guadaña octubre
visita inesperada
lustrad
jmcp
evanora
medictum ok
el barbas

Crónicas

Haches + SinAsunto: Esto no ha hecho más que empezar

«Fue curioso el cambio de escuchar a una banda que, mientras que en el disco nos suena puramente rock urbano, trasladado al directo y con sus tres guitarristas el sonido se acercaba más a una banda de heavy metal clásico»

26 noviembre 2021

Sala Nazca, Madrid

Texto: Txus Tankian. Fotos: Juan Carlos Cortijo “Corti-Rock”

Muchas ilusiones estaban puestas en la presentación de una banda que ha estado en boca de todos con su reciente incursión, que ha revolucionado el panorama nacional. Ellos son Haches, y se estrenan con 'Canciones para ti', un disco que ha estado presente en todos los medios, y como no podía ser de otra manera, MariskalRock y La Heavy se ha volcado en dar soporte a que la nueva cantera tenga cabida.

Cambiamos el barrio de Hortaleza, de donde ellos provienen, y a pesar de estar acostumbrados a movernos por las urbes obreras de la periferia, nos desplazamos por esta ocasión tan especial a una céntrica Sala Nazca de Madrid, poniéndonos nuestras mejores galas y la mejor sonrisa para disfrutar de una autentica noche de rock and roll.

Mariskal quiso apoyar el evento personalmente

Si viene acompañado de una buena cerveza, nosotros sabemos encajar en cualquier ambiente a la perfección. Por este motivo, aparte de lo musical, Haches supieron captar mi atención tan sólo observando la portada que refleja “Cerveza y Rock”, sin duda, la mejor combinación. Ese ambiente es el que abarrotó la sala, haciendo un sold out con más de trescientas personas que vinieron a disfrutar de primera mano con un público muy variado en cuanto a edades y también en cuanto a “estatus social” o gustos musicales, ya que han sabido captar la atención tanto de los rockeros “de toda la vida” como de otros círculos mucho más amplios que por su estilo cercano y letras en castellano han conseguido abarcar.

Eso es lo que habitualmente pasa también con las grandes bandas, como es el caso del gran Fito Cabrales, Marea, Barricada o Extremoduro. ¡Llegan a todos! Eso es muy positivo para el Rock sin duda, porque mientras los medios generalistas nos intentan eclipsar, nosotros sabemos calar siempre y dejar huella en todos los ámbitos sociales.

La velada se abría con un maestro de ceremonias por cuya sola presencia y reputación merecía la pena estar allí, Vicente Mariskal Romero, y no lo decimos por ser el artífice de este medio, sino por todo lo que conlleva: la magia, alegría y energía que desprende. Es el Rock en persona, y presentó el evento con su sello personal, ofreciendo regalos, revistas y su simpatía a todos los asistentes sin excepción alguna. Se integró con en el público en varias ocasiones y se mostró siempre con una sonrisa a todo el que quiso hacerse una foto con él. La verdad que se hace querer. Hacía ya muchos años que no le veía en acción, y fue un plus añadido el poder estar aquí esa noche compartiendo bonitos momentos.

SinAsunto fueron los invitados, haciendo covers del mejor rock and roll clásico con una banda que encabeza la presencia de la genial voz y elegancia de Claudia. Nos fueron regalando buenos temas como “Fortunate Son” de la Creedence, “Crazy Little Thing Called Love” de Queen, o “Maggie May” de Rod Stewart, todos ellos ejecutados a su estilo propio, como si una Big Band, Blues Band o de Café Teatro se tratase. Con todos mis respetos, sea dicho. El sonido fue nítido y excelente, sabiendo calar a la perfección en unos asistentes que parecían ser seguidores habituales.

La verdad que tan sólo con la selección del repertorio escogido era imposible no estar satisfecho con grandes temas como “The Power of Love” (Huey Lewis & The News) o “Superstition” (Stevie Wonder), en los que, como reiteramos, Claudia se desenvolvió demostrando una buena voz, soltura en el escenario en la puesta en escena, y estilo particular, que podía abarcar desde el soul al rockabilly. Con una bonita sonrisa agradeció a todo el público que abarrotara la sala.

A mitad del show apareció José Luis, de la banda Artistas Infiltrados, como voz invitada para compartir buen repertorio con “You Shook Me All Night Long” de AC/DC o un poco de punk británico de los Clash, en los que desprendió buena voz y actitud, siendo cómplice en todo momento con el resto de integrantes, caso de Carlos y Diego a las guitarras. Sonó “Rock and Roll” de Led Zeppelin adaptado al estilo propio, pasando también por buenos temas que fueron coreados y bailados por todo el público como “Maneras de vivir” del maestro Rosendo, en lo que sería la recta final, acompañado por los bises “Honky Tonk Woman” de los Rolling o “You Give Love A Bad Name” de Bon Jovi, el cual despedían dejando un ambiente caldeado.

Tras un nuevo speech de Mariskal, Haches saltaron a las tablas con ganas de comérselo todo, y eso se demostró desde el minuto uno. Un potente sonido envolvió la sala cuando sonaba “Eres”, y fue curioso el cambio de escuchar a una banda que mientras que en el disco nos suena puramente rock urbano, trasladado al directo y con sus tres guitarristas (Rubén, Dani y Manolo) el sonido se acercaba más a una banda de heavy metal clásico.

Continuaban desgranando su set con otro de sus potentes singles, “El café", donde el público se volcó por completo de forma recíproca con la banda. En el escenario se sentía movimiento, complicidad y alegría, con Marcial Ortiz ofreciendo carisma como frontman, igual que Dani Fernández al bajo y Jorge Utrera a la batería. Acto seguido se presentaban, estando inmensamente agradecidos por tener un comienzo tan exitoso, lo que sin duda nunca olvidarán, y nos regalaron una balada, “Mi camino”.

El público se vino arriba mientras sonaba “Contigo”, pura diversión y ganas de bailar que se sumó fuertemente con la versión “Los rockeros van al infierno” de Barón Rojo, donde hacían guiño a las buenas referencias musicales que han tenido. Tocaba seguir alternando, esta vez con temas del disco que venían presentando, el melódico “Si tú no estás” y “Las mentiras”, otro single recién estrenado, que hizo subir la temperatura de la sala. Este tema tan sólo pudo conseguirse de manera física con el CD en la revista La Heavy 435, donde venía encartado de manera gratuita.

Hay que decir que en todo momento se respetaron las medidas sanitarias. El público supo responder con conciencia y aun así mandamos al carajo al jodido bicho con un tema que reivindica con alegría al regreso que tenemos, “Volveremos”, en el que ya podemos expresarnos un poco más libres, al menos sintiendo un concierto de pie y con aforo completo, pudiendo bailar y compartiendo el sentimiento por la música.

Un poco de humor se marcaron haciendo referencia por su amor por la “cerveza y las chicas”, así que nos hicieron gritar “cerveza” a todos los presentes, tanto chicos como las chicas, y yo creo que lo hicimos lo mejor posible. El show continuaba con Marcial saliendo a escena con su camiseta roída de manera transgresiva para ofrecernos potentes y melódicos hits como “Al lado” y “Tu lugar”, donde nos recordaron el fin benéfico de este primer álbum, del gran parte va destinada a “La carrera de Álex”, un niño de 4 años, y que además pretende dar visibilidad a la PCI (Parálisis cerebral infantil).

Llegó el momento de que los chicos de Hortaleza trajeran su barrio a la misma sala con dos temas de una banda referente como son los Porretas, con sentido homenaje a Rober, y en el que les hubiera gustado contar con la presencia de Bode, pero por positivo en Covid no pudo acompañarlos en “Aún arde… Hortaleza” (su versión, con letra cambiada, de “Y aún arde Madrid”) y “Si nos dejáis”. En esa recta final nos hicieron sentirnos en un concierto como los de antes, bailando sin parar y sin poder evitarlo con estos potentes clásicos y el “Hay poco Rock & Roll” de los Platero.

Ya sólo quedaba su recientemente estrenado single “Dibujando corazones”, excluido de este álbum y que fue muy bien recibido en el éxtasis final junto con “Vamos muy bien” de Obús, donde invitaban a toda la banda Sin Asunto a compartir escenario con todos ellos, haciendo del final una auténtica fiesta.

La banda al completo al final del concierto

Gran parte de la redacción de La Heavy / MariskalRock pudo estar siendo testigo de primera mano del apoyo a nuevas bandas, como en este caso Haches, que con calidad ofrecen sus propuestas y nos hacen ser muy positivos dejando la escena rock en buenas manos. Al finalizar el evento fue un gesto muy grato poder ver en el escenario juntos a Juan Destroyer (Coordinador general de “La Heavy / MariskalRock”) acompañado por Mariano Muniesa (Rock Star) y Luis Viviant (Americas Rock), que repartieron regalos al público y lanzaron un buen mensaje para todos los allí presentes para seguir apoyando y apostando por la cultura y la música en directo. El fotógrafo Juan Carlos Cortijo “Corti-Rock” y un servidor estuvimos a pie de escenario muy orgullosos de poder contarlo para todos vosotros en esta gran casa del rock donde nos abrieron las puertas. ¡Hemos vuelto! Y esto no ha hecho nada más que empezar.

Redacción
Etiquetas: , , , , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

1 comentario

  • Juandie dice:

    Potente descarga en la Nazca Madrileña por parte de esta cada vez más grande y cojonuda banda como son HACHES presentando su nuevo y primer álbum de estudio ante sus paisanos y que tanto con temas propios de este primer álbum como con algunas versiones de históricas bandas de nuestro pais como por ejemplo PLATERO Y TÚ lo bordaron. Tampoco hay que olvidar la actuación de los teloneros SIN ASUNTO los cuales brindarón una cañera actuación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.