guadaña octubre
leize a new label
jorge salan
jl saiz
haches a new label
frack carducci
puente rock 2021
eyrem
wild freedom
mar de fondo
higgs
hyde xxi
sodom
fausto taranto
escuela de rock de palencia

Crónicas

The Dead Daisies + The Quireboys: Incorruptible, auténtico y real

«La vuelta a los escenarios de The Dead Daisies, con Glenn Hughes en cabeza y Tommy Clufetos en la batería, demuestra que la banda está en un gran momento, ¡y acabamos de presenciar un concierto inolvidable!»

10 noviembre 2021

O2 Shepherd's Bush Empire, Londres

Texto: Moyano el Buffalo. Fotos: Jesús Figueirido

Noche inolvidable la que vivimos en el mítico O2  Shepherd's Bush Empire en Londres, en el primer concierto con capacidad superior a 200 personas que aquí un servidor tuvo el placer de atender desde marzo del 2020. Como músico, no hay mucho que pueda decir que ya no se haya dicho referente a cuánto hemos echado en falta estos grandes eventos de rock, donde la música se transforma en ráfagas eléctricas de energía lanzadas por la banda al público, que lo manda de vuelta cual partido de ping-pong. Eso para mí define la fuerza y pureza de la música en directo, incorruptible, auténtica y real.

Andando desde la estación de metro a la sala pudimos ver cómo el ambiente estaba caldeado, a tope. El bar colindante a la sala estaba lleno de fans, periodistas, músicos y amigos que no se han visto en un periodo largo de tiempo y ahora comparten esa añorada pinta de cerveza con unas risas previas al show. Todo apuntaba para una buena noche de buen rock n' roll!.

Los encargados de abrir la noche fueron los irlandeses Grand Slam, que hicieron un buen papel calentando motores. Esta banda fue formada por Phil Lynnot y Laurence Archer en 1984 como proyecto en solitario de Phil después de la primera ruptura de Thin Lizzy. La banda fue posteriormente retomada por el teclista de Magnum, Mark Stanway, y pasó por varios cambios de formación.

The Quireboys

Con la sala casi llena The Quireboys salen al escenario con un público que los acoge gratamente. Esta serie de conciertos como teloneros de los Daisies son el preludio a lo que será su propia gira 30º aniversario del mítico álbum ‘A Bit of What You Fancy’.

El carismático Spike, vestido cual pirata del rock n’roll, introduce a la banda. Son las 7:30 y la fiesta empieza con el sleazy blues "I Love This Dirty Town" de los Homewreckers y Heartbreakers, y se meten al público en el bolsillo. Tocan clásicos como "Mona Lisa Smiled", donde Paul Guerin muestra su gran talento como guitarrista. Tan pronto empiezan con el “Hey you” sabemos que el publico cantará a pecho descubierto compartiendo las voces con su frontman, Spike. Pero es cuando empiezan "7 O’clock" cuando el público apura lo que les queda de cerveza para bailar al ritmo de la armónica.

Con el escenario despejado, y con conocimiento del talento indiscutible tanto de Glen Hughes como vocalista y Tommy Clufetos en la batería, había un gran interés en descubrir la nueva dinámica de la banda sin la presencia de Marco Mendoza y John Corabi sobre las tablas del escenario.

The Dead Daisies es una súper banda formada en 2013 por el multimillonario David Lowy, el cual se rodea de los mejores músicos de la escena de rock (Whitesnake, Guns N’ Roses, Thin Lizzy, The Rolling Stones). Esto tiene sus ventajas e inconvenientes: por un lado, tenemos a un supergrupo donde el talento musical rebosa por todos lados, pero al mismo tiempo tenemos que con cada cambio de formación pierden fans a consecuencia de una falta de identidad como banda, algo que en el mundo del rock es esencial.

Doug Aldrich, The Dead Daisies

Abren el concierto con “Unspoken”, de su nuevo disco, que empieza con unos redobles incendiarios de batería que enganchan con la voz de Hughes, que crece y crece a medida que la canción avanza hasta llegar al solo de guitarra.

"Rise Up" habla de los problemas que el mundo actual encara. Con un ritmo que hace imposible quedarte quieto sin mover el pie al ritmo de la canción. A este punto de la noche sabemos que la voz de Glen está al cien por cien. Con 70 años recién cumplidos aun se las arregla para alcanzar los registros más altos con su voz. Glen dice a la audiencia Londinense lo contento que está de estar de vuelta, y le dice a David Lowy que nos lleve al Sur, ya sabemos lo que se avecina, y es “Mexico”.

Empiezan “Fortunate Son", una versión de la Creedence Clearwater Revival. Gran tributo a la mítica banda con el sello de los Daisies, en la que podemos palpar claramente cómo la banda disfruta a tope tocándola. Otra versión llega, esta es "Midnight Moses", de la Sensational Alex Harvey Band, lanzada en 1972. Este tema engancha la audiencia, que comienzan gritar: “Hey, hey, hey”.

Como batería que soy, no soy un gran fan de los solos de batería, pero Tommy Clufetos es único. Su pegada, control y presencia natural te hacen quedarte ahí y disfrutar su solo enterito en lugar de hacer una visita al bar a por otra pinta.

Entramos en el pasado de Glenn Hughes con “Mistreated”, tema mítico escrito para Deep Purple, con un toque blues/funk que posteriormente Coverdale cambió a algo más rock. Desde que Aldrich empieza con la intro de guitarra hasta el último grito de Hughes al final del tema, la audiencia está hipnotizada, en trance.

Con “My Fate” llevan la actuación desde un terreno más heavy a otro más punk. “Leave Alone” tiene más aptitud en la voz y afilados riffs de guitarra. Luego pasan a tocar dos temas de su último disco que funcionan muy bien juntos, “Like No Other", que incluye un solo de bajo de Glenn Hughes, y “Holy Ground (Shake the memory)”, con estos acaban el set y no hay duda que el publico aún quiere más por los gritos de: “¡Daisies, daisies, daisies!”

Vuelven con "Long Way to Go", canción con un rollo metalero de los 80’s: cambios de tiempo, guitarras muy punchy, y voz potente. Para cerrar la noche empiezan el esperado “Burn” de la época de Deep Purple del ’74. El riff de guitarra lo dice todo y da sello a unos de los temas más famosos de la banda, que se caracteriza por una de las más conocidas armonías vocales en la historia del rock.

La actuación de vuelta a los escenarios de The Dead Daisies, con Glenn Hughes en cabeza y Tommy Clufetos en la batería, demuestra que la banda está en un gran momento, ¡y acabamos de presenciar un concierto inolvidable!

Setlist -  The Dead Daisies:
1. Unspoken
2. Rise Up
3. Dead And Gone
4. Chosen And Justified
5. Mexico
6. Bustle & Flow
7. Lock N Load
8. Fortunate Son
9. Midnighnight Moses
10. Mistreated
11. My Fate
12. Leave Me Alone
13. Like No Other
14. Holy Ground
15. Long Way To Go
16. Burn

Hay que recordar que en febrero de 2022 tendremos a The Dead Daisies en España, junto a Mike Tramp (White Lion) en este caso, con los conciertos que se celebrarán el 20 de febrero en la sala Razzmatazz 2 de Barcelona, el 22 en la sala Shoko de Madrid y el 23 en la sala Totem de Villaba (Navarra). Las entradas están a la venta en este enlace.

Redacción
Etiquetas: , , , , , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

1 comentario

  • Juandie dice:

    Potentes descargas por parte de ambas bandas y donde los DEAD DAISIES tanto con temas propios como algunas versiones lo volvieron a bordar en dicha sala londinense. Un honor que les tengamos por estos lares a primeros del 2022.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.