motorhead
Madness Live!
leyendasdelrock
resurrection
farragua
barbarablack
nonno
rivasrock
valira
mrc
villadebilbao
interesvariable
agaisntmyself
ciconia

Crónicas

Glenn Hughes: Arde Barcelona

«Qué decir más que  el concierto fue excelente en todos los aspectos aunque, como no puede ser de otra manera, siempre se echa de menos algún que otro tema»

Sala Apolo, Barcelona

Texto: Jordi Campàs Fotos: Markcerock

Hace unas semanas asistíamos a la actuación de Purpendicular, banda tributo a Deep Purple con Ian Paice dando buena cuenta de su saber hacer tras la batería, pero fue un concierto que no pasó de correcto. Este lunes llegaba a la ciudad condal otro de los miembros ilustres de la formación británica, afincado en California hace cuarenta años, el bajista de los denominados Mark III y IV, el señor Glenn Hughes, con sesenta y siete años sobre sus espaldas, pero en plena forma, se presentaba también para rememorar los cerca de cuatro años que permaneció en la banda.

Suena un dial radiofónico sintonizando distintas emisoras hasta que surge la voz de un locutor que presenta al veterano bajista y nos sumergimos sin mayor dilación en las profundidades del sonido de los setenta y aquellos memorables ‘California Jam ‘74’,  y ‘Made in Europe’ de 1975 con la temible “Stormbringer”. Empezamos bien, un buen tema para abrir y meterse de buenas a primeras la audiencia en el bolsillo de su chaqueta con las mangas de la Union Jack.

La sala Apolo está abarrotada y se palpa en el ambiente que esta no va a ser una noche cualquiera. Tras soltar varios “I Love you”, el órgano indica la entrada de “Might Just Take Your Life”, y Hughes hace gala de sus primeros chillidos. Al final del tema su cara refleja una mezcla de sorpresa y felicidad al ver el local a reventar y a la gente pasándoselo bomba. Ese color violeta que tanto le gusta inunda el escenario para interpretar “Sail Away” ante un océano de cabezas en movimiento, tampoco daba para mover mucho más al estar todos tan apretados.

Hughes aprovecha para manifestar que le hemos dejado sin aliento a pesar del tiempo que llevaba sin venir a Catalunya, desde 2015 que pasó por el Calella Rock junto a Doug Aldridge, y por Barcelona en el 2008. Añadiría que nos lleva en el corazón y en la mente, apostillando que el rock no morirá nunca jamás. “Esta también la conocéis seguro”, y con una larga intro y un extenso desarrollo suena “You Fool No One”, que nos lleva hasta ese ‘Made in Europe’ y más allá, sobretodo en duración, con solo de batería incluido y batucada final, superando los dieciséis minutos de aquel fabuloso álbum en vivo.

Glenn agradece el apoyo, y espera que le ayudemos a cantar la siguiente, “You Keep on Moving”, un tema que debió formar parte de ‘Burn’, pero que fue rechazada por Blackmore y finalmente incluida en ‘Come Taste the Band’ (1975), primer disco de Purple sin el guitarrista, substituido por el norteamericano Tommy Bolin. Tras otra exhibición vocal de Hughes seguimos con “Gettin Tighter”, otro corte extraído de este último disco en estudio  tanto de Hughes, como de Coverdale, y por supuesto de Bolin, que moriría nueve meses después de la disolución del grupo en marzo del 76, a la corta edad de veinticinco años, por una sobredosis de una combinación de diferentes drogas. Hughes lanzó un sentido recuerdo para Bolin, repitiendo su nombre en tres ocasiones, asegurando que de este modo seguro que nos escucha y podremos contar con su presencia entre nosotros. No sé si andaba o flotaba por la sala, el que sí estuvo fue el guitarra danés Soren Andersen, que se marcó un impresionante solo manteniendo su Fender en suspensión, y un mini solo de bajo acompañado por las palmas del respetable, antes de reengancharse a la canción de nuevo. Agradecimientos a Tommy Bolin.

Glenn nos confiesa que no domina ni catalán, ni castellano, y relata en inglés lo buena que es la música para todos nosotros, que gracias a la música todo va bien, que les den a los políticos, la música es la respuesta a todo. “¡Catalonia¡ ¡Esto es “Mistreated”!”, en una versión algo bluesy con Hughes abusando de sus capacidades vocales con alaridos imposibles, exprimiendo literalmente su voz  antes de finiquitar el tema a todo tren.

Era el turno del característico riff de “Smoke on the Water” con una distorsión más propia de unos Sabbath a cargo de Soren Andersen, que a posteriori realizara un excelente solo de esta emblemática pieza que, aunque no corresponde a la época del de Staffordshire, supongo que no puede faltar en un show dedicado a Deep Purple, de hecho, la combinó con “Georgia on my Mind”, el tema tradicional de 1930 que popularizó Ray Charles, y que fue otro alarde del británico haciendo gorgoritos y gritos varios, llevándose la enésima ovación de la noche.

Se nos ha pasado hora y media volando, y tan solo han sonado ocho temas, aparte de algún toque de “High Ball Shooter” y “The Mule”, dejando para el final el que dio título a su primer álbum junto a Paice, Blackmore, y compañía, “Burn”, llegando la comunión total, con la sala rugiendo el título del corte a viva voz.

Do de pecho final y Glenn aullando hasta la última nota musical. Terminó agradeciendo una vez más el apoyo recibido y entregándonos todo su amor a los allí presentes. Qué decir más que  el concierto fue excelente en todos los aspectos aunque, como no puede ser de otra manera, siempre se echa de menos algún que otro tema, tipo “Lay Down Stay Down”, teniendo en cuenta la duración del show y el número de temas realizados.

No podría terminar esta crónica sin un recuerdo a José Antonio Manzano (Tigres, Banzai, Zero, Emergency, etc.), de hecho, uno de mis primeros conciertos fue el de Banzai junto Ángeles del Infierno en 1984 en el Blaugrana 2. Un gran fan de la saga Purple, en especial de su adorado David Coverdale, y sus Whitesnake, de los que fue telonero en 1990. La batalla se terminó. DEP.

Redacción
¡Síguenos!

Redacción

El equipo de redactores de MariskalRock te trae toda la información del mundo del rock y del metal, en todas sus vertientes.
Redacción
¡Síguenos!
Etiquetas: , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

1 comentario

  • Juandie says:

    Buen concierto del maestro Glenn Hughes y su buena banda en la ciudad condal con esos temas en solitario alternados con esos clásicos de DEEP PURPLE y al que la edad le da igual porque sigue ofreciendo uno de los mejores directos desde hace años. Que vuelva pronto por nuestro país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.