malditeria
shalom
night dream
ezpalak
the baboon show
midnight road
mono inc.

Crónicas

Anthrax + Municipal Waste + Sworn Enemy: Eternos

«Anthrax es el puro ejemplo del género thrash metal, con grandes temas y energía a raudales, siendo capaz de hacerte vibrar en todo momento sin descanso. Son uno de los máximos exponentes de la escena mundial, y prueba de ello es que continúan al pie del cañón»

8 octubre 2022

Brixton Academy, Londres

Texto: Emilio Ortega. Fotos: Jesus Figueirido

Anthrax

Sábado tarde noche en Brixton, Londres, con ya la temperatura fresquita de otoño, pero que pronto subiría de grados centígrados como la espuma porque se presentía una noche verdaderamente apasionante y efervescente, de puro thrash metal, como hacía tiempo que no sucedía, ya que unos de los componentes de la liga de los grandes cuatro del género venía a tocar en el 02 Academy. Los muchos metaleros haciendo cola alrededor del recinto de casi cinco mil personas de capacidad servían como ejemplo de lo especial que era el esperado concierto de la gira del 40º aniversario de Anthrax, que llegaban con Municipal Waste y Sworn Enemy como teloneros.

Dicha liga de los cuatro máximos exponentes del thrash metal la integran Metallica, Megadeth, Slayer y los susodichos Anthrax, quienes tras anunciar que cancelaban la gira europea por problemas logísticos y financieros por el coste de la vida, como nos pasa a todo el mundo, sólo mantendrían la gira por tierras británicas con el consiguiente malestar de sus fans europeos, aunque no tenían prevista fecha en la tierra de piel de toro, privaban a los fieles fanáticos españoles de asistir a verlos. Una verdadera pena.

Tras tocar en siete ciudades del Reino Unido desembarcaban en Londres para finalizar dicha gira.  Después de su última visita a Europa de 2019, pandemia incluida, las huestes neoyorquinas asaltaban la madre patria para deleitarnos de nuevo.

Después de 32 años desde la última vez que presencié su concierto aquí en Londres, promocionando el álbum 'Persistence of Time' en 1990, les perdí la pista, pues tuve el placer (y percance) de conocer en persona al guitarrista y fundador del grupo, Scott Ian, en su otra cara no tan bonita, y desde entonces no fueron Anthrax santo de mi devoción, pero el transcurrir de tanto tiempo me permitía verlos de nuevo con la mente abierta y dispuesto a divertirme y dejar de lado mi resentimiento hacia él y su banda.

Para empezar a calentar el cotarro estaban los neoyorquinos Sworn Enemy, una mezcla de thrash y metalcore para abrir la velada donde tocaron un set de media hora con mucha agresividad y ritmo frenético, tema tras tema, de su repertorio de seis álbumes a sus espaldas. Con el cantante llevando la batuta, sin parar con su estilo gutural, y acompañados por el resto de la banda con una energía altísima, el recinto iba in crescendo en ebullición, con la complicidad de la gente que estaba haciendo un circle pit para moverse de lado a lado sin parar. Terminaron con su famoso "We Hate", que no necesita traducción, y representa lo que es la banda: puro hardcore punk crossover.

Sworn Enemy

Gran aperitivo para empezar, y tras un receso corto para preparar el escenario para el siguiente acto que enloquecería más a la gente, teníamos a Municipal Waste, banda americana, de Virginia, con siete discos a sus espaldas, el más reciente publicado este año, 'Electrified Brain'. Esta banda, catalogada como "Party thrash", promociona su frenético estilo junto con su set de 45 minutos para impregnar su sello de fiesta thrash brutal y sin respiro.

Su cantante, Tony Foresta, alecciona a la gente a moverse en la fosa para hacer mosh y crowdsurfing, y casi todos asienten para disfrutar y pasarlo bien mientras sonaban canción una tras otra de su set, desde la inicial "Demoralizer", siguiendo con "Unleash the Bastards", hasta llegar, en lo que mi opinión fue la más fuerte y contundente de todas, a "Sadistic Magician", con la que toda la banda logró subirlo al punto más álgido de la noche. Tocaron rápidos y cortos temas, que enlazaban entre de sí con mucha fuerza, sonido alto y cañero.

Municipal Waste

Finalizaron con los temas más habituales de ellos como "The Art of Partying" y "Born to Party", que nos demuestran de la pasta que están hechos, pura adrenalina a raudales, energéticos, poderosos, diversión y fiesta sin parar hasta la última nota. Gran colofón para dejarnos listos para el éxtasis final de los grandes maestros que quedaban por tocar: Anthrax.

De nuevo teníamos un receso de 20 minutos para que prepararan las tablas para el acto final. Se apagan las luces y hay una tela blanca que ocupa todo el escenario. Con la gente expectante, empieza una intro en la pantalla de casi seis minutos de gente famosa comentando lo que significa para ellos la banda neoyorquina, desde el actor Keanu Reeves o Lady Gaga, hasta músicos de la escena metálica y rockera como Dave Mustaine (Megadeth), Slash (Guns N' Roses), Corey Taylor (Slipknot), Gene Simmons (Kiss), Robert Trujillo (Metallica), K.K. Downing (KK's Priest) etc., un sinfín de personas y un mensaje: "Scream for us", "gritad para nosotros".

Anthrax

Acto seguido veíamos el reflejo de dos integrantes, guitarrista y bajista, por la tela transparente y de repente comenzaba la primera tralla, concretamente "Among the Living", tema homónimo de su tercer disco, para apabullar al personal, con su cantante, Joey Belladona, en plena forma, sin perder un ápice de su registro vocal, encauzando el tema a un ritmo frenético y conectando con el público con su micrófono para que siguiera al compás especialmente con el estribillo de la canción. Mientras, su hacha principal, Jonathan Donais, toca sus riffs imponentes a la vez que la base rítmica de la banda, con Charlie Benante en la batería siguiendo el ritmo sin sudar apenas, el bajista, Frank Bello, moviéndose por toda las tablas con su sonrisa simpatía habitual, y Scott Ian haciendo de las suyas, como siempre, moviéndose arriba y abajo como niño con zapatos nuevos y arengando al público.

Buen inicio de su actuación, que prosiguió con "Caught in a Mosh". Más de lo mismo, y todo el mundo al hoyo de vuelta para hacer círculo y hacer girar la rueda de "Headbanging" y "Mosh", con la gente levitando. Acto seguido nos presentan el tercer tema, contándonos que esto es una "Madhouse", y precisamente es lo que es, un loquero, completamente un manicomio, con un montón de gente vibrando y haciendo olas en el centro del recinto, enfrente del escenario, sin pausa, pero todos enloquecidos.

Scott Ian aprovecha para dirigirse a la gente y proclamar que estamos allí para divertirnos, y que esto es nada más y nada menos que una fiesta de metal, para introducir "Metal Thrashing Mad", con riffs electrizantes y rápidos, con Belladona erigiéndose con sus vocales agudas frente a los asistentes para que continuara la marcha.

Anthrax

El siguiente tema fue "Keep it in the Family", del álbum 'Persistence of Time', de 1990, que aunque sonó bastante bien y el respetable lo aguantó como pudo, fue un poco de respiro después del gran comienzo, ya que fue lo más flojo de la noche y, sinceramente, creo que ellos lo notaron, y pasaron rápidamente a la siguiente canción, que se encargó Belladona de incitarnos para cantarla. Era su famosa versión de Trust, "Antisocial", de su disco 'State of Euphoria' de 1988. Con este tema te enganchan de nuevo al redil como redención por el anterior, aún así se les perdona, y de vuelta Scott Ian coge el micro y nos cuenta la historia del próximo tema, el de un juez que también es el jurado y ejecutor para automáticamente todo el mundo al unísono gritar "I am the Law", y de golpe y porrazo la gente empieza a bailar y hacer olas que rompen en la orilla de las barreras del escenario, donde se ubica la gente de seguridad que se encarga del bienestar de quienes llegan a la orilla mientras la banda sigue a su ritmo atronador.

Las luces se apaciguan y suena el repicar de unas campanas para el tema "In the End" como tributo a Ronnie James Dio y Dimebag Darrell (Pantera), que trae el punto emotivo al concierto con el consentimiento del público. Una canción diferente a lo habitual de ellos, con pasajes oscuros pero templado, con fuerza controlada.

Anthrax

A continuación, el cantante nos relata que el siguiente tema es muy especial para él porque fue su primera aportación al grupo cuando se unió a ellos con el disco 'Spreading the Disease', de 1985. Suena la conocida "Medusa", gran ritmo y buenos riffs, con Belladona llevando la canción a buen puerto mientras sus integrantes se mueven de manera magistral sobre las tablas.

De nuevo al micrófono Scott Ian nos dice que la canción que viene tiene una palabra y dos sílabas, se trata de "Only" del disco 'Sound of White Noise', de 1993, que para mí de nuevo es un poco un bajón, pero que la banda la lleva con entereza hasta el final con el apoyo de la gente.

Para variar, Scott retoma el micro y nos comenta que estamos reunidos aquí sólo por una cosa, el heavy metal, y nos arenga para gritar "London, Bring the noise", e inmediatamente suena la versión que los unió a Public Enemy, "Bring the Noise", canción bien famosa con ritmo de hip hop del disco recopilatorio de 1991 'Attack of the Killers B's', y todo el mundo a botar otra vez al compás mientras Ian y Frank Bello comparten las vocales de la canción con diversión, y seguidamente empiezan a sonar las notas de otro temazo como "Indians", otra canción del 'Amongthe Living', que es el disco que más han tocado durante el concierto, con gran despliegue de la banda y un sonido arrebatador.

Anthrax

Estamos llegando al final del bolo y tocan otra canción favorita de su repertorio, "Got the Time", versión de Joe Jackson de 1990 incluida en 'Persistence of Time', y otra vez proclaman que no pare la fiesta y el público asiente con agrado para acabar con "Efilnikufesin (NFL)", tema escogido cómo cierre final de una noche mágica y potente.

Agradecimientos al público y hasta la próxima, que me imagino será antes de su 50 aniversario, al que sencillamente seguro que llegarán con esa fuerza todavía latente y presente en ellos, y que yo los pueda ver y así enterrar el hacha por mi parte, porque la vida son dos días.

Anthrax es el puro ejemplo del género thrash metal, con grandes temas y energía a raudales, siendo capaz de hacerte vibrar en todo momento sin descanso. Son uno de los máximos exponentes de la escena mundial, y prueba de ello es que continúan al pie del cañón en su quinta década como banda tal y como la vida misma. Eternos.

Etiquetas: , , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

7 comentarios

  • Ozo dice:

    Espectacular crónica henorabuena

  • Juandie dice:

    Cojonuda como extensa crónica hacia las cañeras descargas que se marcaron estas tres pedazos de bandas metaleras en especial la de unos históricos como son los neoyorkinos ANTHRAX a través de esos temas inmortales impregnados del mejor Thrash Metal en la Brixton Academy Londinense. Ojala dicha gira compartida pase por nuestro pais.

  • Daniel dice:

    Narración minuciosa, a la espera de más.

  • Faly dice:

    Me quedo flipado con toda esta crónica. Un 10 enhorabuena

  • Ricardo dice:

    Magnífica crónica sinceramente espectacular, ha sido muy extensa pero se te hace corta con todo detalles y anécdotas sobre el concierto. Ha habido momentos en el cual me parecía que estaba dentro oyéndolos y viéndolos ha tenido que ser espectacular.
    A ver si tenemos la suerte de que su gira pase por España y poder verlos,,, muchas gracias por la crónica y arriba el metal,,,,,,,,

  • Jhon Charlie dice:

    Crónica de diez, pero quería comentar que el grupo Anthrax se han quedado en los años 80 y nunca estarán a la altura de los Metallica.

  • Sergio dice:

    Empiezas a leer y terminas con las ganas infinitas de volver a vivir una experiencia como tal. Una muy buena crónica. Enhorabuena y a seguir !!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *