Madness 2
leyendasdelrock
Taken
evildog
Tequila

Crónicas

Hard Days: Viaje en la máquina del tiempo

«Ninguno de sus conciertos son iguales. Sombrerazo, por habernos hecho partícipes de vuestra expresión musical»

La Cocina Rock Bar, Madrid

Texto y foto: José Luis Martín

Lo que los sevillanos Hard Days nos ofrecieron este pasado sábado en La Cocina Rock Bar quedará grabado con letras de oro en lo más profundo de nuestra memoria. Su actuación fue un fascinante viaje en la máquina del tiempo, como la que nos contaba el escritor británico H.G. Wells, uno de los padres de la ciencia ficción, a finales del siglo diecinueve. Su incursión en las raíces del hard rock primigenio, cuyos orígenes proceden del Reino Unido y Estados Unidos, fue una experiencia realmente vibrante y satisfactoria.

Su música bebe de las fuentes de los sonidos de finales de los sesenta, donde el blues, la psicodelia, el rock and roll y el germen del hard rock empezaban a manifestarse, llevándola muy bien a su terreno y con una puesta en escena concienzudamente preparada. No faltaba ningún detalle, desde el telón con el logo al fondo del escenario, dos grandes telares a los lados, una gran alfombra que cubría casi todo el suelo, un par de pequeñas cajitas a los lados con incienso y toda la banda con un vestuario hippy muy de la época.

Su repertorio se basó en su primer y único trabajo hasta la fecha, de título homónimo, que fue interpretado al completo, salvo uno de los cortes. El álbum, que data de 2016, nos cautivó desde su inicio arrollador con los teclados de “Acid Explosion”, la primera vez que lo escuchamos hace ya tres años, y aquí sonó de forma espléndida. Enseguida contacté con ellos y les sugerí la posibilidad plasmar su música en un vinilo que a la postre se ha convertido en una pieza de coleccionismo, contando con el atractivo añadido de su interior en 3D con unas gafas incluidas y con un pop-up con el logo, que se levanta al abrir la portada gate fold.

Canciones como “I Am Free”, “Mybelline” con su sinuosa línea de bajo, “No Future” con ese toque a medio camino entre el funky y el rock andaluz, o “Souless People” de connotaciones purpelianas, cobran una nueva dimensión en directo, con unas interpretaciones vertiginosas, cargadas de feeling y con unos músicos en estado de gracia que te transportan a épocas pretéritas.

Dentro de la complicidad de la formación y lo bien empastados que sonaron, sobresalió la tonalidad vocal de Aurelio Domínguez, un cantante que nos recordaba a los vocalistas británicos de los setenta, y que nos deslumbró con su registro y su capacidad de transmitir emociones.

A destacar también la reliquia con forma de teclados que desplegó un descalzo Antonio Rodríguez, pues junto a un King Korg y un Hammond SK2, traía un Farfisa del año 75, con Leslie californiano de la época incorporado, y con efecto de luces y humo. ¡La bomba, vamos! Toda una odisea fue bajarlo por la estrecha escalera de la sala hasta el piso de abajo debido a su gran peso. Requirió cuatro personas para transportarlo.

La base rítmica de la banda con el bajista Carlos Ruiz y el baterista Fernando Arteaga, dotaba a la formación de contundencia y pegada, mientras que el guitarrista Luis Gómez aportaba su destreza con las seis cuerdas.

La canción “Hard Days”, impregnada de un aroma que nos recordaba a The Animals, puso un poco de sosiego dentro de un set list sin apenas descanso, para volver a su trepidante ritmo con “Hot Wheels”, y tras homenajear a Jimi Hendrix con “Hey Jimi”, presentarnos un nuevo tema como “Living Rock and Roll”, que irá en su segundo y esperado álbum.

Sus influencias, por si a alguien no le quedaban claras, resultaron evidentes con la magnífica elección de las bandas a las que versionaron, muy bien intercaladas entre sus temas propios, como fueron Gran Funk con “Are You Ready”, Deep Purple con “Mistreated” y “Black Night”, y Allman Brothers Band con una sublime “Whippering Post” con la que cerraron un maravilloso y memorable concierto. Un día antes, tuvimos ocasión de disfrutar en acústico de una exigente y asombrosa versión del “Since I’ve Been Lovin’ You” de Led Zeppeling, que nos dejó a todos con la boca abierta.

Desde aquí todo mi respeto y devoción por bandas como Hard Days, que reconociendo el legado de los grandes clásicos, no viven del recurso fácil de convertirse en un tributo más y tienen las agallas suficientes para realizar nuevas composiciones, que defienden en directo, realizando improvisaciones como en los setenta, para conseguir que ninguno de sus conciertos sean iguales. Sombrerazo, amigos, por habernos hecho partícipes de vuestra expresión musical.

Muy de agradecer el exquisito trato con la prensa, tras recibir la acreditación plastificada con el lanyard a domicilio, y además personalizada, que guardaremos con cariño.

En Septiembre tendremos ocasión de poder verlos de nuevo en el “Electric Rock Day”, que se celebra en Jerez de la Frontera, junto a buen ramillete de bandas de aquí.

Set list: I Am Free / Mybelline / No Future / Mistreated / Acid Explosion / Soulless People / Desert Spirit / Hard Blues / Are You Ready / Hot Wheels / Living Rock and Roll / Hey Jimi / Black Night / Whipping Post

Redacción
¡Síguenos!

Redacción

El equipo de redactores de MariskalRock te trae toda la información del mundo del rock y del metal, en todas sus vertientes.
Redacción
¡Síguenos!
Etiquetas: , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

1 comentario

  • Juandie says:

    Otro concierto muy digno en la capital por parte de esta veterana formación como son HARD DAYS y de la cual no se tardaran en pisar pronto suelo hispano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.