Madness 2
Hora Límite
Hysteria
natribu
nanowarofsteel
metal paradise
rivas rock

Crónicas

Crossfaith + Ocean Grove: Una verdadera locura

«Los japoneses nos dan las gracias por la acogida y proceden a salir del escenario. Pero nadie se mueve. El público se queda totalmente parado. Necesitamos más Crossfaith. Y no defraudan»

7 febrero 2020

Sala Caracol, Madrid

Texto: Daniel Bañera. Fotos: Daniel Claudín

Kenta Koie (Crossfaith)

Tras su último show bajo el estandarte del álbum ‘ExMachina’ en Nagoya (Japón) Crossfaith se presenta en nuestra capital como headline con un aplastante debut, colgando el cartel de Sold Out, para dar el pistoletazo de salida a la gira europea que han bautizado como “Sinchronicity Tour”.

La banda nipona se estaba haciendo de rogar. Tras la primera visita de Kenta Koie y los suyos a nuestro país en 2018, se puso el listón bastante alto, y no es para menos. Con más de diez años de enérgicos trabajos a sus espaldas, pudimos probar un poco de su fórmula en abierto, pero era necesario comprobar el potencial de este quinteto en sala y la Caracol ha sido el mejor lugar para poder hacerlo. Los fans lo sabían y por ello se podía ver a gente que no querían perderse la oportunidad de disfrutar del evento desde el mejor sitio posible empezando a hacer cola a las 12 del medio día.

Dale Tanner (Ocean Groove)

A pesar de tener dos bandas como invitadas en el cartel de la gira, para esta velada solo les acompañaban los australianos Ocean Grove, que trajeron a un público que no paraba de sorprenderse ante la mezcla experimentales sonidos y estilos. Fueron cuarenta minutos de show con toques de nu metal, electrónica y punkrock característicos de esta banda originaria de Melbourne. El cuarteto liderado por el excéntrico Dale Tanner, que no dudó en mostrarnos sus piernas bajo esa falda gótica y el tatuaje del muslo que dice “I love your mom”, supo hacer mover bien la cabeza de los espectadores de una sala que apenas se había llenado a la mitad a la hora de su puesta en escena. Un buen sonido y una iluminación escasa acompañaban a su último EP, que puso a más de uno a saltar con temas como “Sunny” o “Junkie$”, pero que no dejaba de ser un aperitivo ante el apetito del público por el plato fuerte de la noche.

A falta de un cuarto de hora para el inicio del show de los cabezas de cartel la sala ya estaba completa, llena de un fandom impaciente y expectante de ver lo que estos cinco chicos de Osaka tenían preparado para todos nosotros.

Crossfaith

Puntuales, a las 21:15 se ilumina poco a poco el escenario, mientras comienza a sonar un violín de un inesperado “System X”, la intro de su penúltimo álbum. Terufumi Tamano (teclista y dj) es el primero en salir, seguido del baterista Tatsuya Amano, Kazuki Takemura (guitarra) y el extravagante bajista Hiroiki Ikegawa. El público va gritando más y más hasta alcanzar el éxtasis durante la aparición en escena del vocalista Kenta Koie, armado con una enorme bandera que muestra su conocido emblema. El estandarte que clavan en la Caracol trae un claro mensaje: ellos son Crossfaith y no van a parar hasta hacer temblar toda la ciudad. Las seiscientas personas que ocupan la sala comienzan a saltar y a pegarse cuando la intro precede al segundo tema que comparte nombre con el álbum, “Xeno”, que arranca con un enorme pit.

Hiroiki Ikegawa (Crossfaith)

Con un sonido cerca del escenario muy destacable y una iluminación que lo acompañaba, los cabezas de cartel nos demostraron  que ‘Zion’,  el EP que les lanzó a la fama internacional, tiene siete años, pero no deja a nadie indiferente. Y como dos obuses nos lanzan “Monolith” y “Jaggerbomb”, dos demenciales temas que hacen estallar a un público que llevaba ese mismo tiempo deseando disfrutarlo en cerrado.

Tres canciones. Tres circle pit de media sala. Estos dan lo que prometen.

Tras “Make it move”, tema cuyo videoclip fue grabado durante su última gira europea y muestran localizaciones que nos son familiares como el Download de aquel 2018, comienza a sonar una electrónica con toques muy noventeros. “Endorphin” es el nuevo single de la banda, que vio la luz dos días atrás, y que a pesar de sorprender a los fans menos atentos no quitó que se recibiese entre saltos, empujones y cabezas agitándose al ritmo de esta mezcla, que es más ácida de lo que nos tienen acostumbrados.

“Freedom” es el tema que le sigue y continúan con “Omen”, la cover que les hizo saltar en YouTube a la fama internacional, con toda la sala coreando el ritmo del tema de Prodigy. Una descarga de energía brutal. El pogo es permanente durante todo el tema. Una verdadera locura.

Crossfaith

Al terminar su particular tributo a la banda británica comienzan a los chispazos que nos traen la pista de que se viene posiblemente el mejor tema del álbum ‘Apocalyze’, “Countdown to Hell”, cuando Ken Koie juntando y separando las palmas de sus manos nos confirma lo que todos estábamos esperando (y algunos necesitando): ¡un enorme wall of death! Tras el grito de “Fuck you!” los dos bandos se chocan dando inicio al tema más demencial de toda la noche.

Finalizada la única mención al álbum de 2013, los japoneses nos dan las gracias por la acogida y proceden a salir del escenario. Pero nadie se mueve. El público se queda totalmente parado. Necesitamos más Crossfaith. Y no defraudan. Tras tenernos unos minutos expectantes salen de nuevo con la intro “Deus Ex Machina” seguida del segundo tema del álbum, “Catastrophe”, y el local se vuelve a llenar de una energía que parece que no se agota. Todo el mundo se la sabe. Nadie puede estarse quieto.

Para sorpresa de muchos, la banda decide ponerle el broche al espectáculo con otro tema del ‘Zion’: “Leviathan”. Una opción más clásica que  vibrante que los temas anteriores, pero que no desagrada a un público que, coreando la canción, se despide de la banda tras agotar todas las entradas de esta primera parada de la gira europea. Ahora sí que sí, la despedida es inminente, no sin antes dedicarnos el vocalista unas palabras de agradecimiento y de recordatorio de que Madrid ya está en su lista. Cuando vuelvan por Europa van a volver a la ciudad.

Muchas gracias por visitarnos de esta manera, Crossfaith, nos habéis hecho disfrutar de una noche que los fans llevábamos esperando años y no vamos a olvidar con facilidad. ¡Nos vemos en la próxima!

Redacción
¡Síguenos!
Etiquetas: , , , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

1 comentario

  • Juandie says:

    Dignos conciertos por parte de estas dos bandas en tan emblemática sala madrileña y todo un honor que los nipones CROSSFAITH a través de su potente Metal los llevasen a nuestro pais porque calidad tienen de sobra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.