guadaña octubre
visita inesperada
lustrad
jmcp
evanora
medictum

Crónicas

Powerwolf: The Monumental Mass. A Cinematic Metal Event

«A pesar de que nos haya parecido todo un sueño, como podía pensar el monaguillo, no ha sido del todo así. Habrá que esperar a ver qué ocurre la próxima vez que cerremos los ojos.»

Texto: Cristina Gutiérrez. Fotos: Christian Ripkens

Fotos: Christian Ripkens

Powerwolf han decidido sumarse al carro de los conciertos online, un formato que se ha originado gracias a la pandemia y que personalmente creo que ha venido para quedarse (para suerte de muchos). Después de los espectáculos de bandas como Mastodon y Nightwish, llegaba el turno de los alemanes. “The Monumental Mass: A Cinematic Metal Event” es un show creado especialmente para la ocasión, en el que Powerwolf ha presentado el power metal de su último álbum, 'Call of the Wild', sin olvidar el resto de sus hitazos.

Sin más dilación, la pantalla nos muestra el exterior de una catedral, donde va a suceder toda la historia. Porque Powerwolf no han preparado un show al uso, sino que nos presentan un relato de cuatro capítulos guiado por un monaguillo que posee un libro con las iniciales de la banda en su portada. En dicho libro se pueden apreciar varias ilustraciones que se irán descubriendo conforme avance el show, empezando por una de lobos vestidos de clérigos, cómo no.

Chapter I: Temptation

La banda hace entrada con antorchas en las manos, ataviados con trajes nuevos, distintos a los que nos tenían acostumbrados, y acompañados de una pequeña comitiva. Rápidamente arrancan con “Faster Than the Flame”, primera canción de su último trabajo. Una decisión bien defendida al estilo Powerwolf: con mucho, mucho fuego. Porque concebir a los chicos de los Greywolf sin cantidades ingentes de fuego es imposible, y aún más con esta canción. Las notas suenan mientras vemos el escenario que, atención, irá cambiando según el capítulo. En esta ocasión vemos una iglesia derrumbada, un paisaje que coge más fuerza cuando Attila aparece con una espada en llamas.

Los primeros acordes de “Venom of Venus” empiezan a sonar mientras aparecen cuatro monjes rezando en el escenario y dos ángeles con las alas en llamas, uno a cada lado de Attila. Ya desde el principio los alemanes quieren dejar claro que siguen en pie y que no les ha afectado el no haber podido subir a los escenarios durante todos estos meses. La producción es exquisita, con humo cubriendo el suelo y creando el efecto de que los músicos están levitando. De hecho, la producción en directo de Powerwolf no ha hecho más que mejorar con el paso de los años. Si con “Sacrament of Sin”, su anterior trabajo, ya dieron un paso, ahora han dado el siguiente y se han superado.

La magnificente “Stossgebet” es la elegida para continuar explicando musicalmente el primer capítulo del espectáculo. Puede parecer que desacelera un poco el ritmo del show, pero se trata más bien de un paso atrás dado adrede para poder coger impulso para lo que se viene. Quizás los alemanes nos estén dando una pista sobre lo que nos espera en directo próximamente. No se quieren dejar nada en el tintero, y prueba de ello es que el backdrop cambie en cada canción. Definitivamente, han sabido aprovechar al máximo las bondades de la tecnología.“Demon’s Are a Girl’s Best Friend” cierra este capítulo y, haciendo honor a su nombre, aparecen varias monjas en lencería que intentan seducir a Attila. Pero él, como buen mesías, no cae en la tentación.

Ya solo con el primer ciclo del concierto, Powerwolf demuestran que tienen mucha confianza en sus últimos trabajos ya que, hasta el momento, todas las canciones que han tocado pertenecen a estos.

Chapter II: Sin

Cambio de capítulo y, por lo tanto, cambio de escenario: los lobos aparecen ahora en una tarima en forma de cruz y rodeados de llamas. Una “Dancing With the Dead” con bailarinas vestidas de esqueleto da paso a la inesperada “Cardinal Sin”, una joya perdida del 'Preachers of the Night” difícil de ver en directo. Continuando con el relato, aparece un abad que intenta exorcizar a Attila, sin un resultado satisfactorio.“Resurrection by Erection” sigue la temática marcada, y aparece Attila cantando a monjes y monjas alrededor del escenario, volviendo a la idea de que es el mesías, aunque esta vez, también pecador.

Lo cierto es que Powerwolf se consagran más a cada año que pasa, y deciden seguir con “We Drink Your Blood”, una canción que en su momento fue su single y con la cual cerraban los conciertos. Pero si hay algo que les sobra a los alemanes son temazos, por lo que se pueden permitir el lujo de poner temas como este en medio del setlist, aunque eso no significa que los desmerezcan. Un Attila con un grial en llamas en las manos junto a un sinfín de fuego y pirotecnia hacen que la canción tenga el impacto visual que tuvo antaño a pesar de no estar en una posición tan buena dentro del repertorio.

“Glaubenskraft”, un tema del nuevo disco, cierra este segundo capítulo, el más extenso de los cuatro. Con una puesta en escena más cruda y simple, la atención se centra en la banda y la magia que hacen con sus instrumentos. Una forma más de Powerwof de demostrar que no necesitan tener el escenario casi en llamas para dar un espectáculo inolvidable.

Chapter III: Confession

¿Qué mejor forma de empezar una confesión que con “Fire and Forgive"? Más abajo hemos incrustado el vídeo de la interpretación. Falk Maria aparece ecléctico junto a un órgano y en la parte central del escenario, cogiendo el relevo a Van Helden. Su hiperactividad sale a escena y recorre una y otra vez el escenario, ahora reconvertido en una superficie plana de mármol blanco, austero y sin más detalles. Como novedad, sale fuego del órgano. ¿Sorprendido?

Attila, ataviado con los mismos ropajes que en “Beast of Gévaudan”, aparece para cantar este tema, mientras aparece al fondo del escenario una cruz enorme con las iniciales de la banda. Continua con “Incense & Iron” y Falk Maria vuelve a robar casi todo el protagonismo. ¿Puede que Powerwolf lo tengan contratado como animador además de teclista? Nunca lo sabremos. Lo cierto es que es un torbellino que seguro fue capaz de levantar a más de uno del cómodo sofá de su casa.

“Where the Wild Wolves Have Gone” marca el final de este ciclo, con la sola presencia de Attila y Falk, a la que poco a poco se van uniendo el resto de miembros de la banda mientras empieza a caer nieve artificial sobre ellos. Nada más acabar, volvemos a ver en pantalla al monaguillo del principio, siendo comulgado por Attila, para posteriormente, hacerle entrega del libro a éste.

Chapter IV: Forgiveness

Y después de la confesión, por supuesto, viene el perdón. Con “Amen & Attack” conservan el órgano, que antaño fue teclado, y vuelven a usar el escenario del capítulo I. Le sigue “Army of the Night”, que solía ser la segunda canción en sus antiguos setlists y que deja claro que Powerwolf están empezando a probar cosas nuevas sin dejar de ser ellos mismos. Y funciona. Lo positivo es que este cambio no ocurre solo a nivel musical y de producción, sino a nivel de espectáculo e interacción con el público: por ejemplo, los Greywolf están mucho menos estáticos durante el concierto, que es a lo que nos tenían acostumbrados hasta ahora.

No podía faltar la celta "Blood for Blood (Faoladh)", también del último trabajo de la banda, y que tiene un inesperado pero acertado toque folk. De golpe, Powerwolf nos vuelve a trasladar a la historia del monaguillo, al cual Attila le da un collar con las iniciales de la banda. Y ahora sí, suena “Armata Strigoi”, la última canción de la historia que los alemanes nos han querido contar, cerrando el capítulo final. Pero a pesar de que nos haya parecido todo un sueño, como podía pensar el monaguillo en la última escena, no ha sido del todo así. Habrá que esperar a ver qué ocurre la próxima vez que cerremos los ojos.

Redacción
Etiquetas: , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

1 comentario

  • Juandie dice:

    Pedazo de tema y videoclip muy currado por parte de los germanos POWERWOLF perteneciente a su último álbum de estudio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.