proyecto hatta

Crónicas

British Lion + Darktribe: El león ruge sin su doncella

«El león Steve Harris no teme caminar solo lejos de la doncella de hierro»

28 julio 2022

Sala Salamandra, Barcelona

Texto y fotos: Markceröck

British Lion

Un día antes de que Iron Maiden descargara sobre el escenario del Estadi Olimpic de Barcelona, Steve Harris se hacía con otro escenario de la ciudad acompañado por otros compañeros, los que siguen sus pasos bajo la bandera de British Lion.

Darktribe

Los encargados de abrir el espectáculo fueron el cuarteto galo Darktribe, que nunca olvidarán que su power metal melódico made in france les llevó un día a telonear al amo de la doncella de hierro. Salían a escena los hermanos Angello, y la primera en caer fue “Prism of Memory”, seguida de “Faith and Vision”, y los teclados techno del disco aderezados con doble pedal y las guitarras de “Under the Tree of Life”. Cerraron con “A Silent Curse” las dianas de su último larga duración, 'Voici l'homme', del 2020.

Las melodías rozando lo comercial de “My Last Odyssey” y “A Last Will" nos teletransportaron a su anterior trabajo, 'A Modern Age'. A medida que se iban acabando los cartuchos musicales ganaban en audiencia. “According To Darkness “ marcaría el ocaso del bautizo de los franceses en tierras ibéricas.

La noche ameritaba una devoción por ver al alter ego de Steve Harris, líder y fundador de los legendarios Iron Maiden, vendedores multiplatino tanto de discos como camisetas con la imagen del icónico Eddie. Un lujo ver a Harris rodeado de sus compañeros en esta aventura musical paralela a su banda madre.

La intro de la banda fetiche de mister Harris, UFO, sería el campanazo del Big Ben para su banda paralela, British Lion. Uno a uno toman posiciones en el escenario. La potente y casi progresiva “This Is My God” da el primer rugido de los leones británicos, de su debut homónimo de 2012, a cargo de las cuerdas vocales de Richard Taylor.

El hipnótico bajo del rey de las cuatro cuerdas va lanzando notas como un 4x4 directo al batería Simon Dawson, mientras el riff de “City of Angels” va decodificando su último disco, 'The Burning' (2020).

British Lion

El gemelo perdido de Nicko McBrain, el guitarrista Grahame Leslie, y David Hawkins a cargo de la otra viola Intercambiaban posiciones en el escenario con un Harris desatado, cantando cada verso de las composiciones y con el pie izquierdo encima de los monitores animando de aquí para allá a las legiones de nuevos fans de British Lion.

“Judas” le da el testigo a “Father Lucifer", combinando pasado y presente. “The Legend”, en la quietud de los primeros 30 segundos, se viene el in crescendo de los coros antes de caer en la calma para explotar una vez más en la sagrada comunión artista-público. “These are the Hands” fue otra pausa en clave power ballads de estos cuatros jinetes de una jauría estridente de las guitarras pesadas.

En la épica “Spitfire” voz y bajo se funden en un solo rayo para explotar al unísono con el resto del combo artístico, y su grito de guerra en forma de estribillo: “Look away, look away, away from the storm”, es coreados en primera fila por los más fanáticos. En ”The Chosen Ones”, otra presa de su primer disco, esta vez Richard Taylor se enfunda una guitarra acústica para darle más poder a la interpretación vocal, incitando a corear cada letra al respetable público presente en esta noche de heavy metal orientado al hard rock.

Los ataques del león sajón no daban descanso: “Land of the Perfect People”, “Bible Black" y “Us Again The World” embestían la sala a estas alturas a máxima capacidad. “Lightning” es sin duda la más escuchada en las plataformas de streaming y no falla en directo, la base de bajo no descansa y los malabares en el mástil nos recuerdan a la banda madre.

Bajan de velocidad con “A World Without Heaven”, cerrando una oportunidad única de ver al fundador de Maiden a menos de un metro de distancia. Los bises vinieron sin descanso. En “Last Chance” los seis minutos no fueron suficientes y nos regalaron una sudada “Eyes of the Young” a manera de himno de la hermandad del metal con un Harris emocionado y dándolo todo como si se le fuera el tiempo en ello. Un safari de emociones que tuvo su recompensa en sudor y lágrimas, pillando los trofeos correspondientes; baquetas, púas y muñequeras del leon Harris.

A Nicko McBrian no lo vi hasta salir del recinto abordando con la velocidad de la luz una furgoneta negra para escapar de la freakeada de fans y caza firmas, que ni se enteraron de la fugaz huída tras el concierto de su gran amigo y compañero de banda. Más tarde, Harris haría lo mismo, acompañado de dos retoños para cumplir con el mega concierto de Iron Maiden del viernes 29 de julio en el estadio olímpico de Barcelona.

Redacción
Etiquetas: , , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

1 comentario

  • Juandie dice:

    Cojonudo como extenso resumen hacia el gran concierto que se marcaron los BRITISH LION en una de la salas más emblemáticas de la ciudad condal presentando su último álbum a base del mejor Hard Rock y con un Steve Harris pletórico tanto de emoción como de maestria con su instrumento. Los BRITISH LION será una banda idónea para el BARCIA METAL FEST 2023 después de asistir hace dos dias a tan cojonudo festival Jienense.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.