john conde
reylobo
Gernika Fest
estereofitos
abogados del ritmo

Crónicas

El Drogas: Por muchos años más

«Nada de muletas con envoltorio de solos de guitarra o batería para que el jefe pueda descansar; intensidad de principio a fin»

13 junio 2021

Teatro Victoria Eugenia, Donostia

Texto: Aitor Zubizarreta. Fotos: Iñigo Malvido.

Con 40 años de andadura, El Drogas no baja el pistón ni la pasión, con descargas extensas, discos exigentes y letras reivindicativas y sociales nada acomodadas. En Donostia no defraudó en absoluto, demostrando que la pelea y la denuncia no entienden de edades.

A sus casi 62 veranos, Enrique Villarreal, El Drogas, está muy lejos de la decadencia como músico y persona. Como queriendo exprimir el tiempo o aprovechándolo al máximo, el último trabajo del navarro en estudio es un quíntuple álbum (y el anterior fue un triple), muy lejos por tanto de vivir de rentas y de no tener ideas para plasmarlas después en letras y canciones, de muchos tipos, además. Y en directo, por lo visto y escuchado este pasado domingo en Donostia, se mantiene en plena forma, con un show de dos horas de duración sin apenas tregua. Nada de muletas con envoltorio de solos de guitarra o batería para que el jefe pueda descansar; intensidad de principio a fin, con un set con bastante Barricada, pero basado en Txarrena y sus últimos discos propios.

Además, El Drogas, sin la dependencia de tocar el bajo (aunque se cuelga la guitarra puntualmente), ha mutado en gran frontman, potenciando muchísimo su variante teatral ya desde su elegante vestimenta, manejando los tiempos y el ritmo del show, interactuando con el público (palmas de todo tipo, coros, comentarios…) y en buena forma, manejándose con clase con el pie de micro.

En lo musical, Enrique mantiene inalterable su potente voz y en cuanto a su banda, Brigi, Txus y Flako llenan todos los recovecos, desde los matices blues, a la pegada más dura, pasando por el rock callejero del que El Drogas es maestro y leyenda.

En el Victoria Eugenia, con las 400 entradas disponibles agotadas desde muchas semanas atrás (como Rulo y La Contrabanda justo una semana antes, ya comentado aquí), sonaron redondos y equilibrados como grupo. Puestos a poner algún pero al concierto, quizá sería interesante cambiar algo los temas elegidos de Barri y obviar los más trillados y fiesteros como “Todos mirando” o incluso “En blanco y negro”, que es verdad que cerró bolo con el patio de butacas puesto en pie y ambiente de gala, pero seguramente hay otros temas menos sobados que también arrasarían.

Por lo demás, concierto para disfrutar, “En punto muerto” de salida, “Debajo de aquel árbol”, “Ya no anochece igual”, para un primer gran momento con “La hora del carnaval”. “Al salir la luz” resultó juguetona y “Sin lámpara” sonó inspirada y detallista. Otras nuevas como “La mala suerte” o “Ya podemos irnos” marcaron momentos brillantes del show, bien intercaladas por las clásicas “Animal caliente” y “Oveja negra”, concatenada esta por una brutal “La silla eléctrica”.

“Con ridículo sombrero” sirvió como homenaje y recuerdo al fallecido musico donostiarra Rafa Berrio y la versión de Alarma, “Frío” o “Cordones de mimbre” aguantaron bien el nivel, pese a la diferencia de ambientes. “Salvaje mirar”, “Víctima” y “Todos mirando” enfilaron hacia un bis triunfal con con todo el teatro cantando “No sé que hacer contigo”, “No hay tregua”, “Azulejo frío” y el alborotado agur con “En blanco y negro”.

Por muchos años más así de bien, Don Enrique.

Redacción
Etiquetas: , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

1 comentario

  • Juandie dice:

    Tanto con temas propios como con algunos clásicos de los históricos BARRICADA tanto EL DROGAS como el BRIGI y el resto de músicos de este buen grupo lo bordaron de nuevo en dicho teatro de San Sebastian.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.