Madness Live!
leyendasdelrock
resurrection
farragua
bajacalifornia
interesvariable
landevir2
camorock
evildog
crazydrummersday
vargas2019
saurombarcelona

Crónicas

Helloween: Noche mágica en una ciudad más mágica aún

«Fueron capaces de solventar los problemas técnicos de Lisboa y dar un concierto redondo, tanto en lo sonoro como en lo visual y lo emocional»

8 diciembre 2018

Multiusos Fontes de Sar, Santiago de Compostela

Texto: Toni de Lola. Fotos: Jose Antonio Fernández

¡Ultreia! Este saludo adquiere una definición más desde ayer, sábado 8 de diciembre, cuando los peregrinos de Helloween se dirigieron hacia el Multiusos Fontes do Sar para rendir pleitesía a Kai Hansen y Michael Kiske en su nueva reunión versión Pumpkins United WT 2018 y su única catedral en España por esta vez.

Kiske y Deris

Poner muchas esperanzas en este tipo de reuniones, que dejan un ligero aroma mercantilista, es casi una apuesta perdida y de momento Helloween la están confirmando.

Con puntualidad suiza, y ante un pabellón con tres cuartos de entrada, se inicia un show con continuas entradas y salidas, ahora-tú-ahora-yo, que hace las delicias de los fans más acérrimos, pero que a los más sensatos les sabe a poco.

Cierto es que tener a los dos vocalistas del grupo casi no admite otro formato que el que ellos presentan, bueno sí, dejarse de vídeos y chorradas similares, pero el riesgo de los duetos tal vez pudiera haber sido un lujo, un riesgo asumible y un detalle hacia su ferviente público más allá de “Halloween” o “Pumpkins United” pero no revolvamos la historia y dejemos hablar al presente.

La sólida base rítmica de Daniel Löble y Markus Grosskopf sirve de cimientos más que sólidos a los juegos de guitarras de Michael Weikath y Sascha Gertsner, agrandados por la presencia estelar de Kai, porque hay que reconocer que, tanto él como Michael, llegan en versión “Estrella invitada” con ínfulas de darle a la banda una pátina de veracidad y solvencia que ni falta que les hace, pero ya sabemos que los fans del metal pecamos de rendida admiración por nuestros ídolos y ellos lo son.

Kiske y Hansen

Fueron capaces de solventar los problemas técnicos de Lisboa y dar un concierto redondo, tanto en lo sonoro como en lo visual y lo emocional. Lo que antaño se nos antojó lejanía con su público, ahora se tornaba proximidad y complicidad. Chapeau.

El setlist, aprendido, masticado, digerido y metabolizado, no deja hueco a las sorpresas, pero es que tiene que ser así. El show es una reunión de los miembros icónicos con los actuales y hay que conjugar esas diferentes formas y, Helloween, en este Tour, lo consigue sin fisuras. La presencia de Andi tiene, como no podía ser de otra forma, más peso que la de Michi, pero los tempos se mueven muy bien y no resultan nada forzados, ni tan siquiera por la abundancia de comentarios entre tema y tema que nos dejaron, algunos con el gracejo de Andi y su castellano.

La selección de los temas es muy acertada y casi no deja hueco al consabido “me falta/me sobra” tanto en el lado de Michi como en el de Andi: “Are you Metal”, “Perfect Gentleman”, “Soul Survivor” o “How Many Tears” frente a “March of Time”, “A Tale That Wasn’t Right” o “Keeper of the Seven Keys”.  Toda la banda tiene su huequito para lucirse, sobre todo Dani en su momento homenaje al malogrado exbatería Ingo Schwichtenberg , con el que ejecutó un inusual y mágico dúo de esos que gustan casi más a quien lo ejecuta que a quienes lo disfrutan.

Michael Weikath

Al final, la estructura milimetrada de la veintena de temas que nos regalaron hace que la duración del show se haga muy llevadera y mantenga un buen ritmo en las alternancias, incluyendo los consabidos amagos de finalizar vía “Keeper of the Seven Keys”, hasta que llegan a la última parada con “Future World”, con solo espectacular de Kai y “I Want Out”.

Tal vez, las casi tres horas de concierto se hacen largas para la voz de Kiske, quien parece que no llega con brío suficiente a sus últimos temas, y sea el más perjudicado en este comeback, porque Kai está en plena forma y sigue pujando fuerte por el trono del Dios de la Guitarra del Power Metal.

Noche mágica en una ciudad más mágica aún, que acogía a los peregrinos en su vuelta después de haber disfrutado de un buen concierto, que no debe ser comparado con otros por las especiales peculiaridades de esta re-reunión.

Helloween: ganas de veros otra vez. En el formato que os de la gana.

Redacción
¡Síguenos!

Redacción

El equipo de redactores de MariskalRock te trae toda la información del mundo del rock y del metal, en todas sus vertientes.
Redacción
¡Síguenos!
Etiquetas: , , , , , , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

6 comentarios

  • Juandie says:

    Siempre hay ganas de ver a los pioneros del Power Metal sea en el formato que sea pero si encima están Kiske y Hansen mucho mejor. Otra noche más en la que lo bordaron con esos temazos y que quedará para la historia en nuestro país.

  • Tifus says:

    Muy buena crónica!! Comparto al 100% lo expuesto!!

    Por cierto, muy buenas fotos. ¿Hay alguna manera de conseguirlas?

    Saludos

  • Pentagram says:

    Hombre, decir que Kiske llega justito al final, que puede ser, y no hablar de los gallos horribles de Hansen en su medley, que parecía el macarra de Loca Academia de policía, es cómo mínimo, curioso. Por no hablar de sus continuas cagadas en los solos, poneros en Youtube el comienzo de \”Pumpkins United\”…

    Aún así, concierto memorable, igual que en Madrid. Están que se salen.

    • Tryum says:

      La voz de Kai es que ya no es lo que era, no hay más que ver las últimas giras de Gamma Ray, donde se le veía sufrir un poco, e incluso últimamente llevaba un cantante de apoyo que cantaba varios temas por él. Me da que con el tiempo irá dejando cada vez más a un lado la voz y se centrará más en la guitarra. Posiblemente en Helloween se límite como mucho a los coros a partir de ahora.

  • Alber says:

    El concierto fue brutal,no se por que se empeña la gente en sacar faltas a todo.lo mejor tomamos unas birras con Hansen por los garitos de santiago…..inolvidable

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.