el dromedario
sormoky
clang
artabans redemption
dino rockys
haches
spin offs
3n
poire
javier solo
VAIRE
Playa 4
tres de copas

Crónicas

Sphinx: La magia de la Esfinge sigue intacta

«Sphinx está de vuelta y esa es una noticia de la que me he alegrado tanto en lo musical como en lo personal»

8 mayo 2021

Sala Even, Sevilla

Texto y fotos: Jesús Manuel García Barba jesusmgbarba@gmail.com

Escribo esta crónica con un sentimiento de satisfacción añadido por varios motivos. La vuelta de los gaditanos Sphinx a la actualidad metalera del país ha significado el regreso también a los conciertos de éste que os escribe desde que empezó la pandemia. Este hecho me hace recalcar la importancia que le doy personalmente a los gaditanos en el panorama nacional. Ellos y solo ellos han sido capaces de que este menda (no lerenda) se atreviera a dar el paso.

El motivo de satisfacción es básicamente tener de vuelta a unos músicos que desde hace años considero amigos, que a base de partirse el lomo en la carretera, desde el sur del sur, lograron hacerse con un importante número de fieles seguidores a los que nos hacen disfrutar disco tras disco.

En esta nueva aventura no les acompaña Santi Suárez a la guitarra ni Carlos Delgado a la batería, porque sus compromisos laborales no les permitían una dedicación adecuada a las exigencias del grupo. En el lugar de Santi está un viejo conocido de todos, Alex Sánchez, y Nykly Pérez (ex-Aracner, Seek Inside y Zombie Die) hace lo propio sustituyendo a Carlos. Dicho esto, no quiero pasar de largo sin destacar la labor de Delma Domingo, promotora del concierto, por el trato a todo el público, las medidas de seguridad y la perfecta organización del evento. Haciendo así las cosas no tendré reparos en asistir a más conciertos en estas circunstancias.

El espectáculo de Sphinx para ese día constaba de dos pases, el primero a las 16:00 y el segundo a las 19:00, si no recuerdo mal. En esta gira de reunión, los gaditanos tenían decidido hacer un repaso tan solo de sus tres primeros discos: ‘Sphinx’, ‘Mar de dioses’ y ‘Paraíso a la eternidad’, y para empezar eligieron la intro del segundo, “Porto Suite”. Una de las mejores intros, en mi opinión, de las que se han compuesto en los últimos 20 años. Le daba paso, como no podía ser de otra forma, a “Santa maldad”, y un sentimiento, bien distinto al de la satisfacción que sentía al principio de aquella tarde y al de escribir esta crónica, me recorría por los brazos. Como un latigazo de nervios por vivir y sentir de nuevo la sensación de la música en vivo.

“La Muerte sobre un papel”, de su disco homónimo, es el segundo tema de la noche. Dos apuestas de ciertas exigencias vocales para Manolo, con los que se nota que aún no ha entrado en calor, pero que la cosa cambiará en breve. “Destino” es el tema que suena en primer lugar de ‘Paraíso en la eternidad’, y es aquí cuando esos nervios iniciales de Manolo parece que se diluyen, o al menos esa es la sensación que me transmite. Quizás porque el tema que sigue se trata de uno de esos, que cualquier mortal después de cantarlo necesitaría pasar por la consulta del otorrino. “Recluso 943”, no es apto para gargantas del montón y como decía, es posible que por eso, por necesitar de toda su concentración y aptitudes, el cantante da muestras de estar plenamente metido en el concierto, ofreciéndonos una interpretación magnífica.

A partir de aquí el concierto adquirió un cariz al que no nos tienen acostumbrados los de Cádiz. E insisto en que pudo deberse a esa relajación después de los nervios y la tensión del “primer concierto”. Los noté menos preocupados por acercarse a una actuación “seria”, se les muy veía distendidos e interactuando con el público y en especial con dos de sus excompañeros, que pudieron acercarse a verlos, como eran Santi Suárez y Nino Ruíz, al que personalmente me alegré mucho de saludar, pues no lo veía desde la friolera cifra de 15 años aproximadamente…

“Condenado a vivir” y “Noche maldita” mantuvieron el frenético ritmo de la actuación, con el que ya distendidos volvieron a ser los Sphinx de siempre, empáticos, pero a la vez concentrados en lo que tenían entre manos. Es posible que me equivoque, pues mis anotaciones al respecto se evaporaron, pero creo que fue por aquellos momentos cuando fue presentada la banda.

“A las puertas del infierno” precedió a otro de esos temas puntillosos en los que se necesita más una buena interpretación que una correcta definición por parte del cantante por su temática y su complejidad: “Momentos de lucidez”. Tampoco faltó la broma en el desarrollo de la canción, pues en la parte en la que aparece una risa inquietante, que evidentemente suele interpretar Manolo, en este caso, y volviendo al ambiente distendido, le puso el micro a Pepe delante para que fuera él quién hiciera, no sin cierta guasa, dicha carcajada.

Se acercaba el final de la actuación y para la primera despedida “pactada”, como suele ser habitual con cualquier audiencia metalera que se precie, se guardaron otro tema del primer disco, “Almas sin paz”, marchándose a camerinos y volviendo poco después tras gritos de “¡esto es Sevilla y aquí hay que mamá!”. Así que no se hicieron de rogar y unos minutos después volvían con cuatro trallazos para terminar de despacharnos de lo lindo: “Mirando al infinito”, el temazo “Angel sin piedad”, el reivindicativo y siempre de triste actualidad “No” y su seña de identidad en forma de canción “Sphinx”, con la que cerraron y ojalá sigan cerrando sus conciertos en los próximos 10 años.

Imagino que no fui el único que se quedó con las ganas de escuchar otro de sus grandes temas, como es “Sangre de Egipto” pero bueno, como suele pasar, con una historia de cinco discos de estudio, es complicado contentar los gustos personales de muchos. Sea como fuere, Sphinx está de nuevo de vuelta y esa es una noticia de la que me he alegrado especialmente por doble motivo: el musical, con el que todos los metaleros salimos ganando, y en lo personal, (por ellos mismos y por mí mismo) porque siempre será para mí una banda a la que le tengo que agradecer mucho por diferentes motivos. ¡La magia de la esfinge sigue intacta!

Este fin de semana tenemos a Sphinx en Madrid. ¡No te lo pierdas!

Etiquetas: , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

2 comentarios

  • Juandie dice:

    Digno concierto de los gaditanos SPHINX en una de las salas más emblemáticas de Sevilla a través de esos potentes temas. El 31 de Julio nos vemos en el BARCIA METAL FEST disfrutando de su potente directo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.