que hemos gozado del espectáculo y con nosotros los otros 5.500 visitantes.

 

Redacción
¡Síguenos!

Redacción

El equipo de redactores de MariskalRock te trae toda la información del mundo del rock y del metal, en todas sus vertientes.
Redacción
¡Síguenos!
Etiquetas: , , , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.