guadaña octubre
leize a new label
jorge salan
jl saiz
haches a new label
frack carducci
puente rock 2021
eyrem
wild freedom
mar de fondo
higgs
hyde xxi
sodom
fausto taranto
escuela de rock de palencia

Crónicas

Medina Azahara: Que la puerta siga siempre abierta

«Larga vida al rock andaluz, que el legado de aquellos que se atrevieron a saltar al vacío sin red nunca quede en el olvido y que la niña siempre tenga abierta la puerta»

22 noviembre 2021

Teatro Nuevo Apolo, Madrid

Texto: Manuel Gamarra. Fotos: Marta G. Paniego

Uno acude a las redes sociales de Medina Azahara y no hay rastro alguno de que el pasado lunes celebrasen un concierto en Madrid: ni hicieron promoción de este, ni hay nada publicado en ellas sobre que tuvo lugar. Muy raro todo. La banda parece estar más centrada en la promoción de su próximo disco, ‘Llegó el día’, que está precisamente formado por versiones de Triana y que vendrá acompañado de una extensa gira que, como anunció en primicia Manuel Martínez, tendrá uno de sus puntos álgidos el 13 de marzo en el WiZink Center.

Ahora bien, el Teatro Nuevo Apolo no tiene pinta de ser un recinto especialmente barato de alquilar como para no darle bombo al show, y, aun con todo, presentó una notable entrada, por lo menos en el patio de butacas, ya que desde mi asiento era imposible observar el anfiteatro. Y es que hablamos de Medina Azahara, una de las bandas más legendarias y longevas de nuestro rock and roll, homenajeando a Triana, de las iniciáticas cuando todavía no había nada de su género sembrado, y que hizo cosas tan maravillosas como, entre otras muchas, convertir en canción una conversación con la luna sobre el amor de una mujer. Como para no ir a verlo.

Eso sí, esta vez, al contrario de lo que ofrecieron en su última visita a Madrid en abril, en la que presentaron este homenaje a Triana, no hubo escenario de distintas alturas ni imágenes de los homenajeados de fondo, pero sí un espectacular juego de luces y esa emotiva intro de Pepe Domingo Castaño sobre lo que supuso la banda sevillana en aquellos años setenta: “Hizo liberar a España entera, la música estaba pidiendo revolución y verdad".

A partir de entonces, trece temas de Triana interpretados con excelso mimo y cuidado, aunque con un ambiente algo frío, que solo las palmas del cantante de Medina Azahara y la maestría a las seis cuerdas de Paco Ventura consiguieron calentar en algunos momentos. Así, Manuel Martínez (voz), Paco Ventura (guitarra) y Manuel Ibáñez (teclados, móviles sobre su propio eje), miembros consagrados del grupo, se situaron al frente del escenario, con Álvaro Coronado (bajo), Domi Gómez (guitarra flamenca) y Nacho Santiago (batería) en un segundo plano muy estático.

Porque, aunque son canciones de Triana, y estábamos en un teatro, sí eché en falta algo más de dinamismo durante la actuación. Martínez, quien confirmó que cuentan con el beneplácito (no como otros) del único miembro vivo de Triana, Eduardo Rodríguez, para montar todo este tinglado del homenaje (“cuando se enteró de que íbamos a ser nosotros le hizo mucha ilusión"), se encargó de presentar la mayoría de los temas, dejando algunos datos curiosos.

Por ejemplo, que “Sr. Troncoso" fue un personaje real de Sevilla, un gorrilla que Jesús de la Rosa se encontraba prácticamente todos los días; o que el propio líder de Medina Azahara presenció in situ la grabación de “Desnuda la mañana", una de las últimas canciones publicadas por la formación original de Triana, con Medina comenzando por aquel entonces a cimentar su carrera. Sobre el tema homónimo de trece minutos de aquel último álbum, ‘Llegó el día’(1983), y del cual tocaron una versión reducida con unos coros majestuosos, explicó que de la Rosa estaba haciendo en él “una profunda reflexión sobre la vida sin saber lo que le vendría"; pocos meses más tarde, falleció en un accidente de tráfico. Puede que no le faltase razón y que el destino sea así de caprichoso a veces.

Una de las pocas canciones que tocaron a las maneras de Medina Azahara fue “Abre la puerta", tema que, precisamente por todos sus matices, creo que es de los que más se habría agradecido interpretar respetando el original. En el resto sí se ciñeron a las versiones de Triana, incluida “El lago", que nunca falta en los setlist regulares de los cordobeses, aunque en una versión mucho más rockerizada (como fue "Abre la puerta" en este concierto).

Tras "Recuerdos de una noche", primer tema grabado por Triana perteneciente a aquel legendario ‘El patio’ (1975) y cantado en esta gira por Manuel Ibáñez keytar en mano, pasaron a la segunda parte del show, mucho más movida, y formada por algunas de las canciones más conocidas de Medina Azahara. Y si la anterior la finalizaron con el primer tema de la historia de Triana, esta la arrancaron con el primero de Medina, “Paseando por la mezquita". También cayeron “Córdoba" (previa anécdota de Manuel Martínez de que con ella ganaron, inesperadamente, el premio a mejor canción de rock del año de 2004 por delante de Fito, Mägo de Oz y Dover), “Velocidad", las versiones de “No quiero pensar en ese amor" (Módulos) y “Al padre santo de Roma" (Camarón) y, antes de los bises, su inmortal “Necesito respirar", con el líder de la banda andaluza cantando una parte de la misma desde el pasillo del teatro.

Al poco rato volvieron para terminar definitivamente con “Todo tiene su fin", también versión de Módulos, y "A toda esa gente". A destacar, una vez finalizado el concierto, la divertida y animada presentación de los músicos a modo de jamsession individual, interpretando Manuel Ibáñez con sus teclados la canción de Oliver y Benji, o Paco Ventura con su guitarra, el "Beat it" de Michael Jackson, tocando incluso algunas notas con la boca como una auténtica rockstar. Fue este último el encargado de presentar a Manuel Martínez, su inseparable compañero de banda desde 1989, con un emotivo discurso. Más de cuarenta años al frente de Medina Azahara no son moco de pavo, y todos sabemos que ahora mismo no pasa por su mejor momento personal. Larga vida al rock andaluz, que el legado de aquellos que se atrevieron a saltar al vacío sin red nunca quede en el olvido y que la niña siempre tenga abierta la puerta.

Setlist:
Hijos del agobio
Luminosa mañana
Sentimientos de amor
El lago
Rumor
Diálogo
Sr. Troncoso
Cae fina la lluvia
Llegó el día
Quiero contarte
Abre la puerta
Desnuda la mañana
Recuerdos de una noche
Paseando por la mezquita
Córdoba
No quiero pensar en ese amor
Velocidad
Al Padre Santo de Roma
Necesito respirar
Todo tiene su fin
A toda esa gente

Redacción
Etiquetas: , , , , , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

1 comentario

  • Juandie dice:

    Otro gran recital que se marcarón los históricos MEDINA AZAHARA en dicho teatro madrileño presentando su nuevo álbum de versiones hacia otros históricos como TRIANA y que con versiones y temas propios lo volvieron a bordar. El Sábado pasado disfruté gratis del directo de otros sevillanos como los históricos REINCIDENTES pero me gustaria ver otra vez en directo a los cordobeses MEDINA AZAHARA como hace casi dos años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.