skirl
tadini
psychic equalizer
carmen molina
los ruidos
brunhilde

Crónicas

José Andrëa & Uróboros: Mágica noche en el alto Medievo

«No solo ha sabido reinventarse y volver a la escena, sino que lo ha hecho recordándonos que es todo un referente de nuestro rock»

8 febrero 2020

Urban Rock Concept, Vitoria-Gasteiz

Texto: Iker Vicente. fotos: Matt Izaguirre

Lo han vuelto a hacer, y ciertamente ya van unas cuantas. La sala Urban Rock Concept ha vuelto a apostar por colocar en la capital vasca a una banda más de las de primera línea de nuestra amada escena estatal heavy rockera. José Andrëa y Uróboros no habían pisado Euskadi en ninguna de las giras de presentación del trabajo en solitario de este cantante que durante tantos y gloriosos años lo fue de Mägo de Oz, pero visto lo visto, no hay fin de semana en el que los promotores de la Urban no nos deleiten con otro logro como lo fue este.

En ese contexto, y con gran expectación por disfrutar de la experiencia de ver en vivo y en directo a toda una bandaza, con músicos de renombre y con extensísimo bagaje, nos acercamos un fin de semana más a esta ya sobradamente admirada sala de conciertos.

Cerca de las 22:00 de la noche arrancaban con el ya esperado pistoletazo de salida “Matar al rey”. Es irrefutable lo que nos recuerda este tema a nuestros queridos Rainbow y su “Kill the King”... sonido impecable, pero esto no es una novedad sino más bien una constante en la Urban. No fue difícil poner en pie a la sala porque ya de por sí había bastante predisposición, ya que el público aglutinaba por un lado a los fieles que uno siempre ve en cada cita relacionada con bandas de este calado, pero también, y a juzgar por la indumentaria del personal, a muchos seguidores de Mägo de Oz. Lo primero que nos llamó la atención es que un nuevo guitarrista llamado Manu Acilu (Nocturnia) suplía a José Rubio, y que una guapísima chica sustituía a Santiago Vokram en el violín, Mercedes Olmeda de Ignis Anima.

“Una fábula de mí y yo” siguió convirtiendo aquello en una auténtica fiesta entre amigos, para enlazar con “Allá donde estés tu”. Tal y como el mismo relata literalmente en este tema, y viendo la respuesta de los allí presentes, José sigue siendo aquel mago que a los sueños de muchos puso voz, sobre todo a partir de finales de los 90, cuando el metal nacional gozó de un revival como nunca después lo hizo. Asimismo, este no sería un honesto relato si no dijese que, pese a que es sabido que el nivel vocal de José tras su última recuperación está siendo muy bueno y destacado, posiblemente por el jodido frío de nuestra Siberia-Gasteiz (en alusión al juego de palabras de Vitoria-Gasteiz), se vio algo más aplacado de lo que viene demostrando en sus últimos bolos. Aún con todo, la gente no paraba enfebrecida de corear y vitorear en especial el nombre de José desde la pausa del primer corte, pero también el del resto de componentes del grupo.

Tras el primer hat-trick de temazos super tralleros, y habiéndole cogido desde la mesa de sonido un mejor punto a la voz del madrileño, marcaban un tempo algo más relajado con “Vanidad”, disipando así una de las primeras dudas de la noche, que no era otra que preguntarse como casarían los temas de su primer trabajo con el sonido de su último plástico ‘Bienvenidos al Medievo’, y la verdad es que realmente encajó genial.

Proseguían con el primer regalo de la velada en forma de canción, con aquel espectacular tema de Mägo, “El que quiera entender que entienda”, para el cual invitaron al Bilbaíno José Cruces al escenario, músico de la escena local que clavó con su flauta travesera este tema el cual posiblemente marcó el culmen de la noche. Gente entregadísima y caras de felicidad mirarás donde miraras.  Volvían a rebajar tensión con “Al otoño espero”, tema tan en la línea del sonido que José Andrëa nos acostumbró también en su primer álbum. Continuaron con “Mala estrella”, ese corte con una intro bestial que podría levantar hasta a un muerto, para la que volvieron a invitar a Merche al violín; el carisma y la técnica de esta chica sobre las tablas fue algo que llamó la atención entre los allí presentes y por ello mismo, y también por el hecho de que José no parase de agradecerle haberse aprendido el setlist en un tiempo record, también se llevó de Vitoria su merecido reconocimiento y feedback del público. Qué decir del resto de fieles y enormes músicos que siempre han acompañado y, lo que es más importante, apoyado a José: Peri, aquel hombre que nació amarrado al bajo, o nuestro querido Kiski a los teclados, sin olvidarnos de uno de los más destacados compositores y productores de nuestro rollo, que tan enorme aporte ha hecho al actual logrado sonido de Uróboros, amén de cómo toca la guitarra este hombre, que no es otro que Juan Flores, más conocido como “El Chino”. Verles a todos juntos tocar en vivo fue una muestra inequívoca y evidente de la alta compenetración que existe entre ellos y el auténtico empaque que le dan al sonido de Uróboros. Una gozada técnica en ese sentido.

Se dispusieron entonces a colocar las primeras baldosas amarillas para encaminarnos hacia ese lugar llamado Oz con el espectacular y emocionante a no poder más medley de antiguos temas de Mägo de Oz: “Requiem”, “Jesús de Chamberí” y “Astaroth”, interpretándolas casi al completo. La emoción y pasión que sentimos durante los diez minutos aproximados que duró este combo de canciones históricas de rock escrito en el idioma de cervantes es algo que a muchos se nos quedará grabado a rojo fuego en la retina por muchos años. Vivir esas eternas melodías en una sala a un metro de uno de sus creadores, no tiene precio. La sala estaba ya “on fire” y la banda no tenían ninguna intención de que el ánimo decayese, por eso volvieron a abrir fuego con “La mujer lobo”, excelente single de su segundo trabajo. “Agua y fuego” conseguía después recordarnos que, a pesar de lo complicado de las relaciones personales, dos polos opuestos pueden conseguir al fin y al cabo complementarse para sacar algo beneficioso para ambos. La fiesta continuaba, si bien ya no por mucho tiempo más, y lo hacía con el también single de su disco ‘Resurrección’, con “Para que nunca amanezca”, un corte súper melódico que encajó genial. Y llegaba el fin del evento con un tema definitivo y definitorio de lo que está siendo la gira de Uróboros, con “Bienvenidos al Medievo”, encontrándonos a un José en el lugar donde, si he de ser sincero, muchísimos seguidores lo anhelábamos un poco, y es en ese sonido folk más cercano al sonido de los primeros Mägo.

El combo finalmente se retiraba del escenario sin a priori intención de hacer bises, pero tal fue la petición del respetable de que eso ocurriese, que atendiendo a ese dicho de que el público manda, salieron para volver a repetir por partida doble el regalo que ya nos habían hecho, que no fue otro que “El que quiera entender entienda”, y supongo que pretender dar así una doble ración de satisfacción al público. Yo personalmente eché en falta que no fuese el single “Resurección” o algún otro tema de los que no hubiesen interpretado ya.

En definitiva, un concierto más para el recuerdo, y aunque vuelva a incidir en que la sensación generalizada fue que aunque el punto fuerte del combo madrileño (que es la voz de José en sí misma) esa noche en concreto no lo fuese tanto, quedó patente que sigue siendo uno de los cantantes más consagrados y admirados de este país, no solo por todos los logros que conserva en su haber (giras multitudinarias, millones de discos vendidos, varios y merecidos premios al mejor cantante nacional de heavy rock…), sino porque tras el largo periplo y periodo con Mägo, no solo ha sabido reinventarse y volver a la escena, sino que lo ha hecho recordándonos, a su público, que es todo un referente de nuestro rock.

Redacción
Etiquetas: , , , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

4 comentarios

  • Dean dice:

    ¡Fuimos desde La Rioja para verlos, grandioso!. Tras el conciertazo no dudaron en bajar a hacerse fotos y a atender al público. ¡Conservaré mi foto con Jose como una joya!, gracias por todo!!!!!

  • Juandie dice:

    Potente descarga de los UROBOROS en dicha sala vitoriana presentando su nuevo álbum de estudio del año pasado el cual esta recibiendo muy buenas criticas. Recuerdo hace dos años cuando disfruté de su potente directo en el BARCIA METAL FEST jiennense.

  • Kevinja dice:

    Fuimos desde Cantabria a verles por segunda vez y espero que no sea la última, siempre es una pasada escuchar a Jose! Tras el concierto toda la banda fue muy entrañable firmando discos(sin importar cantidad xd) o sacándose fotos.

    Gracias JA y Uroboros!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.