bones factory 2
magictostadora
dragonfly
swimming in a pan
lady tattoo
zalez
soul teller
grimner
beyond dystopia
haches
javier rodriguez jimenez

Crónicas

Deep Purple: Clase y maestría de reyes

«La banda sigue su metamorfosis natural por el paso de los años, con discos donde lo instrumental va tomando cada vez más protagonismo, adaptándose sin perder calidad al estado de uno de los frontman más importantes de la historia del rock duro»

24 septiembre 2022

Icónica Sevilla Fest - Plaza de España, Sevilla

Texto: Silvia Black Panther. Fotos: Antonio Vázquez

Cinco años después, regresaban los históricos Deep Purple a nuestro país. Tras una jornada muy intensa, donde por la mañana la banda al completo inauguraba una placa en su honor en la llamada Via Musicorum, frente a la entrada del Teatro Romano de Mérida, y su posterior concierto dentro del Stone Music Festival, cerrarían con la esperada visita al Icónica Sevilla Fest, incluidos dentro de un cartel muy heterogéneo y representando a la música más dura y rockera.

Todos los conciertos se celebran en un enclave espectacular, la Plaza de España, un conjunto arquitectónico situado en El Parque de María Luisa, en pleno corazón de Sevilla, donde en 1914 colocaba la primera piedra el rey Alfonso XIII, y donde en este 2022 los auténticos reyes del hard rock pondrían su clase y maestría en este magnífico entorno.

Tras un espectáculo de luces y sonido que precede a cada show de este festival, sonaba la intro elegida por la banda británica para esta gira que retoman tras un par de meses de descanso, “Mars the Bringer of War”, del compositor inglés Gustav Holst, incluida en su suite orquestal “Los Planetas”, muy acorde con la temática de su último disco de temas propios, 'Whoosh!', mientras desaparecía de la pantalla principal del escenario la imagen con las caras de los cinco miembros actuales esculpidas en piedra como si del ‘Purple In Rock’ del 70 se tratara.

Entre aplausos, el quinteto protagonista de la noche tomaba posiciones en el escenario, reconocibles tan solo por sus siluetas: Roger Glover con su clásica bandana, Paice con su camiseta sin mangas y sus gafas preparado para darnos toda una clase maestra, Gillan todo un gentleman con camisa clara y desconozco si descalzo como en otras ocasiones, imposible desde mi distancia comprobarlo; Airey calentando sus manos tras el teclado, para inmediatamente arrancar a toda velocidad al ritmo del “Highway Star”, adornada con proyecciones espectaculares en la pantalla central.

La ausencia de los fotógrafos en el foso no permitió tomas ni primeros planos, ya que su trabajo se relegó a sacar las instantáneas desde la grada, situada a casi cuatrocientos metros del escenario bajo los cañones de luces, y es aquí donde me detengo para corroborar que en este país, en muchas ocasiones, se tiene un respeto omiso a los que realizan las tareas gráficas, para que el público pueda disfrutar de buenas imágenes en los diferentes medios de los músicos y artistas tras los conciertos, unos para revivir lo que fue y otros para que no tengan que imaginar lo acontecido sobre los escenarios. Tenía conocimiento de que en algunas ocasiones los reporteros gráficos ocupan un lugar cerca de la mesa de sonido, pero sin previo aviso ni material adecuado, no son las formas.

En Mérida no hubo problema en hacer los tres temas de rigor a pie de escenario, pero los que “organizan” el tema de prensa decidieron en esta ocasión ceder el foso a su fotógrafo y mandar al resto a tomar por culo... Los responsables, según “radio macuto”, la banda, de lo cual discrepo y me niego a creerlo, ya que me consta que en la mayoría de sus directos se han dejado fotografiar sin pega alguna.

Tras el brillante inicio continuaban con una de sus obras maestras, el ‘Machine Head’, interpretando otro de sus cortes, “Pictures of Home”. La voz de Gillan es el caballo de batalla en la actualidad de la banda, y poco a poco calentaba sus cuerdas y nos mostraba una de sus mejores versiones que se le recuerdan en los últimos años, rayando a un gran nivel.

¡Lógicamente, esperábamos algunos momentos dedicados a ‘Whoosh’! Su más reciente plástico, editado en 2020, apareció en su justa medida en este tramo inicial. “No Need to Shout” y “Nothing at All” darían paso a un homenaje emotivo al recordado teclista que tanta influencia ha tenido en la música y en el rock, el maestro Jon Lord, con ”Uncommon Man”.

Regresaban al ‘Machine Head’, siempre ha sido el disco más utilizado en sus directos, y tras 55 años de carrera no van a cambiarlo, con “Lazy”, donde los cambios de ritmo y los teclados de Don Airey jugueteaban con los sonidos de la guitarra de Simon McBride, como ya hicieran anteriormente los distintos hachas que han servido en los Purple.

Otro de los atractivos de esta nueva visita de los maestros era ver cómo funcionaba su última incorporación, ya como miembro oficial, anunciada el pasado 16 de septiembre. Todos los rockeros ya están al tanto de la marcha de Steve Morse para dedicarse al cuidado de su mujer enferma, y el sustituto ha sido un irlandés que toca la guitarra como Dios. Curiosamente, en 2017 estuvo en la Sala X de Sevilla presentando uno de sus trabajos en solitario, además ha colaborado como guitarra de acompañamiento con figuras como Satriani, Jeff Beck, Bonamassa y forma parte de los Sweet Savage de Vivian Campbell. Sin duda, su actuación fue sencillamente impresionante, rebosante de personalidad, sin necesidad de imitar y con la clase necesaria para ser el nuevo hacha de la Purpura Profunda.

Gillan nos despejaría las pocas dudas que quedaban con una sublime interpretación de la balada “When a Blind Man Cries”, que pondría el vello de punta a las alrededor de cuatro mil emocionadas almas que se daban cita en la noche sevillana. Sin dejarnos recuperar el aliento, nos dejaban otra delicatesen del disco del 93, “la batalla continua”, todo un lema del que ellos son un claro ejemplo, “Ania”, con pasajes casi progresivos de una banda que sigue su metamorfosis natural por el paso de los años, con discos donde lo instrumental va tomando cada vez más protagonismo, adaptándose sin perder calidad al estado de uno de los frontman más importantes de la historia del rock duro.

Durante la noche, cada músico tendría su momento de lucimiento personal, y los teclados con los sonidos hammond de Don Airey, con la bendición del recordado Jon Lord, son todo un sello personal de la formación británica a lo largo de su historia.

Se acercaba la recta final, y una autentica batería de las siempre llamadas joyas imperdibles pondrían el punto más caliente, “Perfec Strangers”, con todos cantando al unísono; “Space Truckin’” y con los más famosos riffs de guitarra de la historia interpretados por Simon dando paso al clásico de los clásicos, “Smoke on the Water” desatando la locura colectiva.

Tiempo para los bises con “Hush” de Joe South, su primer éxito en los inicios de la banda donde solo estaba Ian Paice, y que los suizos Gotthard también han hecho suya; y cerrarían otra cita histórica con el público andaluz con “Black Night”.

Tras el concierto, me encontré con algunas caras conocidas que no quisieron perderse la cita con Deep Purple en la capital hispalense, a los que pedí sus impresiones de lo vivido.

Pablo García (Warcry): “El concierto de Deep Purple en Sevilla fue de los que quedan grabados a fuego en la mente. Demostraron por qué el grupo, después de tantos años, sigue girando, y aunque los años pasen, el carisma y el buen hacer sigue intacto. Por otro lado, en el aspecto personal pude disfrutar del trabajo de uno de mis mejores amigos como técnico de monitores de una banda histórica, un privilegio inmenso. No me gustaría dejar de destacar la nueva incorporación, como guitarrista creo que Simon McBride encaja a la perfección en la banda, y eso no es fácil, porque aquí solo han tocado algunos de los mejores guitarristas de rock, como Ritchie Blackmore, Joe Satriani o Steve Morse. Espero poder disfrutar de ellos de nuevo muy pronto".

Antonio Dechent  (actor): “Te diré que me siento afortunado por haber asistido al concierto de Deep Purple. Nos dejaron una autentica lección de rock and roll. Al principio Gillan parecía que tenia algún problema de voz, pero se fue calentando y nos regaló un gran concierto, incluida esa pedazo de balada, “When a Man Blind Cries”. Lo único que me decepcionó fue el público: menos móvil y más baile, que esto es rock and roll”.

Larri  López, cantante de Katie King y Vándalus: “Si bien es cierto que ayer vimos un concierto muy especial, partiendo de la base de la edad de los músicos, fue casi un milagro. Eché en falta algunos temas, pero en general vi a los viejos en un estado de forma increíble, reinterpretando sus temas clásicos. Hay que destacar a Gillan, que estuvo mejor que últimamente, además sonriente y motivado. Ian Paice es un batería efectivo, impoluto y transmite... Glover siempre cumplidor, y Don Airey, el teclista, excelso, pese a que no tiene el carisma del mítico Jon Lord, hace que el sonido de la banda no se resienta, es imaginativo y original, aportando su personalidad”.

Hermanos Genil, de la banda Storm: “En primer lugar, decir que estuvieron bastante bien para la edad que tienen. La mezcla de sonido estuvo regular los primeros minutos, pero después el sonido fue bastante bueno. Para nosotros el mejor fue el teclista (Don Airey). Roger Glover y Paice, como siempre, muy bien en sus papeles; a Gillan la verdad es que ya se le notan los años, y bastante hace. En cuanto al nuevo guitarra, es muy bueno, buen sonido y sin parecerse a Blackmore. Los vi hace años en Mérida y allí sonaron mejor y más compactos, nosotros hemos tocado muchos temas de ellos y han sido una de nuestras influencias junto a los Beatles, Led Zeppelin, Jimi Hendrix, Black Sabbath...  En general, el concierto nos gusto mucho”.

Javi Ortega, guitarrista de Stingers: "Disfrutamos de un entorno único la pasada noche en la plaza de España con unas de esas bandas que simplemente cuando los ves en un escenario es irresistible emocionarse. Yo en particular defiendo el doble el trabajo de este tipo de banda que lleva más de 50 años haciéndonos disfrutar de lo lindo, tanto en sus discos como en directo. Hay que destacar el saber estar en el escenario de las tres piezas clásicas de esta banda: Gillian, Paice y Glover. Simon, el nuevo guitarrista, lo veo súper encajado en la banda, y parece un tipo súper sencillo; y Don Airey, puf... increíble para mi ver por fin a esta pieza clave del heavy rock mundial (detallazo el guiño que hizo del "Mr. Crowley" tocando sus primeras notas). En definitiva, una suerte tener citas como esta en Sevilla".

Hay que recordar que Deep Purple será cabeza de cartel en la segunda edición del gran festival Rock Imperium, que ya cuenta en su cartel con bandas como Helloween, H.E.A.T, Angel Witch, Tygers of Pan Tang, Leo Jiménez o Ciclón entre otros.

Etiquetas: , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

1 comentario

  • Juandie dice:

    Pedazo de resumen hacia el gran concierto que se marcaron una de las mejores y más grandes bandas de la historia del Rock como son DEEP PURPLE en la rockera ciudad de Sevilla a través de esos temazos inmortales de lo mejor de la historia del Rock junto con su último álbum de estudio el cual como siempre ha calao de puta madre por nuestro pais. No hay que olvidar la gran labor a la guitarra que hizo en esa noche hispalense Simon McBride el cual se ha asentado como el gran guitarrista que es. Ojala nos quede DEEP PURPLE por otros 10 años más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *