guadaña octubre
visita inesperada
lustrad
jmcp
evanora
medictum ok
el barbas
solos
pipo & travelin\
diamond dogs

Crónicas

Franck Carducci and The Fantastic Squad + Mr. Goliath + Indenakin: La respuesta del rock and roll

«En la filosofía lo importante son las preguntas porque la respuesta siempre está en el mismo sitio. En nuestro interior»

Sala Silikona, Madrid

Texto: Valle. Fotos: Juanvi Chica (Franck Carducci e Indenakin), Valle (Mr. Goliath)

La mayoría de las veces, la respuesta a tus problemas viene sola y disfrazada de casualidad porque, simplemente, estaba en ti. Todos tenemos una manzana de Newton a punto de caer y, aunque no lo sepamos, cada día nos bañamos en la misma bañera del "eureka" de Arquímedes. Era ya la cuarta vez que miraba en el cajón de la mesita de noche porque juraba que lo había guardado allí. Solo quedaban tres horas para mi viaje a París y me disponía, de nuevo, a buscar el billete de mi vuelo por toda la casa cuando, de repente, sonó un WhatsApp. Mi madre me deseaba una feliz estancia en la capital francesa y yo contesté con un escueto y rápido gracias. Pero... al guardar mi móvil en el bolsillo interior de mi cazadora, lo toqué. El billete estaba conmigo, ahí dentro. Sí, en la filosofía lo importante son las preguntas porque la respuesta siempre está en el mismo sitio. En nuestro interior.

Mr. Goliath

"The Answer" (la respuesta) fue la setentera, psicodélica y maravillosa canción con la que empezó el inolvidable concierto de Franck Carducci and The Fantastic Squad en la madrileña sala Silikona el pasado viernes 17 de diciembre. No obstante, antes de que esta gran banda nos revelara dónde está la respuesta, dos grupos cañeros con mucha proyección se encargaron de calentar el ambiente.

Mr. Golliath abría el espectáculo con su blues rabioso haciendo las delicias de todos los presentes. Un power trío setentero con influencias stoner y psicodélicas que con fuerza y dinamismo recorrió casi todo el repertorio de sus dos EPs y versionó el "Feel Good Hit Of The Summer" de Queens of the Stone Age. Pablo Kayadi, guitarrista, vocalista, compositor y líder de la banda, brilló con luz propia y se ganó el apelativo del Jimi Hendrix madrileño. Estuvo acompañado por unos contundentes Alvar García al bajo y a los coros y Rafa Santarén a la batería. Atentos porque, en breve, grabarán su primer larga duración y seguro que van a dar mucho que hablar.

Indenakin subía al escenario con muchas ganas de seguir alimentando el fuego. Algo más comerciales pero progresivos y alternativos, nos envolvían con un rock fusión de estilos como el funk, el blues o la psicodelia. En su ímpetu por agradar, creo que alargaron demasiado la parte instrumental de algunos temas. Sin embargo, demostraron de sobra ser una banda con un directo muy potente. Aunque parecía que iban a centrarse en su último LP, 'Corazones negros', terminaron con los dos temas más emblemáticos de su primer LP, 'El sótano del Gernika': "Empezó con un perdón" y "Mi día". Liderados por un gran Jorge Domingo García a la voz y a la guitarra, me encantó la base rítmica con Pelayo Gutiérrez al bajo y Fernando Martínez Torres a la batería. Además, Ángel Hernández supo dar el ambiente adecuado con los teclados.

Indenakin

Casi ninguno de los afortunados asistentes de la sala se imaginaba que, a continuación, Franck Carducci and The Fantastic Squad serían capaces de manipular el hipotálamo de nuestro cerebro para que fabricase una sobredosis de endorfinas. Con una cuidadísima y colorida imagen entre lo hippy, lo circense y lo extravagante, comenzaban con la mencionada "(Love is) the Answer" para, después, sobrecogernos en "Closer to Irreversible", de su segundo álbum, 'Torn Apart'.

Es muy difícil describir el cúmulo de estímulos visuales y musicales que seguían provocando, y con la canción "The Betrayal of Blue", la todoterreno Mary Reynaud (guitarrista, cantante, percusionista, bailarina y actriz) nos ilusionó con el theremin, un aparato con una antena que detecta los movimientos y, sin tocarlo, gracias a los campos magnéticos, reprodujo con el baile de sus manos y su cuerpo toda una serie de sonidos inquietantes y curiosos.

Carducci, que iba cambiando su guitarra-bajo de doble mástil por un bajo eléctrico normal, interpretó a la perfección una rotunda "Mr. Hyde and Dr. Jekyll" y una preciosa "A Brief Tale of Time" para, seguidamente, quedarse solo en las tablas y emocionarnos con una versión de Pink Floyd: la famosa "Wish You Were Here". Después, volvería a ser Mary Reynaud la que nos deleitara cantando "The Angel" mientras producía reflejos y líneas de color debido a que llevaba unos guantes que emitían rayos láser.

Franck Carducci and The Fantastic Squad

En su tema "Torn Apart", fue Cédric Selzer quien dio una magistral lección de cómo se tocan las teclas. Entonces, llegó la hora de "Alice's Eerie Dream", de su primer álbum, 'Oddity', donde la Reynaud interactuaba con Carducci y el resto de los músicos haciendo de Alicia, pero no en el país de las maravillas, sino en el barrio rojo de Ámsterdam. Todo este espectáculo acabaría épico cuando Barth Sky, el guitarrista que cualquier banda de rock mataría por tener, arrancaba con el impresionante solo que Slash de Guns N' Roses desarrolló para el hit "November Rain".

También, la talentosa baterista Léa Fernández destacaba con ritmos guerreros en la poderosa "Asylum" de su último LP, 'The Answer', que muestra el rock progresivo y setentero de la banda.

Franck Carducci and The Fantastic Squad pretendieron despedirse por todo lo alto con "Slave to Rock 'n' Roll", pero solo consiguieron encender más aún nuestro espíritu rockero y fortalecieron nuestra insistencia hasta que los vítores para que tocaran otra fueron ensordecedores. Ante esto, Carducci solo podía calmarnos. Nos pidió que nos acercáramos y, sin micrófono, solo con una guitarra clásica y junto a sus músicos, nos cantaron a capela con una bella armonía vocal "On the Road to Nowhere". Un original final en el que terminaron por enamorarnos y por sacar todo lo que llevábamos dentro. Como si, por azar, una canción fuese la solución de todas las dificultades. Entonces, me di cuenta de que, la mayoría de las veces, la respuesta a tus problemas viene sola y disfrazada de casualidad porque, simplemente, estaba en ti.

Etiquetas: , , ,

Categorizado en: ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.