Madness 2
gusylosimpostores

Crónicas

Bunbury: Por encima de las Expectativas

«En la pista, en las gradas y los invitados en los palcos, todos están bailando y cantando. El tono se establece para el resto de la noche y la fiesta no baja ni un momento»

Koko, Londres, Inglaterra

Texto y fotos: Hughes Vanhoucke

Hace poco más de un año, Enrique Bunbury comenzó una gira mundial que lo llevó por casi toda España y bastantes ciudades de América Latina, 26 espectáculos en España, 22 en México y un puñado más entre Estados Unidos y Europa. En marzo del año que viene la gira se cerrará con seis espectáculos en los EE.UU., donde el aragonés ya estuvo en abril y mayo de este año.

MariskalRock tuvo planeando asistir a dos presentaciones durante la última semana de la gira europea de este último mes de 2018, pero desafortunadamente el show de Bruselas fue cancelado, aparentemente porque varios miembros de la banda se resfriaron después de un show en Ámsterdam. En la puerta de la sala en Bruselas encontramos a varias personas que habían venido incluso de fuera de las fronteras belgas, muy decepcionadas. Lo lamentable de esto es que se informó bastante tarde.

Basta de lamentos, para el show de clausura de la etapa europea de esta larga gira estuvieron todos en forma, o al menos lo parecían. El espectáculo de cierre tuvo lugar en Koko, en pleno centro del distrito de Camden en Londres, Inglaterra.

El pasado mes de mayo ya me impresionó el esplendor de la emblemática sala Roundhouse en Camden, un antiguo hangar de trenes transformado en centro de artes escénicas, donde se presentaron los grandes del rock. Koko no me impresiona menos, con la belleza de este teatro, que abrió sus puertas por primera vez en 1900, donde, entre otros, Charlie Chaplin fue invitado habitual hasta que el teatro se convirtió en cine en vísperas de la I Guerra Mundial.

A finales de los 70, Koko recibió, entre muchos otros artistas y bandas, a los Sex Pistols o The Rolling Stones, más tarde pasaron por aquí The Cure, Madonna o Coldplay. Y esta noche llegaba Enrique Bunbury para cerrar la gira europea del que ha sido galardonado como mejor disco de rock en los Grammy Latinos delante de cerca 1400 asistentes, casi exclusivamente hispanohablantes.

Apenas son las 8 de una fría tarde de diciembre cuando el zaragozano aparece en el escenario con sus acólitos de Los Santos Inocentes delante de una sala destartalada, vestido con un traje rojo de tres piezas y botas de cowboy.

Después de recibir la bienvenida de la asistencia, se le advierte a un fanático que clamorea “¡Héroes!”, que no lo haga otra vez más, sino podría ser echado “a la puta calle”, dixit el exlíder de Héroes del Silencio. Aun no era el momento y no es precisamente Bunbury enemigo de su pasado.

El primer cuarto del show está dedicado al último álbum del divo, ‘Expectativas’. Las tres primeras canciones del álbum con el éxito “La actitud correcta” en el medio, seguidas de un cuarto tema, “Parecemos tontos”, otro hit, otro single del último de Bunbury. Mientras tanto el público está ya bien caliente y con muchas ganas de montar una gran fiesta. Y yo, impresionado.

Continuamos con una serie de canciones seleccionadas de la larga carrera del aragonés, que recientemente se ha conmemorado con el lanzamiento de ‘Canciones 1987-2017’, incluyendo “El anzuelo” de ‘El viaje a ninguna parte’, el sencillo “Despierta” de ‘Palosanto’ y dos temas de ‘Hellville de Luxe’, nada menos que “El hombre delgado que no flaqueará jamás” y “Hay muy poca gente”. El repaso a la carrera de Bunbury se iba completando.

Es sobre todo cuando regresamos más de treinta años en el tiempo, primero con “Héroe de leyenda”, quizá el germen de todo, que la sala se muestra completamente fuera de control. Nadie se detiene, todos cantan, en la pista, en las gradas y los invitados en los palcos, todos están bailando y cantando. El tono se establece para el resto de la noche y la fiesta no baja ni un momento.

¿Qué pensabas? Canciones como “Mar adentro”, que recientemente han cumplido 30 años desde que vieron la luz en ‘El mar no cesa’; “Que tengas suertecita” y ese impresionante “El extranjero” del maravilloso y a menudo olvidado ‘Pequeño’ de 1999; La versión que popularizó Héroes de otro de los grupos que formaron la prolífica movida aragonesa como Más Birras, “Apuesta por el rock ‘n’ roll”; o uno de los clásicos populares del rock en español como “Maldito duende”, que cerraba el set regular después de una hora; no iban a faltar. El que gritaba “¡Héroes!” antes de tiempo acabaría contento. Y faltaba una más…

Las pintas británicas se vacían con entusiasmo en unos pocos sorbos, mientras que las damas realizan movimientos de baile en cualquier espacio donde hay sitio para moverse. Koko es territorio español esta noche y ni un británico iba a cambiar hoy algo aquí.

Después de una corta pausa, volvemos a ver a Bunbury & Los Santos Inocentes con una canción inspirada en su ex-novia italiana Benedetta Mazzini, “La chispa adecuada”, del adiós a los estudios de Héroes, ‘Avalancha’, seguida de la excelente “Lady Blue”, luego de la cual el artista desaparece otra vez detrás del telón.

La agradable velada termina con dos canciones de la carrera en solitario de Bunbury, “Más alto que nosotros solo el cielo” y el cierre clásico después de algo menos de una hora y media, “… Y al final”.

Se hace el silencio, una vez más, y nuestro héroe descansa ya hasta que lleguen las fechas de marzo en Estados Unidos tras ofrecernos otro repertorio en el que siempre echaremos de menos algunas canciones, pero es que son ya nueve discos en solitario más los tesoros de su banda anterior que vuelven a ser protagonistas. “Canciones…”

Etiquetas: , , , , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Hughes Vanhoucke

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.