religion6
painkiller party
black sabbath
bow
pendejo
the loyal order
dark rails
guadaña octubre
Gato Ventura
sepultura
Deskarria2
easy rider
Pocket Piano
escuela de rock de palencia

Crónicas

Festival Casi Ke Sí: Sake Mate, Rexina, Soundcheck16, Meinhof, Cableados y Pardaos

«Cuando la unión lucha por el rock»

17 y 18 de abril

Sala Vizzio, Alcorcón, Madrid

Texto: Cris Garrido. Fotos: Jesús Trilla

"We are the champions, my friend / And we'll keep on fighting till the end / We are the champions / We are the champions / No time for losers / Because we are the champions of the world" (Freddie Mercury, Queen) No se me ocurre una forma mejor manera de expresar lo que el fin de semana del 17 y 18 de abril se vivió en la Sala Vizzio de Alcorcón para ayudar al bar de rock Casi Ke Sí de Getafe .

Sake Mate | Foto: Corti Rock

Os pongo en antecedentes. El Casi Ke Sí, es un bar rockero de los que siempre han apoyado y ayudado a bandas locales a darse a conocer. Durante esta pandemia del Covid-19 y el confinamiento, lejos de quedarse en casa decidieron hacer comidas cada día para cientos de familias que no tenían cómo hacerlo. Este altruismo les ha llevado a estar pasando por unos de los momentos más difíciles de la vida del garito, planteándose el cierre.

Sake Mate

La simple idea de que esto pasara le hizo a Jose Peine, vocalista de Pardaos, ponerse a pensar cómo hacer para ayudar. Fue entonces cuando contactó con Txus Tankian (presentador de Rock Machine en nuestra radio), quien a su vez contactó con Cris Garrido (de hermanos del rock) y ambos contactaros con la sala Vizzio de Alcorcón. Javi y Pili, propietarios de la sala, no dudaron en ofrecer el lugar para desde allí ayudar a sus compañeros del Casi Ke Sí.

Así empezó esta historia que dio como fruto el festival de seis bandas amigas de ambas salas. Txus y Peine hablaron con ellos, de forma altruista decidieron tocar para recaudar fondos y así ayudar a Antonio, propietario del Casi Ke Sí, que no pudo en ningún momento contener su emoción y agradecimiento.

Tras la introducción, vamos hablar de cómo transcurrió el fin de semana.

El sábado fue el turno de Sake Mate. Empezaron a las seis de la tarde. La banda publicó en 2020 su álbum 'Condenado a libertad', pero por desgracia con la pandemia se vio truncada su presentación. El sábado nos presentaron a su nuevo miembro, Vivi, a la batería, y a los ya conocidos Oscar al bajo y David a la guitarra. Pedro Fuente, más conocido como Bronson, fundador del grupo, se sentía feliz de poder volver a los escenarios después de este freno de un año durante el cual se han dedicado a componer temas nuevos para su próximo trabajo, que si todo va bien verá la luz a final de año.

Rexina

Tocaron temas como sus "Sake mate" o "Condenado a la libertad", y recordaron grandes clásicos como "Resistiré" o "Días de escuela". Alta responsabilidad tuvieron al ser los primeros en calentar la sala. Vaya si lo lograron.

Llego el turno de Rexina. Aquí tengo que  recordarar una frase del gran Lemmy Kilmister: "Si a la gente al ver a una persona mayor tocando rock’ n’ roll no le encaja, simplemente puede no mirar. Hay gente que mejora con la edad si les importa lo que hacen, y ése es mi caso. Realmente nunca he hecho esto por dinero, ya que nunca hemos vendido demasiados discos. Muchos grupos de mierda son millonarios, pero no es nuestro caso. Un grupo bueno no es el que te hace mover un rato el pie, sino el que desata tu imaginación".

¿Cómo puedo definir a Andrés, vocalista y fundador del grupo? Solo puedo decir una cosa: Él es rock. Desde que pisó el escenario una corriente de energía llenó la sala desde el primer tema, "Terrorista", pasando por "La ratonera" o "Hay poco rock&roll", la sala botaba a su ritmo incombustible. Para mí, una grandísima sorpresa.Deseando volver a verlos.

Los últimos del sábado fueron los veteranos Soundcheck16, que presentaron su primer trabajo. Paco es el frontman del grupo, y desde que salió al escenario empujó al publico a participar. Julio a la guitarra, homenajeando a Angus y sus míticos cuernecillos, nos ofreció una magnmífica interpretación. Temas como "Vientos de libertad", "Sigo en pie" o "Despertar" nos presentaron su último trabajo, poniendo el punto final de la noche con "Rock & roll de pueblo". Hubiéramos seguido de no ser por el dichoso toque de queda.

Soundcheck16

Llegamos al Domingo. De nuevo se colgó el cartel de aforo completo. La presencia de Antonio del Casi Ke Sí nos tenía a todos con los sentimientos a flor de piel. Emocionado al ver cómo todas estas bandas que tanto ha ayudado se volaban con él, cómo toda la sala se volcó en que fuera un fin de semana inolvidable.

Así, a las tres de la tarde, tocaron Meinhof. Seré sincera, no los conocía, y me arrepiento de no haberlos escuchado antes. Sencillamente, son brutales. Punk puro, que dejó sin palabras a toda la sala. Txachy, sin duda, no dejó que ninguno permaneciera con los pies en el suelo. Eso de mantener las distancias nos está matando.

Turno para Cableados. Navas y compañía no podían faltar a pesar de estar inmersos en la grabación de su próximo trabajo, y sacaron tiempo para apoyar la causa. Con temas como "Con dos cervezas", "Me como el sol", "Tatuaje" o una magnífica versión de "No dudaría", fueron despertando cada vez más a todos los presentes, porque la pedazo de paella que los anfitriones de la sala nos regalaron hizo que los deseos de siesta se hicieran presentes, lo que fue desapareciendo y pasando a los deseos de saltar.

Pardaos

El broche final lo pusieron Pardaos. A los que aun no conozcáis al grupo solo os diré una cosa: Si cierras los ojos, estáis escuchando al grandísimo Yosi. Jose Peine clava cada tema de la mítica banda Los Suaves. Aquí, damas y caballeros, perdimos la noción del tiempo. Dos horas y media estuvieron ofreciéndonos un repertorio e improvisaciones que nos hicieron imposible movernos de la sala.

"Esta vida me va a matar", "No puedo dejar el rock", "Viajando al fin de la noche", "Dulce castigo" o "Peligrosa María", entre otras, fueron sonando sin pausa alguna y tuvimos una grata sorpresa. En el tema "No me mires" una jovencísima promesa, que garantiza que el rock tiene futuro, Pablo Arroyo Sevillano, se puso a la batería demostrándonos una vez más lo fiera que es a sus 12 añitos. Impresionante.

Todo tiene que terminar, así que, una vez más viendo acercarse el toque de queda, y tras el sorteo que se realizó de una guitarra eléctrica marca Fender, (que no me tocó) volvimos a casa. Eso sí, con la satisfacción de haber colaborado en una gran causa. Y es que, amigos, cuidar a quien nos cuidó es un honor, no una obligación... Sí, ya sé: "It's only rock and roll... but i like it..." Larga vida, nos vemos, y larga vida a la sala Vizzio y al Casi Ke Sí. Ellos logran que el rock suene más fuerte que los problemas.

 

 

 

Redacción
Etiquetas: , , , , , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

3 comentarios

  • Juandie dice:

    Buen gesto solidario donde la mejor música como es el Rock y a través de estas buenas bandas las cuales dieron grandes recitales en apoyo a dicho bar rockero de la siempre rockera Alcorcón de la cual ojala permanezca muchos años más en dicha ciudad madrileña.

  • Encarni dice:

    Un fin de semana brutal, sin duda. Las bandas, la sala, l@s amig@s, el motivo del festival y sin duda l@s colacorador@s. Gracias a tod@s por hacernos disfrutar del Rock, una vez más. Fantástica crónica de un Especial fin de semana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.