Madness 2
Hora Límite
Hysteria
natribu
nanowarofsteel
metal paradise
rivas rock

Crónicas

Yo Fui a EGB: Yo también fui a EGB con Ramoncín, Medina Azahara, Toreros Muertos, Jaime Urrutia, La Orquesta Mondragón, Seguridad Social...

«Nunca perdamos la conexión con el rockero que todos llevamos dentro, dejémoslo salir de vez en cuando. Yo fui a EGB no es una noche para recordar, es una época que no podemos olvidar»

25 enero 2020

WiZink Center, Madrid

Texto: Cris Garrido. Fotos: Alejandro Rico

Ramoncín

"Bien abrigado llegaba al colegio, 19... hace poco tiempo" con este tema de Asfalto podríamos empezar perfectamente este concierto dedicado a todos aquellos que, como yo, hicimos la EGB. Muchos no sabrán de qué se trata, os pongo en antecedentes: en 1970 el estado instauró la educación obligatoria hasta los 14 años (enseñanza general básica) esta etapa duro hasta 1990, cuando que fue sustituida por la LOGSE. Bueno, aclarado esto, empezamos.

La EGB coincidió con unas de las mejores décadas musicales de la historia y, cómo no, del rock. En ella se formaron y consolidaron muchas de las bandas que a día de hoy se consideran leyendas: Metallica, Bon Jovi, Asfalto, Barón Rojo... En España concretamente coincidió con plena transición de dictadura a democracia. En Madrid empezó la movida madrileña, Ramoncín, Alaska, Tino Casal, Mariskal Romero y un largo etc. fueron piezas imprescindibles en todos los cambios, y a ellos les debemos a día de hoy poder disfrutar de esa música que nos mantiene vivos.

El pasado sábado 25 de enero en el WiZink Center de Madrid nos reunimos muchos de los que vivimos esa etapa de nuestra vida. Se celebró el segundo festival Yo También Fui a EGB, donde por unas horas volvimos a revivir aquellos años en los que pudimos ver a artistas con los que (en mi caso crecí) empezábamos a saborear la vida.

Una vez más, el WiZink Center tuvo que colocar el cartel de no hay entradas, cosa que sinceramente me gustó, y no solo con gente de esa época, sino también de generaciones posteriores.

Katrina and The Waves

A las siete en punto comenzó la fiesta. Los DJ Dream Team nos dieron un pequeño recorrido de lo que fue esa etapa pinchando a Village People, Boney M, A-ha… en resumen, un viaje al pop/rock de la época.

Llegó Carlos Latre como maestro de ceremonias, empezó con "bienvenidos al concierto hijos de la EGB", y el público asistente cantó a coro, a partir de ahí, nos amenizo entre grupo y grupo paseándonos a todos por lo más característico de aquellos maravillosos años. Series, anuncios, dibujos animados, canciones… Se recordó a artistas en la pantalla gigante como Paco de Lucía, Antonio Flores, Tino Casal, o la reciente fallecida Marie Fredriksson. Películas, anécdotas como la que contó sobre que él, en 1995, fue a ver a un grupo que todos decían que iban a desaparecer, "los Rolling Stones", y sonaron de nuevo las carcajadas. Todo acompañado de sus imitaciones de algunos de los personajes más significativos con las que iba dando paso a los artistas invitados. Y vamos así al primero de la noche.

Ramoncín. Él mismo se presentó como "vuestro profe de la EGB, el mismísimo diablo", y arrancó con "Putney Bridge", "El límite" y la esperadísima por parte del público “Hormigón, mujeres y alcohol”, o como todo el mundo la conoce, "Litros de alcohol", que se dudó en cantar mientras Ramón aplaudía.

Manuel Ibáñez y Manuel Martínez (Medina Azahara)

Como homenaje a Eurovision llegó el turno a la ganadora del premio de 1997, Katrina and The Waves, con su "Walking on Sunshire" o "Rock and Roll Girls". Elegante y derrochando energía con el público, que bailaba al ritmo de su guitarra.

Jaime Urrutia

No era de extrañar lo que ocurriría con el siguiente grupo, Medina Azahara. Bueno, en esta ocasión sólo Manuel Ibáñez y Manuel Martínez fueron los responsables de encabezar el grupo acompañados por unos fantásticos músicos con los que no podía faltar su personal recordatorio a Triana, "Paseando por La Mezquita", el público gritando “Necesito respirar” y, cómo no, para terminar su actuación, "Todo tiene su fin". En esta ocasión Manuel fue quien hizo los coros al público mientras sonreía orgulloso al ver cómo incluso los niños la cantaban.

De Andalucía a Soria de la mano de Jaime Urrutia, la que fuera voz de Gabinete Caligari, y en esta ocasión con Los Corsarios acompañando en temas como "Dónde estás", y cómo no... todo el público a coro con "no hay como el calor del amor en un bar…”, y con esto todos a reposar. Mientras, el grupo de baile Batussi sobre el escenario hacía homenajes a Michael Jackson, Queen o Grease.

Bonnie Tyler

Uno de los momentos más esperados de la noche era la actuación de la maravillosa Bonnie Tyler. ¿Quién no ha llorado con "It's a Heartache", "Total Eclipse of The Heart" o ha bailado con "Hero"? La cantante se mostró cercana, bromeando con el público con esa preciosa sonrisa que, sin duda, conquistó a todos los allí presentes con su naturalidad, elegancia y sencillez, lo que cada vez estoy más segura de que esa es la clave para que el público te quiera.

Pablo Carbonell (Los Toreros Muertos)

Y del momento más emotivo nos vamos al más divertido de la noche con los Toreros Muertos. Esas caras excéntricas de Pablo Carbonell, que salió fumando al escenario, y sus movimientos espasmódicos, sus gestos y su manera de interpretar temas como, "Yo no me llamo Javier" o "Mi agüita amarilla", arrancaron las sonrisas más fuertes de la noche. En esta última mezclaron canciones como “Purple Rain”, “que llueva que llueva”, “Cantando bajo la lluvia”, y una dedicatoria, desconozco los motivos, a Betty Missiego, mientras nos recordaba que no es domingo.

Pero no todo puede ser perfecto y tocaba el turno a Limahl, pese a que todos esperábamos con ilusión escuchar la banda sonora de la historia interminable "Never ending story". La canción fue irreconocible de no ser por las imagines de la pantalla, desconozco los motivos de tal desacompañamiento entre música y voz, pero he de reconocer que muchos del público por primera vez desearon que la canción terminara.

Cifu (Celtas Cortos)

Rápidamente aparecen en el escenario los vallisoletanos Celtas Cortos y con ellos el público recupero las ganas de saltar. Con su "20 de abril" o "Tranquilo majete" nos hicieron vibrar con sus ya famosas frases sobre la sociedad que nos rodea recordándonos que el estado nos engaña y que no hay que cerrar los ojos, que en nuestras manos está el cambio, y podemos y debemos hacerlo. Se despidieron con "No nos podrán parar" y debo decir que estos chicos desde los 90 están iguales, físicamente hablando da la impresión de que tienen un pacto con el diablo, impresionantes.

Si suena el teléfono y escuchas "hola mi amor, soy yo tu lobo" y de inmediato todos decimos que se trata del incombustible Javier Gurruchaba con La Orquesta Mondragón. Una vez más el showman nos sorprendió a sus 62 años con una actuación breve, pero intensa.

Javier Gurruchaga y La Orquesta Mondragón

Con un look entre el Sombrerero Loco y Elton John, nos presentó su particular cuento de la Caperucita Roja y nos invitó a cantar y bailar con su rock "Lola", ya sabéis (lo bueno si es breve, dos veces bueno).

Así llegamos al final de la noche. ¿Quiénes fueron los encargados de este broche final? Seguridad Social. Vitales, enérgicos, contagiosos, simpáticos, interactuando con el público en sus cinco temas, haciéndonos bailar con "Mi rumba tarumba", el "Come ranas", "El amor te vuelve gilipollas", un recordatorio a su amiga y manager recientemente fallecida, Patricia Ballester, "Quiero tener tu presencia", y para terminar… “Chiquilla", con todo, absolutamente todo, el público cantando y bailando sin parar. Sin duda, un grandísimo final de velada.

Seguridad Social

No puedo terminar sin agradecer a toda la organización del evento lo bien que nos trataron a todos los allí presentes. Gracias y muchas felicidades por la gran labor realizada. Por una noche volví a sentirme una adolescente. Consiguieron que dejáramos al lado los problemas que trae el crecer. Es muy bueno que este tipo de eventos se realicen para que todos podamos recordar cómo llegamos hasta aquí. ¿Recordáis que en aquellos tiempos nuestro máximo deseo era crecer? Cuando lo pienso me dan ganas de pegarme a mi misma. Qué ingenuos éramos, menos mal que gracias a Yo También Fui a EGB podemos volver a aquella época de fantasía, porque hace falta mucha fantasía para enfrentar cada día la realidad, y qué mejor forma de hacerlo que escuchando rock. Nunca perdamos la conexión con el rockero que todos llevamos dentro, dejémoslo salir de vez en cuando. Yo también fui a EGB no es una noche para recordar, es una época que no podemos olvidar.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Ramón J. Márquez <<RAMONCÍN>> (@ramoncindiabloofficial) el

Redacción
¡Síguenos!
Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

1 comentario

  • Juandie says:

    En lo que atañe a Rock de verdad tanto CELTAS CORTOS como los MEDINA AZAHARA lo bordaron como siempre acostumbran con sus potentes directos. Como disfruté el pasado 18 de Enero viéndoles a los cordobeses en directo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.