Madness 2
leyendasdelrock
Taken
evildog
Tequila

Crónicas

Rock the Coast 2019 (viernes 14 de junio)

«Maratoniano y largo día de esta primera edición del Rock The Coast»

14 junio 2019

Marenostrum Music Castle Park, Fuengirola (Málaga)

Texto: Andrés Brotons. Fotos: Hughes Vanhoucke

Gran éxito de público y bandas en este primer día del Rock the Coast 2019. Con dos escenarios principales con la magnífica panorámica del mar de fondo y un tercer escenario ubicado en el histórico castillo Sohail de la misma localidad de Fuengirola, en lo alto de una pequeña colina, el ambiente de este festival sin duda promete una continuidad, porque lo que ayer vivimos fue realmente espectacular.

Arkona

Así, abrían fuego en uno de los dos escenarios principales, el Main Stage 1, una banda muy peculiar que en su propuesta musical cuenta con un estilo único que fusiona el folk más melódico y el pagan metal más agresivo. Pero sí algo llama la atención de esta banda surgida en Moscú allá por el 2002, además de sus letras basadas en la historia rusa y en la mitología eslava, es el vehículo de su lengua materna, el ruso, como principal seña de identidad. Arkona venían a presentarnos su más reciente trabajo, ‘Khram’, si bien la banda a finales del año pasado ya tuvo la oportunidad de descargarlo acompañando a Korpiklaani. Quizás su propuesta se deslucía un poco a plena luz del día, pero demostraron una excelente técnica con toques incluso progresivos y el particular carisma de su vocalista Maria Arkhipova “Scream”, que viene a certificar la hegemonía de la mujer en el metal en estos tiempos.

Así mismo, su técnica gutural agresiva mezclada con paisajes más melodiosos con instrumentos tradicionales rusos como balalaicas o tambores hicieron las delicias de seguidores y curiosos. Temas como “Zakliatie”, “Stenka na Stenku” o en la parte final, “Yarilo”, confirmaron que el arranque del Rock The Coast había sido absolutamente genial, con buena parte del público bailando y disfrutando su festiva propuesta. Por cierto, le echaron “huevos” estos rusos no sólo musicalmente, sino en ir ataviados con pieles con el sol que caía por estos lares, a las puertas del verano.

Paralelamente tocaban Thyrant en el tercer escenario habilitado para la ocasión, más pequeño que los dos anteriores, denonimado Castle Stage. Desde la misma Málaga como representantes de que en tierras andaluzas también se hace metal de muchos quilates, estos malacitanos le dieron la vuelta a ese famoso dicho de que “nadie es profeta en su tierra”, pues consiguieron vencer y convencer a sus adictos. Tras la gran acogida de su disco ‘What We Left Behind’, editado por Indie Recordings, Thyrant están ya preparando su segundo disco ‘Katabasis’, que se editará posiblemente a finales de verano. Sus componentes son músicos veteranos y curtidos pero que precisamente utilizan su bagaje musical para explosionar jovialmente su metal agresivo cercano al doom y con algunos toques progresivos. Cortes como “Bury Me”, “Face the Thyrant”, “Black Oceans”, “Dunes of Desolation” o el mismo “Katabasis” certificaron el buen momento de la banda, que no dejó indiferente a ninguno de los afortunados que decidieron apostar por su propuesta.

Blaze Bayley

Con algunos kilos de más con respecto a su etapa más gloriosa pero igual que entregado de antaño, Blaze Bayley asaltaba con gran expectación el segundo escenario principal. El denostado exvocalista de la etapa menos masiva de Iron Maiden decidió dar lo que muchos de sus seguidores estaban esperando desde hace años, y fue basar su repertorio en un setlist único rememorando parte de los dos álbumes de culto que la Dama de Hierro editó con él en los 90. De este modo, Bayley celebraba el 25º aniversario de su unión a Iron Maiden y lo hacía interpretando un set especial que sólo se repetiría en otros festivales durante este año. Una ocasión irrepetible que no se dará en el futuro. Así, volver a escuchar temazos relegados del repertorio de la doncella desde hace años, como “Lords of Flies”, con la que abrió, o la épica “The Clansman”, que incluso cantó en algunas giras posteriores Bruce Dickinson, fue un auténtico placer para los oídos. Los singles “The Angel and the Gambler”, “Man on the Edge” o “Futureal” fueron aplaudidísimas por un público agradecido con el legado de Maiden en cualquiera de sus etapas. Blaze Bailey y su banda, muy compenetrados y agradecidos con el público español, quisieron tener el guiño de preguntarnos “¿cómo estáis, amigos?”, recuperando un corte tan inusual como el que cerraba el segundo y último disco álbum que hizo que entrase en la historia del rock pese a su breve período con su exjefe, Steve Harris & cía.

Graveyard

El cuarteto sueco integrado por Joakim Nilsson, Rikard Edlund Truls Mörck y el recién reclutado batería Oskar Bergenheinm nos regaló la primera sesión de puro hard rock de la jornada en otro escenario principal. Y es que el estilo de Graveyard tiene un sonido deudor de las raíces sesenteras y setenteras más puras del género, con bandas como Cream o Black Sabbath, entre otras muchas, como bastiones principales de su influencia. Su hard rock metalero con toques de blues y psicodelia hizo las delicias de todos los aficionados al género, basando su set ist en su último disco editado el pasado año, ‘Peace’. El mismo ha sido además número 1 en su país de origen y ha funcionado estupendamente en toda Europa, aunque también ha sido bien defendido recientemente este año durante su reciente tour por EE.UU.  Arrancaron con “Walk On” y “Cold Love”, y también sonaron clásicos como “Hisigen Blues” o “Uncomfortably Numb”, que sonaron a gloria. Con “The Siren”, Graveyard supieron aprovechar muy bien su paso por el Roack The Coast, ganando nuevos adeptos.

Leo Jiménez

Que Leo Jiménez es una de las mejores voces de este país es algo que ya sabemos de sobra, pero es que, además, la banda de la que se acompaña (apodada por él mismo cariñosamente como “Los Leo”) ha conseguido un empaque y una solidez en directo francamente encomiable. Tras la habitual intro de la banda sonora original de “Conan el bárbaro”, Leo saltaba al escenario animando al público con un contundente “¡Arriba Rock The Coast!”, arrancando con el primer single que editó de su nuevo trabajo, “La era de la individualidad”. Con este cuarto trabajo ‘Mesías’, precisamente recién sacado del horno, estaba claro que el de Fuenlabrada se llevaría de calle a todo el público una vez más, con un estado vocal encomiable pese a la dolencia crónica que le aqueja de vez en cuando. Leo nos preguntó si conocíamos a Nocturnal Rites para acometer con el cover castellanizado de ese combo sueco que se incluye bonus track en la edición digital de su último trabajo, el fantástico “Aún sigo aquí”. Otros temas como la “saratoguiana” “Con razón o sin razón” o la fabulosa “Volar” consiguieron que, una vez más, la bestia se consiguiese escuchar en toda Andalucía con la brillante actuación que se marcaron en el Main Stage 2. Lo seguiremos en sus próximas fechas sin olvidar que sigue alternando su gira en solitario con la de Stravaganzza, que grabará DVD en la capital en septiembre.

A pesar de la coincidencia con Leo tocando al unísono, los murcianos Hitten en el escenario del Castle Stage no se amedrantaron en absoluto. La banda ha crecido exponencialmente durante los últimos años, actuando en países como Alemania o Francia, y es que temas como “On the Run”, de su reciente trabajo ‘Twist Of Fate’, o “State Of Shock” fueron fielmente arropados por seguidores y paisanos de los murcianos. El nuevo vocalista Alexx Panza, bien arropado por los hachas Johnny y Dany y el resto del excelente combo, revitalizan el heavy metal de corte clásico sin necesidad de florituras ni adornos. Bien por ellos.

Wintersun

La banda finlandesa liderada por Jari Mäenpää (ex-Ensiferum), los potentes death metaleros Wintersun, asaltaban el Main Stage 1. Su virtuosísimo estilo lleno de velocidad y melodía me recordaba, por momentos, en algunos temas, a una brillante mezcla entre sus compatriotas Children of Bodom y Blind Guardian en los coros ampulosos. Debido a que la banda está teniendo serios problemas legales para lanzar su nuevo álbum al no conseguir la carta de libertad de su discográfica de siempre, este año han decidido rendir un homenaje a su debut homónimo coincidiendo con su 15ºnaniversario. Así, sonaron himnos como “Winter Madness”, “Battle Against Time” o “Starchild”, con un repertorio muy especial que difícilmente se repetirá en el futuro, logrando una atmósfera única que nos transportó a un lugar de fantasía en esa calurosa tarde malagueña.

Bloodhunter

Es increíble la inmensa popularidad que han ganado Bloodhunter en los últimos años. Liderados por la simpática y carismática Rocío (Diva Satánica), siguen estando presentes en multitud de festivales a lo largo y ancho de todo el país. Aunque su concierto fuese relegado al Castle Stage, su propuesta fue ampliamente respondida por toda la audiencia, que abarrotó el peculiar recinto pudiendo escuchar clásicos como “Wides Eyes Open”, “All These Souls Shall Serve Forever” o “Possessed Myself”. Siempre lo recalco, la profesionalidad de esta banda no tiene nada que envidiar a las formaciones internacionales de estilo similar con las que coincidía en el festival. Y es que la presencia escénica, teatralidad y técnica vocal de Diva (que ya en foros de Internet levanta admiradores y detractores, algo que siempre va de la mano y que es más que positivo como muestra fehaciente del crecimiento de la banda) dejó patente que se han currado estar donde están por su trabajo constante. Se dejaron en el tintero su versión de “I Want Out” de Helloween, y hubiese estado acertado realizarla estando Leo en el mismo festival, pero posiblemente no pudieran hacerla por falta de tiempo. Ya queda como una simpática y lejana anécdota la participación de la vocalista en un talent show donde aún así, incluso llegó más lejos de lo que nadie pudo imaginar.

U.D.O.

Llegaba uno de los platos fuertes en el Main Stage 2 con la presencia del pequeño “gran” vocalista Udo Dirkschneider con el regreso de la marca U.D.O., que editó el pasado el potente ‘Steelfactory’, del que sonaron temas como el inicial “Tongue Repear”. Una vez agotados los cartuchos de su banda de toda la vida, Accept, con dos giras nostálgicas donde tocaba temas exclusivamente de su banda madre bajo el apelativo de Dirkschneider, seguro que más de uno salió extrañado de que ya no le diese cancha a su mítica banda. Pero es que el vocalista teutón ya juró y perjuró en numerosas entrevistas que a partir de ahora se centraría en el repertorio de este, su segundo “hijo musical”, que, no en vano, tiene 16 excelentes discos en el mercado sin contar directos ni recopilatorios. Era una buena oportunidad, pues, de volver a recuperar temas clásicos como los que sonaron: “Independence Day, “Animal House” o  la laureada y pegadiza “They Want War”, con la que cerraron; temas tan dignos como los de su “banda madre”. Además, las giras con sendos proyectos, Dirkschneider y U.D.O, han permitido a este grupo que se completa con el guitarrista Andrey Smirnov, el bajista Tilen Hudrap, el propio hijo de Udo a la batería, Sven Dirkschneider y el último fichaje a la banda, el guitarra rítmica Dee Dammers (muy bien acoplado), consolidar una formación que nada tiene que envidiar a la que intenta reflotar su excompañero de batallas, Wolf Hoffmann. Udo es una leyenda haga lo que haga, y en este bolo en el Rock The Coast lo volvió a demostrar una vez más.

Tarja

La bella y carismática Tarja llegaba triunfante reinando desde el primer minuto en el primer escenario principal, a pesar de un sonido mejorable en su primera parte, haciendo un amplio repaso de su ya extensa discografía en solitario, con joyas como “500 Letters”. “¡Qué lindo verlos!”, nos decía la vocalista finlandesa, que se defiende perfectamente con el castellano al compartir su vida con un argentino desde hace años. No faltó alguna sorpresa como “Dead Promises”, el single adelanto del próximo disco de la diva finlandesa, ‘In the Raw’, y que se editará en el próximo verano; un tema francamente bueno que mejora el nivel de su desigual carrera en solitario. Cuenta con una banda solvente que arropa su particular voz, pero creo que muchos aún esperan que regrese a Nightwish en una gira de reencuentro al estilo de la que han realizado con gran éxito Helloween. ¿Sucederá algún día? Cuenta con ello, es cuestión de tiempo, aunque en solitario y sobre todo en directo, Tarja sigue desbordando seguridad y talento.

Absolva me sorprendieron muy gratamente, reinando en el Castle Stage con su british heavy metal contundente y sin florituras. Su último disco hasta fecha, ‘Defiance’, les ha llevado de gira a lo largo y ancho del planeta, tocando incluso como teloneros de Michael Schenker. Temas como “Life on the Edge” o la potentísima “Rise Again” tienen ese sabor clásico a la New Wave Of British Heavy Metal. “Somos Absolva, y esta canción es de nuestro segundo álbum”, nos decían mientras nos ametrallaban con la durísima “Never Back Down”. Sonaron apabullantes y compactos, con un dueto de guitarras que recordaba a los grandes de antaño. Un grupo que recupera sin ruborizarse, además de forma muy digna, la esencia de bandas como los primeros Iron Maiden. Gran descubrimiento

UFO

La tragedia ha sorprendido a UFO en su gira de despedida con la muerte del teclista y guitarrista Paul Raymond, lo que hacía peligrar su actuación en los festivales de este año, Rock The Coast incluido. Sin embargo, la banda británica supo actuar con rapidez, reclutando para el presente tour, incluida la actuación que dieron en el Main Stage 1 a un viejo conocido, Neil Carter, que alternó también en el concierto, como su predecesor, guitarra y teclado. Éste ya estuvo como integrante en la banda entre 1981 y 1983 tocando en los álbumes ‘The Wild, The Willing And The Innocent’, ‘Mechanix’ y ‘Making Contact’. Además, antes de UFO también pasó por Wild Horses y estuvo muchos años junto a Gary Moore, por lo que su amplio bagaje se adaptó a las mil maravillas al legado de la banda, que rindió tributo a su ex compañero caído en plena batalla con otro grandísimo concierto.

“Rock The Coast: are you fucking ready?!”, nos gritaba el vocalista Phil Mogg antes de arrancar con la hard rockera “Mother Mary”. Los efluvios de su clásico álbum en vivo ‘Strangers in the Night’ estuvieron presentes una vez más en el escenario en un concierto repleto de clasicazos, con himnos inmortales como la veloz “Lights Out”, la preciosa “Only You Can Rock Me” o la increíble y emocionante balada “Love To Love”. Me sorprendió alguna sorpresa que no esperaba, como el magnífico “Venus” de su disco de 1995 ‘Walk on Water’. Tras un “Rock Bottom” con una larguísima improvisación, su siempre inmortal “Doctor Doctor” puso una vez más brazos arriba a todo el recinto en un concierto histórico, donde brillaron una vez más los veteranos miembros fundadores el vocalista Phil Mogg y el batería Andy Parker (todavía con una pegada considerable). Fantásticos todo el resto de la banda, donde especialmente el guitarrista Vinnie Moore (que estuvo recientemente en nuestro país en un tour en solitario), demostraba una vez más que el hueco dejado por Michael Schenker en su momento quedó desde el principio ampliamente cubierto. Gozaron de un sonido buenísimo, y sí, les echaremos mucho de menos.

Esperadísimo era el concierto de Seventh Wonder en el Castle Stage pese a la coincidencia en el horario con los ingleses UFO, y no en vano, arrastraron a una gran cantidad de incondicionales. Con temas como “The Everones” de su recientemente editado quinto disco, ‘Tiara’, las huestes lideradas por el actual vocalista de Kamelot, Tommy Karevik, dieron un buen repaso a su discografía. Así, sonaron temas como “Welcome to Mercy Falls”, de su disco conceptual ‘Mercy Falls’, e igualmente bien recibidas fueron “Banish The Wicked” o “Taint The Sky”. Su metal progresivo gana enteros en vivo, y es que estos suecos consiguieron llevarse de calle al público con clásicos como la coreada y directa “Inner Enemy”. Por cierto, no deja de ser curioso que dos vocalistas de los tres que han tenido Kamelot coincidiesen en el mismo festival, pues el sábado el regreso de Conception con el predecesor de Kaverik en Kamelot, Roy Khan, harían acto de presencia. ¿Se saludarían en el festival?

Scorpions

Llegaba el turno de los cabezas de cartel del primer día, los eternos alemanes Scorpions, que comenzaron con una intro pregrabada con la melodía ralentizada de su clásico “Crazy World” a la vez que en las pantallas se proyectaba un espectacular video en 3D donde se simulaba un vuelo del helicóptero con el logo de la banda. La primera picadura vendría de la mano de “Going Out with a Bang” del que es todavía el último disco de estudio de la banda con canciones nuevas, ‘Return To Forever’, y del que también sonaría más adelante el single “We Built the House”, acompañado de un lyric video. Mucho se ha hablado de los problemas del estado vocal de Klaus Meine, pero es que hay que tener en cuenta de que estamos hablando de un tipo que cuenta con 71 castañas, aunque sí es cierto que ahora tira más del típico recurso de acercar el micrófono al público al más puro estilo karaoke metal. No obstante, yo lo vi en muy buena forma en este concierto, arremetiendo con fuerza clásicos como “Make It Real”, o la primera balada de la noche, la preciosa “Is There Anybody There?”, de su mítico disco del 79 ‘Lovedrive’, del que también rescataron para descanso vocal de Meine la imprescindible instrumental “Coast to Coast”. Una vez más, el dueto de guitarras entre Rudolph Schenker y Mathias Jab nos pusieron el vello de punta. Espectacular, y muy sorpresivo, fue el medley de su etapa setentera que se marcaron, que el propio Klaus Meine reconoció que ni se acordaba de los años exactos de los que databan pues “fue hace mucho tiempo”.

Scorpions

Este mágico momento rememoró la etapa del álbum en vivo ‘Tokyo Tapes’ e incluyó fragmentos de “Top of the Bill”, “Steamrock’s Fever”, la primigenia “Speedy’s Coming” de su segundo álbum y el cierre del popurrí con la estupenda “Catch Your Train”, que también recuperaron en su día en ‘Acoustica’. Siendo una gira rememorando su exitoso disco ‘Crazy World’, no faltaron las infaltables baladas “Send Me an Angel” y “Wind of Change”, que les hicieron vender millones de álbumes en todo el mundo en su momento; muy bien recibidas (mucho heavy duro, pero luego todos se ponen moñas cantando a pleno pulmón estos himnos tranquilos). Mikkey Dee, exbatería de Motörhead y miembro de pleno derecho en la banda desde hace unos años, le ha inyectado una energía a la banda espectacular. El percusionista sueco se marcó un espectacular solo de batería altamente ovacionado, elevándose la misma a una gran altura durante su realización. También me gustaría reseñar la espectacularidad del montaje visual que llevaron, con videoproyecciones magníficas a lo largo de todo el show adaptadas a cada tema. La sorpresa de la noche fue “Bad Boys Running Wild”, también muy celebrada. La recta final fue de infarto, con la veloz “Blackout” y el coreadísimo himno “Big City Nights”. Con una falsa despedida por parte de la banda que enfureció un poco a cierto sector del público que se creyó el paripé. Los bises no se hicieron de rogar, llegando de la mano de dos de sus mayores éxitos: su mayor emblema rockero, “Rock You Like a Hurricane” (utilizado en multitud de películas, series, spots y eventos deportivos), y como no, del mismo álbum que esta última (‘Love at First Sting’), la eterna balada de radiofórmula “Still Loving You”. Y sí, los Scorpions triunfaron una vez más y se hicieron de querer, y nosotros también los querremos siempre también, aunque nos engañen una y otra vez con sus eternas giras de despedidas.

Europe

El buen hard rock de Scorpions tuvo su continuidad en el otro escenario principal con otro grupo clásico que ha sabido reciclarse en su segunda etapa, los suecos Europe, de los que no todo el mundo sabe que Ritchie Blackmore confesó en una entrevista que adora, especialmente su disco “The Final Countdown’. Embarcados en la recta final de su “Walk The Earth World Tour”, es el tercer año consecutivo que la banda repite en España en dicha gira. Así, sonaron en el inicio clásicos contemporáneos como el que da título a ese su último álbum, ‘Walk The Earth’, al que siguió “The Siege” y el coreadísimo himno “Rock the Night” que nadie esperaba que sonase tan pronto, pues habitualmente está relegado a los bises. “¡Lo estáis pasando de puta madre”, nos dice Joey Tempest en un perfecto español. Temas duros como “Scream of Anger” de su segundo disco se alternan a la perfección con otros como “Last Look at Eden” de su celebrado álbum de 2009, al tiempo que hacía acto de presencia el bello medio tiempo “Sign of the Times” introducido por el teclista Mic Michaelli.

Europe

Joey Tempest nos anuncia un tema del álbum ‘The Final Countdown’ con la recuperada para este tour veraniego “Heart of Stone”, que sonó magníficamente bien. También el tema que titulaba su penúltimo disco, ‘War of Kings’, o “Hole on My Pocket”, del mismo trabajo, hicieron acto de presencia. Joey Tempest sigue siendo un frontman de diez a sus cincuenta y cinco años, dando vueltas al micrófono con el mismo estilo que su ídolo David Coverdale y conservando una voz más grave que antaño pero igualmente poderosa. En cuanto al resto de la banda, como siempre muy profesionales, con un John Norum que sigue siendo una vez más el guitarrista con el toque dorado, como siempre le califica su compañero. La recta final es apabullante y celebradísima, con clásicos como la balada “Carrie”, y una inesperada sorpresa: la heavy y blackmoriana “Dance the Night Away”, al más puro estilo “Burn” de Deep Purple, incluida originalmente en su disco ‘Wings of Tomorrow”. Llega el single “Superstitious”, alargado con un fragmento del “Here I Go Again” de Whitesnake, tras la cual se retiran. Los bises no se hacen de rogar, con el clásico “Cherokee” y el batería Ian Haughland jugueteando con su peculiar introducción, y es que el tema tiene mucha conexión con Andalucía, pues su mítico videoclip se rodó en Almería. Con la infaltable “The Final Coundown”, la descarga de los suecos llegaba a su fin. En menos de un mes vuelven al Barcelona Rock Fest 2019, y es que el combo de Estocolmo siempre es garantía de éxito en cualquier festival que se precie. Golden Swedish!

Carcass

Carcass pondrían fin a la jornada en los escenarios grandes con su death metal melódico. Con los miembros fundadores Jeff Walker a la voz y el bajo, y Bill Steer a la guitarra, la banda venció y convenció a sus incondicionales, en un cartel mucho más adecuado para la ocasión que el eclecticismo en el que se vieron envueltos hace un par de semanas dentro de la programación del festival Primavera Sound de Barcelona, donde coincidieron con artistas tan dispares como Miley Cyrus o Rosalía. “Buenos días o buenas noches”, nos decían en la introducción en perfecto castellano. Así, temas como “Cadaver Pounch Conveyor System” o “Captive Polt Pistol”, del que es todavía su último disco editado en 2013, ‘Surgital Steel’, se entremezclaban con clásicos como “Buried Dreams” del disco ‘Heartwork’. “Corporal Jigsore Quandary” o “Genital Grinder” fueron algunos de las otras canciones más celebradas del setlist. Un medley final que fusionaba “Ruptured in Purulence” y “Heartwork” consiguió contentar a los numerosos fans que aguantaron con fuerzas hasta el final de la jornada.

Una pequeña parte del público, sin embargo, decidió elegir el rock sinfónico de Débler, que también cerraban en un Castle Stage ávido de la música de los madrileños. Con la inevitable influencia de la banda de su padrino Txus Di Fellatio y ataviados con una particular vestimenta, este combo pese a la juventud de sus componentes ha logrado un rápido crecimiento exponencial en un período breve de tiempo, en parte gracias a su constante actividad en directo. Su vocalista Rubén tiene muy buena voz y creo que seguirá mejorando; no obstante, incluso ha llegado a sustituir a Zeta en Mägo de Oz en alguna que otra ocasión, cuando éste ha estado convaleciente.  En cuanto a los temas que sonaron, destacaron la inicial “Nada nos va a parar”, a pesar de los problemas de sonido, o “El ritual de las llamas”. Los hermanos Sergio García (bajo) y Álex (guitarra) junto al simpático violinista, Dani, y el batería, Nelson, consiguieron contagiar la festividad de sus canciones a toda la audiencia. No faltó su recién estrenado último single, el pegadizo “Polvo de estrellas”, producido también por Txus para su tercer disco, que se editará ya pasado el verano.

Y ya nos despedíamos por hoy completamente exhaustos en lo que fue el maratoniano y largo día de la primera edición de este festival. La segunda jornada del Rock the Coast 2019 nos depararía una impresionante lista de conciertos.

Redacción
¡Síguenos!

Redacción

El equipo de redactores de MariskalRock te trae toda la información del mundo del rock y del metal, en todas sus vertientes.
Redacción
¡Síguenos!

Latest posts by Redacción (see all)

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

9 comentarios

  • Juandie says:

    Todas las bandas cada cual a su estilo musical brindaron muy dignas actuaciones en el primer dia de uno de los mejores festivales ya no solo de Andalucia sino de España entera. La actuación de RAINBOW en dicho festival es algo inédito por estos lares aunque los mejores años de la banda de Blackmore ya sabemos cuales fueron. Para que luego digan los IGNORANTES que en Andalucia no hay festivales rockeros, por suerte en todas las provincias hay festivales a mansalva y sino que se den un garbeo por la bella provincia de JAÉN y verán.

  • Yovanny says:

    Incio mi comentario con una frase que en particular es muy especial para mí:
    \”La música es cultura, dile no a la piratería\”.
    Dicho esto, me es grato resaltar algunos de los muchos aspectos positivos en esta crónica; para quienes, lamentablemente, no pudimos asistir a este magno evento, como es el \”Rock the Coast\” en su edición del año 2019, llevado a cabo en la ciudad de Málaga.
    Resulta ameno leer y comprobar cuán entusiasmo existe en cada una de las frases transcritas por el redactor (y su editorial,) y por supuesto de las estupendas imágenes tomadas por el fotografo.
    Cada una de las participaciones de las Bandas de Rock estan muy bien reseñadas e ilustrativas, lo que nos permite adentrarnos en el espectáculo y sentir las vibraciones y emociones allí vividas.
    Para los grandes amantes de la música y melómanos por excelencia, esta es una buena forma de integrarnos en estos eventos, (porque aun en ausencia,) nos hace sentir que estuvimos presentes. Gracias por la autentica labor que prestan al mundo del Rock y a cada una de sus bandas. ¡¡Buen trabajo!!

  • Lucas says:

    Estuve el viernes viendo las actuaciones de UFO, Scorpions y Europe. Me gusto la banda de Phil Moog,grata sorpresa con el tema Venus que no suelen tocar habitualmente. Trás la muerte de Paul Raymond era normal que N. Carter volviera.El sonido fue excelente es verdad.
    Scorpions, supuestamente eran las estrellas de la noche pero para mí no fue el caso.¿ Los motivos? Salvo los temas \”Is there anybody three\” y\” Bad ……..wild\” muy buenas por cierto, el repertorio se repite una vez más. Recuerdo que la guitarra de Rudolph estaba desafinada en \” Still loving you\”,los solos del fundador del grupo fueron mal interpretados en \” big city night, etc…Muchas luces que esconden una actuación un tanto floja. Cambiando su repertorio, como por ejemplo el tema inicial estaría mejor¿. Europe? Para mí los mejores. La voz muy buena.Luces en su medida adecuadas y proporcionadas dieron brillo a su actuación aunque el repertorio de temas deUfo fue el mejor de la noche.

  • Patriciaco says:

    Creo que UFO fueron los ganadores de la noche? Y no los pude ver enteros. UDO moló tela, Scorpions también pero no sé, hace poco, en su supuesta despedida en Madrid, me sonaron muchísimo mejor.
    Europe, unos profesionales.

    • José Antonio says:

      Efectivamente, UFO fueron los reyes de la noche. Increíbles……unos chavales.
      Scorpions no estuvieron a la altura de lo esperado.
      Mucho video, muchas luces pero poca chicha. Excepto los últimos 15 minutos. Para olvidar. Recordaré mejor el concierto de Lorca.

  • Tacho says:

    The Broken Horizon???… Una de las bandas que mas dio que hablar en el festi y sin reseñar ni nombrar???… En fin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.