Madness Live!

Crónicas

HIM

«Nos despedimos de Ville Valo, HIM y su inseparable Heartagram en un espectáculo que carecía de fuerza y energía.»

Sala 013, Tilburgo (Holanda)

Texto y fotos: Hughes Vanhoucke

Los góticos finlandeses de HIM (His Infernal Majesty) lanzaron el “Bang & Wimper – TheFarewell Tour” el pasado 23 de octubre en la ciudad estadounidense Phoenix después de unos años de silencio. El líder y fundador de la banda, Ville Valo, encontró muy poca motivación entre los miembros de su banda para seguir escribiendo historia con la banda más exitosa de todos los tiempos de Finlandia y tomó la decisión de disolver la banda después de poco más de un cuarto de siglo.

Fue a principios de marzo de este año cuando apareció un mensaje en la cuenta de Facebook de HIM, hablando de un adiós. La salida un año antes del batera Mika “Gas Lipstick” Karppine después de dieciséis años podría haber sido la gota que colmó el vaso. HIM no quería decepcionar a sus admiradores y querían despedirse en estilo con una última “gira mundial” por catorce países en América y Europa.

El concierto en la sala 013 de Tilburgo (Holanda) fue uno de los pocos que no se agotaron mes y medio antes del espectáculo, por lo que se escuchan muchos otros idiomas junto al holandés, especialmente francés, alemán y inglés. La audiencia es bastante heterogénea, aunque los veinteañeros probablemente son la mayor parte del público. Lo que es menos heterogéneo, es el género. El llamado género débil es, sin duda, la mayoría. Vemos a una audiencia muy diferente a la que solemos ver en conciertos de metal aunque distinguimos a bastantes personas con camisetas negras de Graspop o Wacken o con su banda favorita del rock pesado.

El show comienzó a las 8 con Biters, una banda estadounidense de Atlanta, algo que repetirán varias veces, muy orgullosos de ser hijos de la ciudad de Coca-Cola y la CNN. El cuarteto estaba vestido con ropa retro de los años setenta y trae un rock retro lleno de kitsch embellecido con un toque de Oasis. Es sobre todo la voz del cantante Tuk que me hizo establecer el vínculo con Oasis, por lo demás los chicos suenan muy estadounidenses y en realidad bastante interesantes, no es la enésima banda de glam rock de la vieja escuela.

Los fans de T-Rex encontrarán una buena alternativa en Biters, la ventaja es que los Bitersaun pueden componer nuevos temas. El set de los hijos de Georgia da a los jóvenes contemporáneos una idea de cómo las cosas eran en los escenarios durante los años 70.

Prácticamente después de cada tema había comunicación con el público que a medida que progresaba el set de Biters se volvía cada vez más apasionado y participativo durante la presentación del segundo álbum de los estadounidenses, ‘The Future Is Not What It Used To Be’. También había tiempo para una broma entre dos canciones, aunque la persona a la que se dirija en la primera fila probablemente la encontró menos divertida.

Además de sus propios temas, los caballeros también rindieron homenaje al fallecido Tom Petty con “American Girl”. Hoy en día está muy de moda rendir homenaje a estrellas de rock recién fallecidos. Despué, Biters recibió un estruendoso aplauso de la sala, casi llena.

Ville Valo y sus acólitos trajeron desde las 9 su típico sonido gótico oscuro y romántico/melancólico delante de cientos de chicas bulliciosas y chicos flemáticos que apreciaban musicalmente a la banda.

Ya durante el primer tema vimos a chicas arrojando bufandas y otras prendas de vestir femeninas al escenario. Aquí y allá se veía a una fanática arrancar una lágrima, al darse cuenta de que ésta era la última vez que podían ver a VilleValo y a HIM en directo. Después de esa noche se terminaba irrevocablemente la historia de HIM, a excepción de una serie de actuaciones en el Reino Unido antes de navidad y en Finlandia donde darán una última presentación en la víspera de Año Nuevo.

La banda ha elaborado un setlist para la gira de despedida que consiste en canciones de los ocho álbumes que han lanzado sobre la humanidad durante los últimos veinte años. El escenario era bastante sobrio con un gigantesco Heartagramen un círculo hecho de tubería en la parte posterior. No se usó mucha luz y la que se utilizaba venía principalmente de detrás lo que no es muy chulo para los fanáticos en las primeras filas a quienes les gusta tomar fotos con su teléfono inteligente.

La ceremonia de despedida se inició con “Buried Alive By Love”, después de lo cual se lanzaron casi veinte canciones al público, desde temas menos conocidos hasta obras clásicas de la banda finlandesa como “Join Me In Death” o el famoso cover de Chris Isaac, “WickedGame”.

Mucho no se comunica con la sala agotada, algo extraño para un espectáculo de despedida. VilleValo se quejó de la falta de motivación entre los otros miembros de la banda, pero el único en el escenario que mostraba una actitud indiferente esa noche era el propio líder.

El nuevo batería Kosmo y el tecladista Burton apenas eran visibles a través de la oscuridad o la a veces fuerte luz de fondo. Los temas de HIM siempre han estado en el lado oscuro y eso es exactamente lo que fue el show de esta noche: muy oscuro, literalmente y figurativamente. Ocasionalmente la banda lleva un éxito mundial para avivar a una gran parte de la audiencia y luego vuelven con su típico love metal interrumpido regularmente por un solo de guitarra del excelente Linde. “Righ tHere In MyArms” y “The Funeral of Hearts” cierran el set regular.

Para acabar el espectáculo HIM tocó un segundo cover, “Rebel Yell” de Billy Idol que hizo que la sala quedase en llamas.

Así nos despedimos de VilleValo, HIM y su inseparable Heartagram después de un espectáculo que carecía de fuerza y energía con un líder que obviamente no tenía muchas ganas.

En menos de un mes, la banda finlandesa de mayor éxito pertenecerá a la historia.

Redacción
¡Síguenos!

Redacción

El equipo de redactores de MariskalRock te trae toda la información del mundo del rock y del metal, en todas sus vertientes.
Redacción
¡Síguenos!
Etiquetas: , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción