Madness 2
Invisible
vaka
Burning
blackened
rokavieja
Cherokee

Crónicas

Któlicos + Kostrosos: “Entregados a saltarse el guión”

«Su entrega y fuerza en el escenario es impresionante, y si además viene acompañada de grandes temas como los que componen su último trabajo, la fiesta está garantizada»

Gruta '77, Madrid

Texto y fotos: Borja Díaz

Fiestas en los barrios. Calor que invita a pasar la noche en la calle. Pocas ganas de estar en una sala y, sin embargo, Któlicos se liaron la manta a la cabeza y nos trajeron a Madrid su punk rock desde Extremadura. Por supuesto, nosotros teníamos que responder.

La sala elegida fue Gruta 77, y la cercanía con las fiestas de Aluche no impidió congregar a un buen puñado de seguidores deseosos de ver cómo suenan en directo las composiciones de su último trabajo.

Para ir abriendo boca, los madrileños Kostrosos subieron al escenario dispuestos a pasárselo bien a base de un punk combativo salpicado de humor. Cinco chavales sobre el escenario repartiéndose la voz y los instrumentos en función de la canción y con una música “cutre”, como ellos mismos la definen, pero que apunta a todas partes con temas como “Ciudagramos” o “Turismo es terrorismo”. Cierto es que les falta pulir algunos detalles, como salir con las letras en los móviles o el sonido embarullado que tienen. Pero ganas no faltaron.

Animaron el cotarro con Carlos de Któlicos a la voz, camiseta de esta casa incluida, en la versión de Segismundo Toxicómano, “Las drogas”, y pusieron la nota graciosas con las versiones de la popular “Con un porrito en la mano” y la poco esperable “Sin pijama”.

Któlicos volvía a Madrid y esta vez lo hacía ‘Sin guión’. Su último trabajo fue el gran protagonista del repertorio. No en vano venían a presentar un disco en el que han cuidado con mucho mimo todos los detalles.

Arrancaron con la declaración de intenciones que supone “Catolicismo” y la potencia de “Ruidosos” nos puso a botar y eso que solo era el segundo tema.

Con “Gentes” volvía la banda a su anterior trabajo, que también estuvo bien representado esa noche.

Después de “A por ellos” nos golpearon con “Una de zombies”, uno de los grandes temas de ‘Se lleva dentro’ a juzgar por la reacción de la gente. El ritmo contagioso marcado por el riff de guitarra terminó de activar a la sala si es que quedaba alguien sin mover un hueso.

Después de “Enfrente sonríe”, Javi de Kostrosos se volvería a subir al escenario para cantar con ellos “Odio” de Segismundo Toxicómano. Del lejano primer disco es “Que no se vende!”, única representante de aquel ‘…A comulgar’.

Carlos es un autentico monstruo encima del escenario, disfruta y lo transmite a la gente que aplaude debajo de las tablas, pero nunca pierde esa mezcla de humildad que rodea los dardos envenenados que lanza, como en “La cumbre del G-20”. El guitarra Mahugo es el otro veterano de la banda. Sus riffs y solos ponen la nota potente de Któlicos, como demostró el solo de “Desde el ombligo del mundo”, haciendo imposible apartar la mirada de él.

Tras “Cansado de cansarme” se retomarían las composiciones del último trabajo con “Los poetas han muerto” y “La letra pequeña”. El “Mensaje navideño del rey” es ya una habitual, aunque no sea Navidad. Su ritmo juguetón es ideal para los conciertos, y su letra combina a la perfección con la reivindicativa “Epitafio”.

Llegábamos a la parte final del concierto con “El material”. Siempre es una auténtica fiesta y esta vez no iba a ser menos. “Sin guión” y la metalera “Brindo por ti” podían llevar toda la vida en su repertorio. La gente las canta, las disfruta y bota con ellas. Y para despedirse una versión casi obligatoria, “Carne pa la picadora” de La Polla. El guitarrista Dani sería el encargado de cantarse la primera parte, sonando atronadora por toda la sala. Este concierto además fue la puesta de largo de Dani y del batería Alberto en la capital, últimos miembros en unirse a la familia któlica.

Después de un pequeño parón, “Melómano” exprimió nuestras últimas fuerzas. Es un gran tema de su último trabajo, por eso justifica su presencia en esa posición del repertorio. El punto final lo pusieron con “Al límite”. Los últimos saltos cerraban una fiesta donde no se quedó nada en el tintero.

La vuelta de Któlicos a Madrid fue todo un éxito. Gran concierto, algo que tampoco sorprende porque es a lo que nos tienen acostumbrados. Su entrega y fuerza en el escenario es impresionante, y si además viene acompañada de grandes temas como los que componen su último trabajo, la fiesta está garantizada, solo hay que saltarse el guión.

Redacción
¡Síguenos!

Redacción

El equipo de redactores de MariskalRock te trae toda la información del mundo del rock y del metal, en todas sus vertientes.
Redacción
¡Síguenos!
Etiquetas: , , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.