Madness Live!
mago de oz
leyendasdelrock
resurrection
farragua
left4ever
frenzy
jesfalcon
landevir
loszigarros
rivasrock
leize
keithrichards
valira
mrc

Crónicas

Crónica de Tarque: Con enchufe

«Una descarga excepcional que, no hace más que demostrar que, todo lo que haga este vocalista (nacido originalmente en Chile), se convierte en oro»

25 enero 2019

Sala R.E.M., Murcia

Texto: Andrés Brotons. Fotos: Poveda Galeas

Dicen que nadie es profeta en su tierra, pero esa expresión popular no puede aplicarse a lo que vivimos el último viernes de enero de este 2019 en la capital murciana. Y es que el señor Carlos Tarque hizo dos sold-outs seguidos en su propia ciudad en los que fueron los últimos conciertos de esta primera parte de su primer tour en solitario (cerraría al día siguiente en Castellón).

Pese a que esta era la única fecha inicial en Murcia, la espectacular demanda de entradas hizo que se añadiera el día de antes otro concierto que también agotó todo el papel. Se nota que Carlos Tarque es muy querido aquí, y tiene una base de seguidores y amigos que le arropan tanto con M-Clan como en este hiato que se ha marcado en solitario. Al fin y al cabo, la diferencia musical de este proyecto con respecto a sus M-Clan no es tan grande, sólo una vuelta a las raíces al sonido más hard rockero de los dos primeros discos de esa banda. De hecho, incluso todos los músicos que le acompañan en esta aventura han pasado alguna vez por el exitoso clan de murciélagos. Así, nos encontramos a la guitarra al efectivo compositor y productor Carlos Raya, fiel escudero de Fito & Fitipaldis pero también célebre en sus etapas en Sangre Azul o con los mismos M-Clan entre 2001 y 2006. El tándem de lujo lo completan el bajista habitual en las últimas giras de los Clan, Iván “Chapo” González, y el batería Eduardo “Coki” Jiménez de la trilogía de álbumes ‘Para no ver el final’, ‘Arenas movedizas’ y o el formidable directo ‘Dos noches en el Price’. Toda una banda de lujo que garantizaba todavía más el éxito de la noche.

Con una sala abarrotada hasta los topes, suena enlatada la intro “I Love Rock & Roll”, el himno de Joan Jett compuesto por The Arrows que hermana todavía más al numeroso clan de público murciano y de alrededores que nos hemos dado cita en esta velada. Acto seguido, otra nueva introducción, ahora arrancada de la guitarra de Raya, da paso al primer temazo de la noche, el que fuera el primer single que se editó del disco, “Ahora y en la hora”, con su afilado riff acdciano a lo “Back in Black”: ¡cómo suena esto…! Pese a que apenas son tres meses los que lleva el álbum homónimo en el mercado, el público tararea cada verso como si fuese ya un clásico de años, como se demostraba cuando Tarque acercaba su pie de micro para que sus fans cantasen. Sigue el corto pero efectivo trallazo de su debut, “Heartbreaker”, tema original de divertido estribillo “spanglish”, y es que no en vano ya existen otros de Rolling Stones, Pat Benatar o Led Zeppelin con ese histórico apelativo rockero. En la letra tiene el detalle de cambiar la ciudad Valencia por Murcia. Tarque bromea con que, a pesar de haber hecho dos fechas seguidas, “todos sabemos que éste es el día bueno…”, ante las carcajadas del público. Con otro de sus pegajosos nuevos temas, “Bailo”, bailamos todos por los tejados; “¡Manos arriba, Murcia…!”, nos grita el vocalista: la fiesta ha comenzado. Cada corte del álbum suena incluso más duro y contundente que en el disco; excelente acústica sin duda la de la sala R.E.M.

Con otra introducción heredera de “We Will Rock You” de ese grupo del que nadie ha oído hablar en estos últimos tiempos, Carlos Tarque nos anima ahora a seguir dando palmas para acompañar el hímnico “Juicio final”. Llega después el primer remanso de la noche donde el cantante aprovecha para presentar a sus compañeros de banda, con el genial medio tiempo cañero “El diablo me acompañará”, un corte que en su estribillo y riff casi es un reciclaje del clásico “Feel Like Making Love” de Bad Company. Cinco temas y ya se han ventilado la mitad del disco, ¿qué van a tocar más?, se pueden preguntar muchos que han pagado el nada desdeñable precio de la entrada. La sorpresa se desvelaría pronto, rescatando uno de los cortes míticos del álbum debut de los murciélagos, ‘Un buen momento’, con un “Perdido en la ciudad” que Tarque presenta comentando que lo compuso junto a Santiago Campillo en 1992. Lástima que no hiciera acto de presencia en el mismo como el día anterior su compañero de batallas Ricardo Ruipérez, que pronto tendrá también su particular aventura en solitario en el mercado con grandes colaboraciones. El frontman improvisa en el mentado clásico divertidas estrofas para que el público las repita, al tiempo qué pregunta divertidamente a la audiencia “¿Murcia es tío o tía…?”, con el consabido descojone de algunos que gritan “¡Acho!” tal y como se dice popularmente en la capital. Si antes hacía referencia a Bad Company no era casual, pues engarza a la perfección con el regalazo de la otra bandaza de Paul Rodgers, confesándonos Tarque, que es muy fan del vocalista británico y ha sido máxima influencia a la hora de componer su obra en solitario. La incendiaria “Fire and Water” de los británicos Free fue la elegida.  

Es el turno de, ahora sí, la primera balada de la noche, y una de las dos que se incluyen en el disco presentado. “Lobo solitario”, con ese inconfundible aroma a lo Hendrix, nos hace adorar más la particular voz de nuestro Coverdale español, que confieso está en mi top tres de los mejores cantantes de este país. Se van agotando los temas de este debut, sonando a continuación el corte que más fácilmente podría haberse incluido en cualquier álbum de su banda de toda la vida, la melódica Janis, Amy, Billie”, muy bien recibida. Y es que, este homenaje a esas diferentes “damas del dolor” musicales de diferentes décadas, como reza la canción, pese a su cadencia más pop rockera, ganó todavía más en esta nueva dimensión en vivo.

Menudo sorpresón el que se haya animado a recuperar en esta gira un baladón blues tan inmenso como “Se hizo de noche cuando te conocí”, de lo mejor que M-Clan ha compuesto en su historia y original de ‘Para no ver el final’ de 2010. El vocalista la dedicó además a su chica, introduciéndola como “se hizo de día cuando te conocí”. Sonó grandilocuente y emocionante, terminándola además con unas breves estrofas de “Tu frialdad” de Triana.

Dos versiones más llegarían, por una parte, su castellanizada versión del clásico popularizado por Cactus, “Evil (Peligro)”, aunque originalmente grabada por el bluesero Howlin’ Wolf, y compuesta por Willie Dixon. Fantástico tema de riff contundente y batería que da mucho juego para lucimiento de Coki Jiménez. No en vano, este clásico también forma parte del actual repertorio de los exitosos y emergentes Greta Van Fleet. Por otro lado, llegaría la autóctona “¡Que desilusión!” de los míticos Leño, bonito homenaje a la finiquitada carrera de Rosendo.

Nos vamos acercando al final del concierto, con precisamente un breve solo de guitarra de Raya que nos lleva al tema que cierra ‘Tarque’, el baladístico blues “Cactus en el corazón”. La tercera sorpresa mclanera vendría de la mano de la hardrockera “Calle sin luz” del mismo álbum de 2010 antes mencionado, que confieso que es otra de mis predilectas de esta última etapa de M-Clan. Fue otro de los grandes momentos, donde Carlos Tarque no dudó en bajar del escenario a interpretarla entre el público, a la par que muchos inmortalizaban el momentazo con sus teléfonos móviles.

Después de regalar una camiseta a una de sus seguidoras y tras la coreadísima y celebrada “Electroshock”, llegamos presumiblemente a la última canción del concierto. Sin embargo, todos sabemos que eso no podía acabar ahí, como efectivamente así fue. Los bises harían acto de presencia con la última pieza que sonaría de M-Clan y seguramente la más radiofónica de todas las que interpretaron, la exitosa “Miedo”. Aunque ha sido revitalizada por algún triunfito últimamente, este hijo adoptivo del “Dream On” de Aerosmith ya es desde hace años un clásico incontestable de la historia del rock español. Fue interpretada en esta ocasión en una primera parte de voz y guitarra únicamente, conmovedora, cortejada con cientos de voces de sus fans arropando a Tarque, y entrando ya todo el grupo en clave eléctrico en su parte final.

Y ahora sí, con “Donde nace el rock & roll”, llega el broche de oro a una descarga excepcional que, no hace más que demostrar que, todo lo que haga este vocalista (nacido originalmente en Chile), se convierte en oro. Si además se rodea de unos musicazos como los que le engrandecieron todavía más durante esta noche y un público a la altura de las circunstancias, sólo podemos agradecer que haya vuelto a estas raíces más eléctricas, nuevamente, “con enchufe”.

Redacción
¡Síguenos!

Redacción

El equipo de redactores de MariskalRock te trae toda la información del mundo del rock y del metal, en todas sus vertientes.
Redacción
¡Síguenos!
Etiquetas: ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

1 comentario

  • Juandie says:

    Parece que con este nuevo álbum en solitario Tarque ha vuelto a sus antiguas raíces mas rockeras y mas si en su banda esta la caña a través de Carlos Raya.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.