Crónicas

Crónica de MTV’s Headbangers Ball (Return To Roots + Overkill + Insomnium…): Metal contra la nieve

«Max Cavalera puede que ya no sea lo que algún día fue, pero fue uno de los mejores shows del brasileño que vi en la última década»

Trix, Amberes (Bélgica)

Texto y fotos: Hughes Vanhoucke

 

MTV’s Headbangers Ball fue un programa de metal extremo emitido en la popular cadena estadounidense MTV presentado por la elegante Vanessa Warwick durante los primeros años noventa. Hoy en día es una gira anual cuya edición 2017 comenzó el 26 de noviembre en la ciudad holandesa de Utrecht y que vivió su espectáculo final en Londres el 12 de diciembre. Dos días antes de concluir la gira, el espectáculo se detuvo en la sala Trix del puerto belga de Amberes.

La fiesta del metal se abre poco antes de las siete de la tarde con la banda alemana de death metal old-school Deserted Fear, formada por cuatro chicos naturales de Eisenberg (Turingia) que llevan diez años de trayectoria y, hasta la fecha, son conocidos fundamentalmente en Alemania. La agrupación lanzó su tercer álbum al inicio del año pasado a través Century Media bajo el nombre ‘Dead Shores Rising’, el cual, por cierto, presentaron parcialmente hace solo seis meses en el “Chaos Stage” del Resurrection Fest, su primer actuación sobre un escenario español.

Los teutones tienen la mala suerte de ofrecer su concierte frente a una sala prácticamente vacía: el atractivo de este evento es, claramente, poco llamativo, y las condiciones climáticas tampoco motivan a salir de casa. El panorama contrasta con el del año pasado, cuando las cuatro bandas de Headbangers Ball 2016 prácticamente tocaron delante una sala llena en Torhout, al otro lado del país. Deserted Fear frecen un death metal relativamente melódico y rítmico con voces feroces durante media hora; su sonido a menudo recuerda a unos Bolt Thrower en una versión más rigurosa, con reminiscencias a Dark Tranquility o At The Gates. Desafortunadamente, reciben poca respuesta de la pequeña afluencia que claramente aún no se ha descongelado, a excepción de dos bellas jóvenes que no paran de moverse.

Insomnium

Para mi sorpresa, Insomnium aparece como segunda banda (fueron anunciados como tercera) a las 19:50. Me hubiera gustado verlos un poco más adelante, ya que es una, sino la mayor razón, por la que me desplacé al Trix.

Los últimos registros que lanzaron los finlandeses fueron, cada uno, verdaderas joyas. Hace casi un año, Insomnium presentó, a apenas media hora de ésta sala, un espectáculo como cabezas de cartel con motivo de la edición de su último álbum, el inigualable ‘Winter’s Gate’. En esta ocasión, los caballeros de Joensuu contaron con 50 minutos para traernos asombrosos temas de la historia del combo frente una audiencia que ya es un poco más numerosa en comparación con la anterior banda. “The Primeval Dark” y “While We Sleep”, dos temas de ‘Shadows of the Dying Sun’, llegan de una manera relativamente tranquila para luego alzar el ritmo y, a partir del momento que inician “Weather The Storm”, tocar un death metal melódico progresivo del mejor nivel. Con “Ephemeral” obtenemos uno de los temas más destacados de esta edición de Headbangers Ball de MTV.

Markus Vanhala, conocido como el líder de Omnium Gatherum, se roba el show en varias ocasiones con su trabajo de guitarra, colocando a su Jackson Flying-V en el muslo mientras acaricia las cuerdas de su instrumento, observando al público. El vocalista Niilo Sevänen alterna gruñidos con voces limpias mientras aporta fuertes líneas de bajo y pide al público un empujón para los pobres chicos del extremo norte, quienes se encontraban comprando camisetas o música en el puesto de merchandising.

El último telonero de los Hnos. Cavalera proviene del otro lado del charco. Overkill recientemente lanzó ‘The Grinding Wheel’, un nuevo LP, ya el decimoctavo en la historia de la banda. Desde el comienzo del show, los estadounidenses dejan claro que lo suyo es puro thrash. Aunque la sala sigue lejos de estar llena, los que se tomaron la molestia de venir en las previamente mencionadas condiciones invernales lo disfrutan plenamente.

Los de Nueva Jersey abre ncon un tema de su último trabajo, “Mean, Green, Killing Machine”, en el cual el bajista y compositor con raíces italianas D.D. Verni toma la delantera desde el primer minuto hasta que el cantante Bobby “Blitz” Ellsworth entra corriendo al escenario: los dos carismáticos cincuentones fundadores de Overkill rebosan de energía casi cuarenta años después de la formación de la banda. Segundo tema y nace un pogo, el primero de muchos, mientras que el guitarrista principal Dave Linsk, como siempre en bermudas, sacude uno tras otro solo de las mangas.

Overkill

La alta velocidad de sus canciones recorre el set con algunas nuevas y, sobre todo, con temas antiguos extraídos de la extendida existencia de la banda. El show termina tras casi una hora con una versión del famoso “Fuck You” de The Subhumans, una canción que el público celebra en el momento de guitar su estribillo. Es cierto que la voz de Bobby Ellsworth puede chirriar a algunos por aguda pero, sin duda, es un animador nato que se atreve a ofrecer una considerable cantidad de palabras en su mejor holandés. Un set fuerte de una banda con una larga historia que demuestra con su último CD que no se ha desgastado para nada.

El cabeza de cartel de esta tercera gira renovada de MTV’s Headbangers Ball es Return To Roots de los hermanos brasileños Max e Iggor Cavalera. Bajo este formato, los hermanos rinden homenaje a ‘Roots’, el álbum más famoso de Sepultura. La gira se inició con Marc Rizzo como guitarrista principal, pero lamentablemente tuvo que borrarse del tour poco antes de este concierto debido a graves problemas familiares. Fue sustituido por su compañero en Soulfly, el bajista Mike Leon, quien asumió el papel de manera excelente.

Return To Roots

En el escenario vemos un fondo reminiscente a la portada del emblemático álbum ‘Roots’, con dos indígenas amazónicos. Delante de la lona, el set de batería de Iggor Cavalera, decorado con fotos de los recién fallecidos Charles Manson y Martin Eric Ain, batera de Celtic Frost, y flanqueado por amplificadores de sonido envueltos en paños de camuflaje. En el centro está el soporte de micrófono de Max Cavalera, decorado con un cinturón de balas como los suele decorar en conciertos de Soulfly. Los brasileños tocan el álbum del 1996 casi integralmente y, por supuesto, comienzan con “Roots Bloody Roots”, corte que inmediatamente prende fuego a la sala. Los hermanos no llegaron a agotar las entradas, posiblemente debido à la nieve, pero los asistentes que se tomaron la pena de venir disfrutan plenamente de la música con matices brasileños en la que Max Cavalera no rehúye el uso de un auténtico instrumento de cuerda de la selva amazónica durante “Attitude”. Si “Roots Bloody Roots” puso el fuego a la mecha, el famoso tema tribal “Ratamahatta” se encarga de la explosión en la que la audiencia casi entera está saltando y gritando. En algunos momentos es dolorosamente evidente que Max Cavalera ya no tiene la calidad de voz de sus años de debut, pero el hombre continúa dando lo mejor de sí mismo.

Aproximadamente una hora después, recibimos un apasionante jam de batería y percusiones con todos los miembros de la banda acompañados por Jason Bittner, el baterista de Shadow Falls y desde abril de 2017 también batera de Overkill tras abandonar Flotsam & Jetsam.  El set principal finaliza con un tema del nuevo álbum de Cavalera Conspiracy, “Excruciating”, adaptado con un pasaje de “Walk” de Pantera, como una oda a Dimebag Darrell. Después de un corto intermezzo, los caballeros regresan con otra oda, una versión rápida de “Ace of Spades”, un tema que los dos últimos años pasados fue tocado por innumerables bandas después de que Lemmy intercambiara lo temporal por lo eterno a finales del 2015. El programa termina con el tema que dio inicio al set, “Roots Bloody Roots”, en una versión alternativa acelerada.

Max Cavalera puede que ya no sea lo que algún día fue, pero fue uno de los mejores shows del brasileño que vi en la última década.

Etiquetas: , , , , ,

Categorizado en: ,

Esta entrada fue escrita por Hughes Vanhoucke